JUBILACIONES

Moody’s ve "positiva" la nueva Unidad Previsional

“Poco probable” que aseguradoras vuelvan rápido a jubilación.

Jubilados: gobierno intenta que más aseguradoras paguen rentas vitalicias. Foto: Archivo
Jubilados: gobierno intenta que más aseguradoras paguen rentas vitalicias. Foto: Archivo

La creación de una nueva unidad de valor —la Unidad Previsional (UP)— atada a la evolución de los salarios, es "positiva" para el mercado previsional aunque "es poco probable que las aseguradoras privadas regresen inmediatamente a la industria" de pagar rentas vitalicias (por lo acumulado en la AFAP), señaló la calificadora de riesgo Moody’s en un informe al que accedió El País.

El pasado 4 de abril, el Poder Legislativo aprobó la creación de esta nueva unidad que tendrá cotización diaria y evolucionará según el Índice Medio de Salarios Nominales (el mismo que se utiliza para ajustar las jubilaciones en enero de cada año).

"La nueva unidad tiene como objetivo permitir que el gobierno uruguayo, y eventualmente empresas del sector privado, emitan bonos ajustados a salarios, lo cual proporcionaría una cobertura muy necesaria para los pasivos ajustados a salarios de las aseguradoras de pensiones, lo cual mejoraría su perfil crediticio", afirmó la calificadora.

"La falta de activos financieros ajustados a los salarios y el descalce de activos y pasivos que dicha situación genera llevaron a las aseguradoras privadas a abandonar el mercado de seguros de pensiones de Uruguay hace más de una década", recordó el informe.

El segmento previsional es el más grande del mercado de seguros de Uruguay, tanto en términos de primas como de reservas. "Las reservas totales de dicho segmento ascendían a US$ 2.300 millones a diciembre de 2017, y representaban casi el 60% de las reservas totales de la industria de seguros y el 4% del Producto Interno Bruto (PIB). Los fondos de pensiones privados mantienen US$ 15.900 millones, el 26% del PIB, los cuales eventualmente serán transferidos a las aseguradoras de pensiones", señaló.

Si se considera que los US$ 2.300 millones que las aseguradoras "mantienen en reservas crecerán significativamente en los próximos años a medida que se jubilen más trabajadores, para obtener una cobertura efectiva necesitarán cantidades considerables de valores ajustados a los salarios con diferentes plazos, lo cual es un desafío teniendo en cuenta el desarrollo relativamente bajo de los mercados de capitales locales", explicó. "Dada la demanda considerable de estos valores, principalmente por parte de las aseguradoras de pensiones y de los fondos de pensiones, será difícil para el gobierno emitir las cantidades requeridas de deuda, al menos inicialmente", agregó Moodys.

"Sin embargo, incluso si la emisión no es suficiente para permitir una cobertura completa, los bonos ajustados a los salarios permitirán al Banco de Seguros del Estado (BSE) y otras aseguradoras que tienen el negocio en run-off reducir sus descalces entre activos y pasivos", destacó el informe.

El año pasado, el BSE perdió US$ 65 millones en ese segmento (si bien a nivel general tuvo utilidades) por el descalce de monedas entre las rentas que paga (que ajustan por salarios) y los activos en que invierte (que ajustan por inflación).

"La creación de la nueva unidad, junto con otros cambios regulatorios en vigencia desde el 1° de enero (en tablas de mortalidad y tasas de descuento para calcular las rentas), tiene como objetivo mejorar la solidez financiera de la industria de seguros de pensiones, y atraer nuevas compañías a dicho segmento", indicó.

"Aunque dichos pasos son positivos, es poco probable que las aseguradoras privadas regresen inmediatamente a la industria. El principal obstáculo para los nuevos participantes sigue siendo el descalce entre activos y pasivos, y queda por verse si la nueva emisión de valores ajustados a salarios cubrirá las necesidades de las aseguradoras de pensiones", concluyó Moodys.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)