advertencia para pekin

La OCDE pide a China transparencia para las inversiones de la Ruta de la Seda

Considera que la iniciativa es un proyecto que, por su dimensión, tiene que estar abierto a la inversión exterior y sometido a la transparencia que garantizan los estándares internacionales.

OCDE lanzó el informe "Perspectivas económicas de América Latina 2018". Foto: OCDE
Foto: OCDE

En su cuarto informe anual de perspectivas financieras y empresariales publicado el lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) insiste en que las necesidades en fondos para financiar esas infraestructuras hace que China no pueda hacerles frente por sí sola.

"Eso significa —añade— que harán falta contribuciones significativas de los países de la OCDE para que tengan éxito las Nuevas Rutas de la Seda" y, para atraerlas, se debe dejar "un papel creciente a los mercados".

Para el conocido como "club de los países desarrollados", eso pasa por transparencia en los principios que regulen la financiación, que deben ser iguales para todos, según la OCDE.

A ese respecto, hace notar que el creciente peso de las empresas de capital estatal requiere mecanismos que desincentiven el recurso a los subsidios y a los procedimientos opacos.

Insiste en que hay que evitar "los gravosos costos que las mordidas y la corrupción pueden imponer y también tener en cuenta los costos sociales y medioambientales con una conducta empresarial responsable que minimice las perturbaciones a las poblaciones locales".

Es decir, que los gobiernos tienen que realizar estudios de impacto antes de llevar a cabo proyectos de infraestructura.

Para la OCDE, unos regímenes abiertos y transparentes para la inversión transfronteriza disminuyen los costos y aumentan las opciones para aplicar tecnologías.

La iniciativa de las Nuevas Rutas de la Seda, lanzada por las autoridades chinas en 2013, pretende desarrollar un conjunto de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones para conectar Asia, Europa y África.

Además de las advertencias sobre el proyecto chino de infraestructuras, los autores del informe de la OCDE señalan que la gradual "normalización" de la política monetaria que se inició en Estados Unidos y al que debe dar continuidad el Banco Central Europeo va a poner a prueba el nuevo dispositivo de regulación del sistema financiero, conocido como Basilea III.

Advierten de que, aunque las reglas de capital se han reforzado con ese dispositivo, los modelos de negocio de los bancos importantes desde el punto de vista sistémico "han cambiado poco" desde la crisis de 2008.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º