INFORME 

Nuevo gobierno deberá "atacar" las "restricciones a la competitividad", según CNCS

Además, la nueva administración tendrá que corregir "los principales desequilibrios macroeconómicos que enfrenta el país", según un informe de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios. 

Foto: El País
El contexto actual de Estados Unidos y China afecta a Uruguay. Foto: El País

El nuevo gobierno debe “atacar de forma determinante y efectiva las restricciones a la competitividad” y corregir “los principales desequilibrios macroeconómicos que enfrenta el país”, expresa la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (CNCS) en un informe. Esta sería la forma de generar un “entorno de negocios que genere confianza” y que “mejore las expectativas de los agentes económicos”, agrega.

Además, concluye que hay un “contexto extraregional y regional adverso para Uruguay” por la situación económica de Argentina y Brasil. A su vez, dice que, aunque hay un pronóstico “optimista” sobre la transición política y económica de Argentina, no llegarán “buenas noticias” en especial para el sector Comercio y Servicios. 

En la misma línea, el estudio destaca que también complejizan el contexto del país el estado de los focos económicos del mundo como Estados Unidos, China y la Unión Europea.

El desafío de la competitividad es la “principal preocupación para la economía local”, explica el informe. “Uruguay continúa estando caro en dólares en relación a sus principales socios comerciales, a lo que se suman posibles abaratamientos relativos adicionales de la economía argentina bajo un contexto de caída en sus niveles de actividad”, agrega.

La Cámara también hace referencia a que hay otros factores fuera de los precios que influyen “en la productividad de las actividades económicas y por lo tanto en los niveles de competitividad del país”.

La CNCS destaca que en la última edición del Índice de Competitividad Global 2019-2020 del Foro Económico Mundial Uruguay está en el puesto 54 de 141 países. “Es decir, mantiene respecto a las ediciones anteriores su lugar ‘a mitad de tabla’ en relación a su entorno macroeconómico y microeconómico, los cuales condicionan su nivel de productividad y por lo tanto su capacidad de desarrollo económico sostenible en el tiempo”, agrega.

Otro de los indicadores internacionales que se destaca es el Doing Business 2020 del Banco Mundial. En este Uruguay se posicionó en el puesto 101 de 190 (cayó seis posiciones con respecto al anterior). “Las principales restricciones que enfrenta el país están asociadas a la protección de inversores minoritas (posición 153), obtención de permisos para la construcción (posición 151) y comercio transfronterizo (posición 150)”, explica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error