INVERSIÓN

La obra que da inicio a una “verdadera transformación” que es “clave en el proyecto país”

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber se refirió así a la obra del puerto pesquero Capurro, cuyos avances recorrió ayer.

El ministro de Transporte Luis Alberto Heber y autoridades de la ANP recorrieron obras ayer. Foto: @MTOPUY
El ministro de Transporte Luis Alberto Heber y autoridades de la ANP recorrieron obras ayer. Foto: @MTOPUY

Uruguay apostará por aumentar sus exportaciones de pescado mediante la construcción de una nueva terminal pesquera en el puerto de Montevideo que implicará una inversión de US$ 90 millones y buscará posicionar su competitividad a nivel regional.

Así lo aseguró ayer en diálogo con la prensa durante una visita técnica a las obras en el Puerto Capurro, en el oeste de Montevideo, el ministro de Transporte y Obras Públicas del país, Luis Alberto Heber, quien señaló que las obras vienen “a buen ritmo”.

El ministro apuntó que las obras, proyectadas e iniciadas en 2019 por las autoridades anteriores, están “en tiempo y forma” y destacó la ventaja de que la terminal, que implica la construcción de un muelle de 1.000 metros para buques pesqueros industriales, cuente con una cámara frigorífica mediante una concesión a privados que ya cuenta con interesados.

“Es una verdadera transformación que se está haciendo en el puerto y es el primero de varios pasos más que vamos a dar porque para el gobierno la posibilidad de desarrollar el puerto es clave en el proyecto país”, acotó el ministro.

Heber, que enfatizó asimismo la importancia de que se haya logrado, mediante cambios al proyecto que es liderado por la Administración Nacional de Puertos (ANP), reducir los costos previstos, que pasaron de cerca de US$ 110 millones a US$ 90 millones.

En ese sentido, el ministro subrayó que, si bien su financiación dependerá de los apoyos que reciba de privados, la terminal pesquera, que se prevé que esté concluida para julio de 2022, contribuirá a posicionar la competitividad de Uruguay a nivel comercial.

Luis Alberto Heber, ministro de Transporte. Foto: Leonardo Mainé
Luis Alberto Heber, ministro de Transporte. Foto: Leonardo Mainé

“Nosotros no tenemos un puerto con un dragado de 14 metros de profundidad y con estas infraestructuras vamos a ser realmente competitivos en la región y va a haber menores costos para las exportaciones e importaciones en el país producto de que la infraestructura así lo acondiciona y posibilita”, expresó.

Por su parte, el presidente de la ANP, Juan Curbelo, dijo a la prensa que las autoridades portuarias están muy conformes por cómo se viene transitando la obra y detalló que se prevé que tenga una cámara frigorífica con 500 tomas de conexión para contenedores así como la infraestructura necesaria para efectuar reparaciones navales.

“(Hay) una cantidad de elementos y condiciones que creemos que van a ser muy atractivas para el privado que pueda visualizar aquí una licitación que pretendemos que sea por lapso de 30 años y genere la estabilidad comercial para que se presenten varias empresas”, añadió Curbelo, quien acotó que hay interés de compañías de Argentina, Perú y España.

El consorcio Teyma-Chediak es quien tiene a cargo la obra. El plan incluye el relleno de una retroárea de 3,3 hectáreas, obras de pavimentación, desagües, distribución de energía, agua potable y combustible, dragado de la dársena correspondiente y su disposición final en geocontenedores, depósitos de material plástico que se utilizan a modo de muro de contención y se emplean por primera vez en el país.

Además la ANP trabajó con la Intendencia de Montevideo para incorporar un área de recreación para el disfrute de los vecinos y visitantes donde se contempla la instalación del Montevideo Rowing Club. La iniciativa se complementará con la ubicación del dique flotante de Tsakos Industrias Navales en un espacio contiguo a la refinería de Ancap, que será necesario dragar y acondicionar.

La estrategia de la ANP es concentrar la actividad pesquera en la zona de Capurro para descomprimir el sector en el que hoy opera, en las áreas multipropósito del puerto de Montevideo, donde también lo hacen, de acuerdo a sus especificidades, otros buques.

Objetivo final.

En entrevista con El País el pasado 27 de abril, el presidente de la ANP dijo que “el objetivo es ir gradualmente hacia un puerto (en Montevideo) de 14 metros de profundidad, eso significa un gran desafío pero también una gran oportunidad porque es posicionar a Uruguay y al puerto de Montevideo como una terminal altamente competitiva en la región y que puede obtener carga de países limítrofes que salgan en grandes buques por Montevideo. Es un desafío que no solo lo tiene que asumir la ANP, sino que pretendemos lo asuma la comunidad portuaria en su totalidad, las distintas empresas y operadores se tienen que alinear y tomar como propio el desafío de la mejora en la competitividad. También planteamos y somos fuertes defensores de la descentralización, que implica mejoras en la calidad de la infraestructura, porque creemos en los puertos del litoral y estamos convencidos de su desarrollo”.

“Por eso aspiramos y pretendemos que mucha de la carga de la región pueda salir por estos puertos, y para eso debemos mejorar las condiciones de infraestructura pero sobre todo tener condiciones comerciales que hagan rentables esas actividades económicas”, agregó. (En base a EFE)

Dique flotante de reparación de buques

La empresa Tsakos Industrias Navales sustituirá en 2022 el actual dique flotante para poder atender los barcos de la nueva era que tienen mayor capacidad. Según había informado Presidencia de la República en septiembre del año pasado -cuando se presentó el proyecto- la empresa, a la cual se le renovó la concesión por un período de 30 años, permanecerá en el lugar hasta 2022, cuando finalice la construcción del puerto Capurro.

Para entonces, la firma habrá incorporado un nuevo dique flotante de mayores dimensiones que el actual, que fondeará en ese punto situado al oeste de la bahía montevideana. La nueva estructura demandará una inversión de unos US$ 40 millones.

Cuando se presentó esa obra el 26 de septiembre del año pasado, el gerente general de Tsakos Industrias Navales Germán Aguirrezabala señaló que la nueva estructura tendrá capacidad suficiente para atender buques Panamax (con capacidad de 5.000 contenedores) e, incluso, Pospanamax (con capacidad de 9.000 contenedores), lo cual “nos permitirá volver a convertirnos en el puerto de América del sur con la mayor capacidad y calidad de reparaciones”, remarcó. El dique flotante recibirá, mayoritariamente, a pesqueros nacionales y extranjeros y, en menor cantidad, a graneleros, portacontenedores y dragas.

“El 95 % de nuestros clientes son extranjeros y el 80 % de nuestro presupuesto es mano de obra uruguaya”, había apuntado Aguirrezabala en aquella ocasión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados