DEBERÁ PAGAR UNOS us$ 6,3:

Multan a millonario brasileño por uso de información privilegiada en Bolsa

La Comisión de Valores Mobiliarios, regulador del mercado bursátil brasileño, condenó al pago de una multa de 21 millones de reales (6,3 millones de dólares) al empresario Eike Batista, quien fuera el hombre más rico de Brasil, por el uso de información privilegiada en negociaciones en bolsa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eike Batista. Foto: Wikimedia

Batista, de 60 años y que llegó a ser el octavo hombre más rico del mundo según la revista Forbes, obtuvo enormes ganancias con negocios en la bolsa de Sao Paulo con las acciones de la constructora naval OSX, de la que era controlador, según la sanción divulgada este martes por el órgano regulador.

Por dos votos a favor y uno en contra, el colegiado de la CVM concluyó que el empresario se aprovechó de las informaciones privilegiadas de que disponía para sacarle provecho a la venta el 19 de abril de 2013 de 9,9 millones de reales (unos 3 millones de dólares) en acciones de OSX.
Batista vendió un gran volumen de acciones de la constructora naval de la que era controlador un mes antes de que la compañía, el 17 de mayo de 2013, divulgara un comunicado al mercado en que informó sobre alteraciones en su plan de negocios, con reducción de inversiones, por adversidades financieras.

El instructor del proceso en la Comisión, Henrique Machado, propuso una multa equivalente al doble del valor de las ganancias que el empresario obtuvo con la venta de los papeles antes de que sufrieran una fuerte caída, en lo que fue secundado por el presidente de la CVM, Leonardo Pereira.
La sanción también prohíbe a Batista actuar en los próximos cinco años en empresas con papeles negociados en bolsa.

Eike Batista, que también es juzgado por un caso de corrupción y lavado de dinero, fue beneficiado el mes pasado con un hábeas corpus que le permitió abandonar provisionalmente la prisión en que estaba recluido en Río de Janeiro.

El empresario responde a un juicio en el que es acusado de pagar hasta 16,5 millones de dólares en forma de soborno al gobernador de Río de Janeiro de 2007 a 2014, Sérgio Cabral, ya condenado por corrupción, para adjudicarse contratos públicos.

Batista fue detenido en enero pasado al desembarcar en Río de Janeiro en un vuelo procedente de Nueva York.

El magnate acumuló hasta 2010 una fortuna estimada entonces en unos 30.000 millones de dólares con negocios de minería, petróleo y materias primas que se extendieron por varios países latinoamericanos.
Hace unos años, el imperio se vino abajo por la mala gestión y la crisis internacional del crudo y las materias primas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)