PREVISIÓN

Según OCDE, la economía mundial se encamina al menor crecimiento en una década

Por los efectos de la guerra comercial en la actividad global, la OCDE sostuvo que podría ingresarse en una nueva y extendida fase de bajo crecimiento.

Foto: Reuters
Las tensiones comerciales han pesado sobre la confianza de las empresas. Foto: Reuters

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha presionado el crecimiento de la economía mundial al nivel más débil desde la crisis financiera de 2008, según estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OCDE) en su informe de perspectivas divulgado ayer.

La OCDE dijo que la economía global se arriesga a ingresar en una nueva y extendida fase de bajo crecimiento si los gobiernos siguen divagando sobre cómo responder a los desafíos.

La economía global registrará este año su menor crecimiento desde la crisis financiera 2008-2009, desacelerando desde el 3,6% del año pasado a un 2,9% en 2019 y 3% en 2020, dijo la OCDE.

El panorama se ha vuelto “cada vez más frágil e incierto” y eso es efecto, en gran parte, de las tensiones comerciales y políticas, que minan la confianza y la inversión.

El foro de políticas con sede en París dijo que el panorama había empeorado desde que se hicieron las últimas proyecciones en mayo, cuando estimó que la economía global crecería un 3,2% en 2019 y 3,4% en 2020.

“Lo que parecían tensiones comerciales temporales se están volviendo un nuevo estado de larga duración para las relaciones comerciales”, dijo la economista jefe de la OCDE, Laurence Boone, a Reuters.

“El orden global que conducía el comercio se ha ido y estamos ahora en una nueva era de menos certezas, mayor bilateralidad y a veces relaciones comerciales positivas”, agregó.

Previsiones de crecimiento de OCED. Foto: AFP
Foto: AFP

El peso de la incertidumbre reinante recae sobre todo en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y en la perspectiva de un “brexit” (salida del Reino Unido de la Unión Europea) sin acuerdo.

El comercio global, que era el motor de la recuperación global después de las crisis financieras, ha caído desde una expansión de 5% en 2017 a territorio negativo ahora, dijo Boone.

Además, las tensiones comerciales han pesado sobre la confianza de las empresas y golpeado el crecimiento de la inversión desde el 4% hace dos años a sólo un 1%.

La introducción de aranceles bilaterales entre Washington y Beijing desde principios de 2018 seguirá arrastrando la actividad y el comercio global en los próximos dos años y “podría reducir el incremento global del Producto Interno Bruto (PIB) en entre 0,3 y 0,4 puntos porcentuales en 2020 y entre 0,2 y 0,3 en 2021”.

Estados Unidos, la principal economía del mundo crecerá 2,4% este año y 2% el próximo en lugar del 2,8% y 2,3% que la OCDE había anticipado previamente.

China, la segunda economía global, también sentirá el impacto con un crecimiento económico de 6,1% en 2019 y 5,7% en 2020, frente a las previsiones anteriores de 6,2% y 6%, respectivamente (ver gráfico).

Aunque esos dos países anotan dos de los incrementos más elevados para los próximos dos años, la OCDE subraya que también serán los más afectados.

La OCDE solo revisa de forma detallada en estas perspectivas la situación de los países del G20: mantiene por ejemplo su proyección para 2019 para Francia (+1,3%) y le quita una décima para 2020 (+1,2 %), mientras que en Alemania el ajuste es de dos y seis décimas (+0,5 % y +0,6 %).

La OCDE subraya que la necesidad de políticas macroeconómicas adicionales ha crecido en la mayor parte de economías y concluye que deben aplicarse con urgencia políticas que fortalezcan la confianza, calmen las tensiones comerciales, estimulen la inversión e impulsen el crecimiento potencial.

[EN BASE A EFE / REUTERS]

Prevé caída de economía argentina en 2019 y 2020.

La OCDE bajó drásticamente y en solo cuatro meses sus previsiones de crecimiento para las tres mayores economías de América Latina para este año y el próximo, según el informe publicado ayer. La OCDE redujo en más 0,6 puntos porcentuales o más su previsión de crecimiento para 2019 y 2020 de Brasil y Argentina, las dos mayores economías de Sudamérica. El organismo internacional recortó en similar magnitud su expectativa para México este año, a un 0,5% de expansión y, levemente la previsión para el próximo, a un 1,5%, por factores coyunturales como huelgas e incertidumbre política que comenzarán a despejarse en 2020. En el caso de Argentina, el panorama se ha deteriorado significativamente por la depreciación del peso y el cepo cambiario. Las expectativas son de una contracción de un 2,7% en 2019 y de un 1,8% en 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error