Responsabiliza al sindicato por atraso y sobrecosto en central de UTE

Obra: Hyundai acusa al Sunca

Las obras en la central de ciclo combinado de UTE están retrasadas. Por eso, la empresa pública ha reclamado a la coreana Hyundai (encargada de la construcción de la planta) el cumplimiento de lo pactado previamente, y ya le aplicó una multa por no atenerse al cronograma de obra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La de ciclo combinado en San José está retrasada y la constructora acusa al sindicato. Foto: Archivo

Sin embargo, la compañía internacional se defiende y responsabiliza al Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) por los retrasos y los sobrecostos que esos atrasos le generaron al proyecto.

Hyundai sostiene que el sindicato realiza paros y movilizaciones permanentes que no permiten que la obra avance. En ese escenario, la compañía coreana observa al Sunca como una suerte de máquina de impedir el normal desarrollo de la construcción del emprendimiento energético.

Una de las mayores apuestas en materia energética de las autoridades es la concreción de la central de ciclo combinado de UTE en Punta del Tigre. Está previsto que esa planta, que tendrá una potencia de 530 megavatios, incorpore últimas tecnologías para la producción de energía a través de generación térmica.

Además, tendrá beneficios medioambientales ya que podrá utilizar gas natural en vez de gasoil o fuel oil. La inversión prevista en total alcanza los US$ 530 millones. A ese monto se sumará la operación y el mantenimiento de la planta por un plazo de cuatro años, que se puede extender hasta siete, y que generará un costo adicional de alrededor de US$ 800 millones.

Sobre fines de 2012 y luego de una serie de polémicas para la adjudicación de la obra (incluso con una licitación anulada) la elegida por UTE para la realización del proyecto en Punta del Tigre fue la coreana Hyundai.

Allí, pareció que la polémica quedaba atrás y la empresa pública y la privada avanzarían hacia la concreción del emprendimiento que, junto a la planta regasificadora de Puntas de Sayago, eran los dos principales obras en materia de energía y donde las autoridades basaban sus esperanzas para la diversificación de la matriz energética.

Pero las cosas se complicaron. La primera entrega de la obra en Punta del Tigre estaba prevista para mayo de este año, pero se efectuará en marzo de 2016. Se prevé que la obra completa esté habilitada en 2018.

En medio de los retrasos comenzaron las negociaciones entre UTE y Hyundai, pero por esos atrasos la empresa pública ya le cobró a la compañía coreana una multa de US$ 10 millones.

UTE sostiene que más allá de esa sanción, la intención es que Hyundai termine con las obras. Sin embargo la compañía internacional aduce que hubo situaciones ajenas a ella por las cuales se produjeron los atrasos, y marca como responsable principal al Sunca.

Altas fuentes de Hyundai en Uruguay dijeron a El País que desde su casa matriz "se sigue con máxima atención y preocupación" la negociación que representantes de la empresa mantienen con autoridades de UTE para encontrar una salida a la situación de "sobrecostos y retrasos" a la que se ha visto expuesta la contratista de la obra de la central de ciclo combinado.

"Estamos negociando con UTE desde el comienzo de año. Seguimos esa negociación y tenemos confianza en alcanzar un acuerdo y en encontrar comprensión en las autoridades respecto de las circunstancias que Hyundai ha enfrentado en Uruguay en la ejecución de esta obra", dijeron los representantes de la compañía.

"Los sobrecostos han sido muy elevados. Al día de hoy los costos ya han superado todas las previsiones. Por ello estamos dialogando con UTE y ofreciendo a las autoridades un detalle de los inconvenientes que nosotros y nuestros subcontratistas, que son uruguayos en su enorme mayoría, están enfrentando. Confiamos en que pueda alcanzarse un acuerdo", añadieron.

Los jerarcas de la compañía en el país expresaron que "lamentablemente" la experiencia en Uruguay no ha sido, hasta ahora, la esperada.

"Estamos acostumbrados a hacer las cosas bien y aquí no nos ha sido posible, al menos hasta el momento", dijeron.

Las fuentes expresaron que Hyundai no tiene empleados en Uruguay.

"Quienes tienen empleados son las empresas subcontratistas de la obra. Pero los sucesivos paros realizados por los trabajadores de la construcción en nuestra obra, junto a un estado de movilización casi permanente, nos ha impedido trabajar como estamos acostumbrados a hacerlo en todo el mundo. Eso ha generado retrasos que se han acumulado, y los retrasos han provocado enormes sobrecostos", afirmaron.

"Además, los trabajadores ofrecidos por los sindicatos no cumplían con los requisitos de especialización que se requieren para una planta de energía", sostuvieron los consultados.

Las fuentes señalaron que la gestión del proyecto de Hyundai se vio limitada debido a las frecuentes intervenciones del sindicato en la gestión del proyecto y de sus trabajadores.

"El cuidado de la calidad de una obra emblemática para el Uruguay ha sido y es la prioridad de Hyundai, que ha adoptado todas las medidas a su alcance para encontrar soluciones. Pero siempre surge un problema diferente y un nuevo obstáculo", se lamentaron las fuentes.

Preocupación.

La compañía también mantiene una diferencia con UTE sobre el cumplimiento de algunos de los hitos que formaban parte del plan de obra. En ese sentido, los representantes de la multinacional expresaron que "UTE mantiene retenido un desembolso importante que se corresponde con uno de los hitos de la obra. Entendemos que ese hito fue alcanzado y estamos conversando con UTE para que ese desembolso se produzca. Tenemos confianza, tanto nosotros como nuestra casa matriz, en que se pueda alcanzar un entendimiento".

La preocupación por la situación de la construcción de la central de ciclo combinado en Uruguay, según las fuentes, ya llegó a Corea.

"Este tema está sobre la mesa. Nuestra casa matriz observa con atención y preocupación la evolución de los acontecimientos. El gobierno coreano también sigue el tema y, en su momento, ha dialogado con autoridades nacionales por este tema", informaron los consultados.

Los representantes de la multinacional sostuvieron que "Hyundai es una empresa seria, respetable, que asume compromisos y cumple siempre con sus contratos. En los últimos veinte años hemos construido decenas de plantas de ciclo combinado de más de 1.000 megavatios en todo el mundo. Llegamos a Uruguay con ese mismo compromiso, seducidos por la posibilidad de mostrar en Uruguay, en una planta más pequeña, toda la experiencia y la calidad de nuestro trabajo".

Pero la percepción de la compañía es que las cosas no le han rodado bien en el país por esas fuertes intervenciones del sindicato en el desarrollo de la obra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)