INDUSTRIA CORTÓ RACHA NEGATIVA

El núcleo de la industria vuelve a crecer tras 6 meses

La expansión es “moderada” y aun así es un dato “positivo”, evaluó el Cinve.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El buen desempeño del sector en febrero impulsó al rubro alimentos y bebidas. Foto: Archivo El País

La actividad del núcleo industrial (excluida la producción de las plantas de Ancap, UPM, Montes del Plata y Pepsi) creció en febrero y cortó así una racha negativa de seis meses. A su vez, la producción de la industria excluyendo solamente la refinería también mostró un aumento en el segundo mes del año.

Según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la actividad de la industria manufacturera sin considerar la refinería de La Teja, se incrementó 2,17% interanual en febrero, cortando una racha de cuatro descensos consecutivos y siendo el mayor valor de este guarismo desde julio del año pasado. Los rubros con mayor incidencia positiva fueron Alimentos y Bebidas con un 1,05 punto porcentual, Papel y Productos de Papel con 0,86 e Instrumentos Médicos, Ópticos y de Precisión con 0,82.

A su vez, en los primeros dos meses del año la industria acumula una caída de 1,3% que contrasta con el incremento de 7% verificado en los primeros dos meses de 2015.

Por su parte, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) señaló que si además de la refinería de Ancap se excluye también la producción de las pasteras UPM y Montes del Plata y la de concentrados de Pepsi en zona franca, la variación de la actividad industrial registró un crecimiento de 1,6% respecto a febrero de 2015.

De esa manera, cortó una racha negativa de seis meses. El último mes con registro positivo había sido julio del año pasado con 0,7%. Después y desde agosto consecutivamente, las caídas habían sido de 9,6%, 6,8%, 7,2%, 4,9%, 7,7% y 10%.

El Cinve sostuvo que "si bien la tasa de crecimiento es moderada, de todos modos constituye una noticia positiva, considerando la delicada situación del núcleo industrial en los meses anteriores".

Añadió que la evolución tendencial —que al aislar elementos de carácter irregular y estacional, brinda señales más estables del crecimiento— indica cierto repunte de la industria en el mes de febrero.

"Así, la variación de la tendencia tanto de la industria sin refinería como del núcleo industrial fue positiva en febrero, registrando incrementos de 0,3% y 0,7% respectivamente. Estas variaciones indican que el nivel de actividad industrial muestra cierto crecimiento más allá de eventos coyunturales", sostuvo la consultora.

Sin embargo, este crecimiento de la producción industrial no se refleja a nivel de indicadores laborales, ya que tanto el Índice de Personal Ocupado (IPO) como el Índice de Horas Trabajadas (IHT) continúan deteriorándose en la comparación interanual (ver aparte).

Igualmente, el aumento de la producción en el mes fue observado con cautela por algunos analistas.

El economista de Oikos, Pablo Moya indicó a El País que el dato positivo mensual contrasta con la previsión para el resto del año.

"La perspectiva para la industria es casi de estancamiento. Si hay crecimiento sería muy bajo. El efecto (de puesta en marcha de) Montes del Plata ya pasó. Por eso, incluso, no me sorprendería que la industria cerrara el año con una caída de la producción", sostuvo Moya.

Recordó que el último año en que se registró una baja de la actividad en promedio fue en 2009. Luego y hasta el año pasado el dato anual cerró con números positivos, aunque bajos.

Otros sectores.

El informe de Cinve señaló que las industrias de comercio intra-rama mostraron un incremento de 4% respecto a igual mes del año anterior, una tasa mayor a la registrada en enero, a pesar de una desaceleración en las ramas más importantes.

La rama que incluye la actividad de Pepsi en zona franca, que se había destacado en los últimos meses por su elevado dinamismo, verificó en febrero un virtual estancamiento, con un crecimiento de tan solo 0,2%.

En otro orden, la que agrupa la actividad de UPM y Montes del Plata registró un crecimiento de 6,3%, un aumento significativo pero lejano a las tasas registradas en el primer semestre de 2015.

El Cinve explicó que "al descontar el efecto de estas dos ramas de gran peso, observamos que el resto de las ramas de la agrupación experimentaron un crecimiento conjunto de 5,1%, un dato sorpresivamente positivo teniendo en cuenta que estas ramas venían registrando tasas negativas los últimos seis meses". Ese crecimiento fue particularmente influido por las industrias básicas de hierro, acero y metales no ferrosos, que registró un aumento interanual de 14%.

A su vez, las industrias sustitutivas de importación registraron en febrero un crecimiento de 1,3% en términos interanuales. La consultora informó que al interior de la agrupación sobresalieron por su incidencia negativa la fabricación de productos de plástico (-15,7%) y la fabricación de vehículos automotores (- 80,3%). De forma inversa, la fabricación de aparatos e instrumentos médicos continuó creciendo (+96,6%) luego del crecimiento de 83% registrado en 2015.

En tanto, las industrias exportadoras también mostraron un crecimiento mayor al esperado en febrero (+6,6%), después de seis meses de caídas interanuales.

Ese aumento se explicó principalmente por el buen desempeño de los molinos arroceros y los frigoríficos.

En el primer caso, la producción fue 77,2% mayor en febrero que en igual mes el año anterior, mientras que en el segundo el crecimiento fue de 10,6%, en línea con el dinamismo registrado los dos meses anteriores.

Sin mejora en otros índices.

El informe del INE expresó que el Índice de Horas Trabajadas (IHT) —sin incluir a la refinería de La Teja— registró un nuevo descenso de 5% en febrero respecto al mismo mes del año pasado y de esa manera lleva 17 meses ininterrumpidos de caídas en la comparación interanual. Como consecuencia directa del incremento de la producción industrial de 2,17% interanual y de la caída de 5% del IHT, el indicador de productividad que refleja el volumen físico de producción por cantidad de horas trabajadas, verificó un fuerte aumento de 7,6%. El economista de Oikos, Pablo Moya indicó que la caída de las horas trabajadas es la que marca "la situación general de las industrias donde se siguen destruyendo puestos de trabajo. En ese índice es donde más pega la baja de actividad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)