ASUMIÓ NUEVO SECRETARIO GENERAL

¿Hacia dónde va la OCDE, el “club de países ricos”?

Mathias Cormann quiere que la organización centre su trabajo en la defensa de sus valores fundadores, que son la libertad individual y la economía de mercado.

OCDE lanzó el informe "Perspectivas económicas de América Latina 2018". Foto: OCDE
Sede de la OCDE. Foto: OCDE

El nuevo secretario general de la OCDE, el australiano Mathias Cormann, quiere que la organización centre su trabajo en la defensa de sus valores fundadores, que son la libertad individual y la economía de mercado, con la vista puesta en China como gran desafío por su potencia y rivalidad.

En su primer discurso ante los ministros y representantes de los 38 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tras tomar el relevo del mexicano Ángel Gurría, Cormann dejó a las claras sus convicciones liberales.

“Los principios de la economía de mercado funcionan. La competencia mundial, en sus consecuencias más positivas, es un poderoso motor de progreso, de innovación y de mejora del nivel de vida”, dijo.

Reconoció que esa competencia también puede tener “repercusiones negativas” y que por eso hacen falta “reglas eficaces para proteger nuestros valores y garantizar unas reglas de juego justas”.

EE.UU. toma las riendas.

Cormann ha llegado al puesto aupado por el nuevo gobierno de Joe Biden, que ha visto en el que fue hasta octubre y durante más de siete años ministro de Economía de Australia un buen conocedor de las relaciones correosas con China y de sus instrumentos de presión económica y política.

En declaraciones a la prensa, el hombre que encarna la vuelta de Estados Unidos a las riendas de la organización tras el ostracismo a la que la sometió Donald Trump se mantuvo en un tono pragmático al constatar que, aunque el sistema chino es diferente y habrá tensiones, se deberá trabajar en común porque es la segunda potencia económica mundial.

Recordó que los miembros de la OCDE tienen “un compromiso compartido con la democracia, con los derechos humanos, con el Estado de derecho, con los principios de la economía de mercado, con la equidad entre los miembros y con un orden internacional basado en reglas”.

Toda una declaración de intenciones para quien tendrá como consejero diplomático nada menos que al estadounidense James Rubin, que fue portavoz de la secretaria de Estado Madeleine Albright durante la presidencia del demócrata Bill Clinton y asistente de Biden cuando el actual inquilino de la Casa Blanca era senador y presidente de su comisión de Exteriores.

Cormann avanzó que, en sus relaciones con el resto del mundo, la OCDE debe prestar “una atención especial a la colaboración con la región Asia-Pacífico, incluidos los países de la ASEAN y a China”.

“Dado el papel central de esta región en la evolución del crecimiento económico y demográfico del mundo, de la demanda de energía y de la innovación, entre otras cosas, es un eslabón esencial en la búsqueda de soluciones concretas a desafíos de dimensión mundial”, afirmó. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados