OCDE

La normativa de impuestos a nivel mundial será revisada para evitar otra "guerra comercial"

Se revisará la normativa de impuestos por parte de 137 países del mundo para evitar llegar a una "guerra comercial" ante casos como los de Amazon, Google y Facebook.

Google. Foto: AFP
Google: la empresa se ubica en países de baja tributación. Foto: AFP

Las desactualizadas normas impositivas transfronterizas serán reescritas después de que 137 estados intentaron esta semana evitar una nueva guerra comercial por la multiplicación global de los gravámenes sobre los servicios digitales.

Amazon, Facebook y Google han forzado las reglas existentes hasta el punto de una ruptura, ya que los gigantes tecnológicos pueden asegurar ganancias en países con bajos impuestos, como Irlanda, sin importar dónde se encuentren sus clientes.

Autoridades gubernamentales acordaron en una reunión en París negociar nuevas directrices sobre dónde deberían pagarse los impuestos y qué parte de las ganancias tendrían que gravarse cuando las grandes empresas digitales, y otras firmas orientadas al consumidor, no tienen presencia física en el mercado, dijo la Organización para la Cooperación Económica (OCDE).

Un número creciente de países está preparando impuestos digitales a nivel nacional en ausencia de una nueva redacción de las normas, a pesar de la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles porque considera que tales gravámenes son discriminatorios contra las tecnológicas estadounidenses. En el caso de Uruguay, parte de esta disputa se laudó con el cobro de impuestos a empresas como Uber, Netflix y Airbnb.

Las autoridades fiscales tienen solo pocos meses para hablar antes de la fecha límite de principios de julio que establecieron para lograr un acuerdo sobre complejos parámetros técnicos. Su meta es alcanzar un pacto total a fines de 2020.

PASCAL SAINT-AMANS
Pascal Saint-Amans el jefe de política fiscal de la OCDE e intenta coordinar una nueva normativa tributaria.

“Se está avanzando rápidamente porque lo que está en juego es una guerra comercial a gran escala”, dijo a periodistas en París el jefe de política fiscal de la OCDE, Pascal Saint-Amans.

París y Washington acordaron una frágil tregua la semana pasada para dejar de lado hasta fin de año una disputa sobre los impuestos digitales aplicados por Francia, con el propósito de dar tiempo a que se redacten las nuevas normas fiscales internacionales.

Es probable que una de las negociaciones más intrincadas que se darán en los próximos meses se refiera a una propuesta de Estados Unidos para que se permita a las empresas elegir si se someten a las normas existentes o a los acuerdos futuros.

Los países deberán acordar umbrales de rentabilidad específicos, otorgando a los gobiernos derechos para imponer impuestos a las multinacionales.

Facebook
Facebook es otra de las multinacionales que se beneficia de la falta de coordinación impositiva.

Pero a algunas naciones en desarrollo les preocupa que este umbral se adapte a los países desarrollados y también les inquieta una propuesta sobre un mecanismo vinculante de resolución de disputas.

Los gobiernos acordaron en París que las nuevas reglas se aplicarían no solo a empresas de servicios digitales como motores de búsqueda, plataformas de redes sociales o servicios de computación en nube, sino también a firmas más tradicionales que venden directamente a los consumidores finales.

[EN BASE A REUTERS]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados