ROTULADO

La norma que defiende hasta Diego Forlán, será postergada hasta 2021

En las últimas semanas han surgido distintas voces que se manifestaron en favor del etiquetado frontal de alimentos, medida que el gobierno posterga.

Etiquetado de alimentos en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour
Etiquetado de alimentos en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour

“El sobrepeso y la obesidad infantil creció muchísimo en los últimos años en Uruguay. Hoy, gracias al etiquetado frontal de alimentos, podemos darles a nuestros hijos una alimentación más saludable”, escribió el jueves en Twitter el director técnico de Peñarol, Diego Forlán, junto a un vídeo de una campaña de Unicef (del que es embajador para Uruguay). Sin embargo, el Poder Ejecutivo tiene decidido aplazar la vigencia de la normativa que obliga al etiquetado de alimentos con exceso de sodio, grasas y azúcares para 2021, según confirmó El País.

La decisión se hará pública en los próximos días, porque si bien ya está redactado el decreto que prorroga su aplicación el gobierno aguarda realizar algunos contactos para hacerlo oficial. El etiquetado obligatorio es una medida que impulsó la administración anterior del Frente Amplio y debía entrar en vigencia el 1º de marzo, pero ya había sido postergada por 120 días.

Ese plazo culmina el mes próximo y se formó una comisión interministerial para evaluar el tema. Los distintos ministerios elevaron sus informes a Presidencia, que ahora debe tomar una decisión, que será aplazar la entrada en práctica de la normativa para buscar que haya un alineamiento respecto al etiquetado en el Mercosur.

Según informó El Observador a fines de mayo, el Ministerio de Salud Pública quedó solo en la defensa de aplicar la normativa cuando venza la postergación. Del otro lado, cuatro carteras respaldaron aplazar el etiquetado: Cancillería, Industria, Educación y Economía.

La intención de alinear las normas locales a las del Mercosur ya había surgido como un reclamo de la industria cuando se discutió el tema en el gobierno pasado. Uruguay optó por seguir el modelo chileno -octógonos que advierten sobre el exceso de sodio, grasas y azúcares- mientras que el bloque regional busca armonizar un etiquetado estilo semáforo -distintos niveles de advertencia-.

Hace dos semanas El País dio cuenta de una reunión de un subgrupo de trabajo del Mercosur sobre normas técnicas, donde se abordó el rotulado de alimentos. El representante de la industria local que participó de esa instancia, defendió que se “consensúe” a nivel del bloque regional un etiquetado común.

En las últimas semanas hubo varios pronunciamientos en torno al tema del etiquetado: la frenteamplista Cristina Lustemberg (exsubsecretaria de Salud) elevó un pedido de informes y reclamó aplicar la normativa; lo mismo hizo la oficina en Uruguay de la FAO y el Sindicato Médico (SMU). En febrero El País informó que Uruguay había recibido cinco planteos respecto al etiquetado en el Comité de Obstáculos Técnicos al Comercio de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados