Aduce que no tiene dinero cuando había prometido

OAS no paga despido a ochenta administrativos de la regasificadora

A los 700 trabajadores de la construcción que se quedaron sin trabajo en las obras de la regasificadora luego de diferencias técnicas entre GNLS (consorcio local conformado por GDF-Suez y la japonesa Marubeni, encargado de poner en funcionamiento el proyecto) y la constructora brasileña OAS, se le suman 80 empleados administrativos que también fueron cesados sin recibir el pago del despido hasta el momento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La obra está detenida desde el 27 de febrero. Foto: El País

Una de las trabajadoras, Isabel Fernández, dijo a El País que ese grupo de trabajadores cumplió funciones administrativas hasta el martes 24 de marzo pasado. Sin embargo, GNLS le había rescindido el contrato a OAS una semana antes (el martes 17), pero la constructora no se lo comunicó a los trabajadores.

Los problemas visibles en la construcción de la planta habían comenzado en febrero cuando la constructora decidió enviar al seguro de paro a 150 trabajadores de la construcción, lo que motivó un paro con ocupación del Sunca en las obras.

A pesar de la medida sindical, los 80 administrativos continuaron cumpliendo funciones. A fines de marzo, luego de la rescisión del contrato, los trabajadores cobraron lo que les correspondía hasta el jueves 24 y llegaron a un acuerdo voluntario con OAS para presentarse en el Ministerio de Trabajo y calcular sus despidos.

Luego de ello, la constructora brasileña les abonaría lo que les correspondía legalmente. Pero, hubo un hecho que molestó a los empleados. Paralelamente, OAS preparaba una presentación a concurso preventivo ante la Justicia. "Nos sentimos engañados porque nos hicieron firmar acuerdos voluntarios antes del concurso", dijo Fernández.

En un comunicado, luego de esa presentación, OAS señaló que "hemos cumplido como lo hemos hecho sistemáticamente a lo largo de siete años de existencia en Uruguay, con todas nuestras obligaciones salariales y asumimos compromisos que pretendemos honrar en el plano de los salarios, sueldos y costos sociales derivados de la actual situación frente a los trabajadores y ante los organismos correspondientes".

Sin embargo, en los últimos días, grupos de empleados se han presentado en el Ministerio de Trabajo para cobrar sus despidos. Y en esas oportunidades, asesores jurídicos de OAS transmiten en la cartera que la empresa no tiene recursos económicos para hacerle frente a los despidos. "En mi caso tengo derecho al seguro de paro, pero otros trabajadores no y a lo único que pueden acceder es al despido por el término de la obra", señaló Fernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)