Empresas

Motociclo: empiezan a cerrar locales y sindicato está alerta

La empresa solicitó se liquiden activos; hay bienes embargados por deudas.

Motociclo. los locales tienen a la venta la poca mercadería que les queda, porque los proveedores les cortaron las ventas a la empresa. Foto: Fernando Ponzetto
locales: hoy tiene 23 en todo el país y el síndico definió que quedarán unos ocho desde octubre. Foto: Fernando Ponzetto

El juez a cargo del concurso de acreedores de la firma Motociclo decretó en las últimas horas la liquidación de los bienes de la compañía, en línea con lo solicitado por los propietarios de la empresa al realizar la presentación ante la Justicia.

Esta situación pone en alerta a los trabajadores, ya que si bien tienen prioridad para cobrar en el proceso judicial, el hecho que la mayoría de los locales de Motociclo estén embargados producto de las deudas bancarias complica el panorama.

El síndico designado para administrar la empresa, Gabriel Ferreira (de la Asociación Uruguaya de Peritos), informó a El País que se determinó que desde octubre Motociclo "va a cerrar unos cuantos locales" y continuará trabajando "con unos ocho" puntos de venta. En total en todo el país la firma cuenta hoy con 23 locales, donde trabajan 274 personas.

Ferreira explicó que "por el momento" no habrá despidos sino que se recortará la plantilla enviando personal al seguro de paro. "Vamos a dejar una estructura menor y analizaremos la continuidad de los trabajadores los meses posteriores", agregó.

El síndico mantuvo contactos con representantes del sindicato del comercio (Fuecys), que convocó para hoy a la tarde una asamblea donde los trabajadores analizarán los hechos y podrían definir alguna medida.

La pretensión del gremio es que el síndico otorgue "una garantía de que se cobrarán los haberes y créditos laborales", dijo a El País el dirigente de Fuecys, Carlos Baiz.

Hasta ahora, Motociclo no mantiene deudas con los trabajadores, ya que se abonaron los sueldos con el dinero que fue entrando en caja en los locales y también se pagaron (tras un reclamo del sindicato) los salarios vacacionales que correspondían. De acuerdo con los cálculos realizados por Fuecys, los despidos e indemnizaciones por el cierre de la empresa sumarían unos US$ 3 millones.

Baiz expresó la preocupación del sindicato porque "los locales que son propiedad de la empresa están embargados al ser la garantía (de los prestamos) con los bancos y la hipoteca (a favor de esas deudas) está en primer lugar que los trabajadores" para cobrar cuando se concrete la liquidación de los bienes.

Sin embargo, Ferreira dijo que existe "un stock de mercadería que somos optimistas que permitiría que los créditos laborales sean satisfechos" con las ventas que se concreten en los próximos meses.

Según el dirigente de Fuecys, hoy día "es casi nula la cantidad" de productos en stock y la única alternativa que observa para cobrar los despidos es comercializar varios contenedores de mercadería que permanecen en el puerto, pero para liberarlos se deben abonar impuestos y el valor del depósito.

De ahora en más el síndico designado por la Justicia cuenta con 90 días para "hacer un inventario" de los activos con que cuenta Motociclo, valuarlos y luego "sugerirle al juez la forma para venderlos: si es en bloque o por partes, y si se hace (con la empresa) en funcionamiento o cerrada".

Tal como informara El País días atrás, a fin de julio Motociclo tenía deuda vencida en pesos por el equivalente de US$ 4,3 millones con el Scotiabank, mientras que acumulaba un endeudamiento con el sistema bancario equivalente a US$ 22,2 millones por créditos en pesos y a US$ 15,2 millones por créditos en dólares. Esto da un total de US$ 37,4 millones de endeudamiento a fin de julio, del que el 88,5% estaba al día.

En tanto, la empresa vinculada Ciclocuotas S.A. (financia las compras en Motociclo) mantenía un endeudamiento en pesos por el equivalente a US$ 1,2 millones a fin de julio con el banco BBVA y estaba al día.

Fuecys venía advirtiendo desde hace tiempo sobre la difícil realidad de la compañía debido a atrasos salariales, emisión de cheques sin fondo que afectaron su relación con proveedores, y el cierre de tres sucursales en el interior y otra en Punta Carretas. Así se llegó hasta fines de agosto, cuando la compañía solicitó el concurso de acreedores, que la Justicia rechazó en dos oportunidades.

"La empresa está en situación absolutamente crítica. Hace dos meses no se despacha mercadería, se han cortado todos los proveedores de plaza. Fabián y Leonardo (Rozenblum, propietarios de Motociclo) han hecho todos los esfuerzos posibles para mantener esto a flote y hoy por hoy, parece inviable", explicó un gerente a un grupo de empleados el mes pasado.

En una instancia de mediación en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), Fabián Rozenblum (hijo de Leonardo) dijo —según la versión del sindicato— que Motociclo llegó a esta situación por "el mercado (menores ventas) y el tema de los inversores que vinieron a comprar y no lo terminaron haciendo, (lo que) fue desgastando la credibilidad de la firma". Pero Baiz sostuvo que es un argumento "ilógico" y adjudicó los problemas de la firma a una "mala gestión empresarial".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º