CPA FERRERE

"Nuevos esfuerzos fiscales" si metas se mantienen

CPA Ferrere dice que serán necesarios si no hay modificaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alfonso Capurro. Foto: Archivo El País

La economía uruguaya tuvo un desempeño mejor al que se había anticipado el año pasado. De todas maneras, varios desafíos asoman en su horizonte.

Los países de la región se empezarán a recuperar, no obstante lo cual los efectos de este fenómeno sobre Uruguay se comenzarán a ver sobre 2018. La proyección a este momento es que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se expanda 1,2% al término de 2017 y 2% en 2018.

Estos son algunos de los puntos que tocó la presentación "Perspectivas 2017: los riesgos fiscales y el desafío de revertir la caída del dólar", que brindaron ayer los economistas Gabriel Oddone y Alfonso Capurro (socio de CPA Ferrere y gerente senior del Departamento de Economía de la misma firma, respectivamente.)

Los expertos también señalaron que el balance fiscal es "mejor al previsto", pero que de todas maneras el "desequilibrio persiste". El rojo de las cuentas públicas cerró 2016 en 4% del PIB, el peor registro en 27 años.

En esta línea, sostuvieron que a pesar de que el contexto macroeconómico es más favorable que tiempo atrás, no hay espacio fiscal.

Así, la presentación de los economistas asegura que no se podrá cumplir con las metas fiscales que el gobierno delineó en la última Rendicion de Cuentas. Añadieron que serán necesarios "nuevos esfuerzos fiscales" si las metas de la última Rendición de Cuentas se mantienen.

Asimismo apuntaron en su presentación que las metas fiscales del Poder Ejecutivo son "insuficientes para estabilizar" la relación deuda/PIB. De hecho, este elemento fue identificado como "la principal fuente de vulnerabilidad macroeconómica".

En relación a la inflación, la presentación marcó que ingresaría de manera "transitoria" en el rango meta (entre 3% y 7%). La última medición en febrero fue de 7,09%.

El trabajo de CPA Ferrere también subraya que el resultado que obtuvieron el año pasado las empresas públicas —a las que el Poder Ejecutivo obligó a ajustarse el cinturón— "defendió" el grado inversor, pero golpeó la competitividad del país "Uruguay se mantiene caro respecto al resto del mundo, pero la región amortigua", se agrega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)