DETALLES

El nuevo plan financiero del gobierno: créditos con organismos, cambio de moneda en préstamos y emisiones

La Unidad de Gestión de Deuda del MEF señaló que “las necesidades totales de fondeo para 2020 se proyectan en unos US$ 4.649 millones”.

MEF: prevé que el déficit fiscal suba y termina 2016 en 4,3% del PBI. Foto: Darwin Borrelli
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Archivo El País.

La Unidad de Gestión de Deuda (UGD) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) detalló el plan de financiamiento de este año, con gastos que se verán incrementados por los efectos económicos del coronavirus.

En su reporte trimestral publicado ayer, la UGD señaló que “las necesidades totales de fondeo para 2020 se proyectan en unos US$ 4.649 millones”.

De ese total, “el 68% corresponde a servicio de deuda (pago de amortizaciones e intereses)”, agregó y puntualizó que de la deuda a amortizar en 2020 “casi 80% está denominada en moneda local y en manos de residentes, lo cual mitiga la exposición de corto plazo a una depreciación del tipo de cambio (suba del dólar) y la volatilidad de los mercados financieros globales”.

La emisión total de bonos (en mercados internacionales y doméstico) se estima en US$ 3.750 millones en el año. Entre enero y abril, el gobierno ha emitido deuda en moneda local por el equivalente aproximado a US$ 1.284 millones. Así quedarían unos US$ 2.466 millones por emitir. “Si bien se ha priorizado hasta el momento los desembolsos con organismos multilaterales” el gobierno “no descarta acceder al mercado internacional de bonos en el corto plazo”. De hecho, el gobierno explora una emisión de deuda en yenes, adelantó El País semanas atrás.

Los desembolsos de líneas de crédito con organismos multilaterales se estiman en US$ 1.520 millones en el año, “significativamente mayor a lo desembolsado en años anteriores”, dijo el informe.

Es que “a raíz de la volatilidad financiera causada por la pandemia” del coronavirus a nivel mundial, el gobierno “recurrió a créditos con organismos multilaterales” contingentes (ya estaban aprobados desde hace varios años, se paga una comisión anual por tenerlos allí y el país resuelve cuando lo desembolsa). Eso se utilizó “para apuntalar las reservas de liquidez, y enfrentar así necesidades presupuestales imprevistas”, indicó el MEF.

Entre marzo y abril, se “activaron rápidamente líneas de crédito contingente ya disponibles con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 801 millones”, y se accedió a un nuevo préstamo con el BID por US$ 250 millones.

Además, “el gobierno tendrá para desembolsar US$ 400 millones con la CAF, bajo su nueva facilidad de financiamiento para responder a la emergencia sanitaria” y obtuvo US$ 15 millones de Fonplata, expresó y agregó que buscará negociar “líneas de crédito adicionales con instituciones multilaterales (BID, Banco Mundial, CAF, Fonplata y Banco Europeo de Inversiones)”.

Por último, “el gobierno re-denominó” con el apoyo del BID, créditos con ese organismo por US$ 861 millones, entres monedas distintas: Unidades Indexadas por US$ 60 millones, francos suizos por US$ 250 millones (estas dos por primera vez) y yenes por US$ 551 millones. Eso le ayuda a mitigar riesgos de moneda y tasa de interés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados