Si bien “no es una amenaza inminente”, si se mantiene habrá un “problema”

Para Oddone, gobierno priorizará lo fiscal sobre inflación y dólar

El país está caro en dólares y la inflación es elevada, pero el Gobierno debe priorizar un tercer problema que podría darle mayores dificultades a futuro: el deterioro fiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para Oddone, lidiar con las expectativas de la gente es un desafío. Foto: M.Bonjour.

La consultora CPA Ferrere advierte que se necesita llevar el superávit primario —actualmente en 0,1% del Producto Interno Bruto (PIB)— a entre 0,5% y 1% del PIB. Esa corrección conducirá a un 2015 conflictivo en la puja por el presupuesto quinquenal y en los Consejos de Salarios.

El socio de la consultora Gabriel Oddone advirtió ayer en una charla para clientes del banco Itaú, que el benévolo entorno que acompañó a Uruguay en los últimos 10 años "se esfumó" y hay que estar "alerta" ante el cambio de signo en el ciclo económico.

"No es tan dramático" como en 1998, pero es "probablemente el peor escenario externo" en los últimos 10 años. El país enfrenta la apreciación del dólar a nivel mundial, la caída del precio de las commodities y la recesión de los países vecinos.

Uruguay ha estado "desacoplado" del desempeño de Argentina y Brasil, ya que su economía creció en los últimos tres años por encima del promedio de ambos países, un fenómeno nuevo en términos históricos. Oddone advirtió que esto ocurrió al influjo de megaproyectos de inversiones, pero "hacia adelante no hay un factor dinámico que venga de la inversión" para permitir que ese desacople de Uruguay continúe. CPA prevé que el país crezca 2,5% en 2015 y un 2% en 2016.

En ese marco y a juicio de CPA Ferrere, la economía uruguaya enfrenta tres problemas: el país está muy caro en dólares (lo que afecta la competitividad), tiene un elevado déficit fiscal (de 3,4% del PIB) y una alta tasa de inflación.

Oddone explicó que no es posible atacar los tres frentes a la vez. Si el Gobierno prioriza el escenario inflacionario, debe hacer una corrección fiscal muy fuerte y dejar que el dólar baje, "pero eso perpetúa que somos caros en dólares".

En cambio, si prioriza el problema de competitividad y deja subir mucho el dólar frente al peso, la inflación se dispara.

"En nuestra opinión, el Gobierno va a priorizar el frente fiscal y es correcto que lo haga", dijo Oddone. Como "evidencia", señaló que las autoridades decidieron no trasladar a precios la baja del precio del barril de petróleo (fue de 40% a nivel internacional y en Uruguay la nafta se abarató solo 3%) para "hacer caja".

El desvío fiscal, "no constituye una amenaza inminente", matizó Oddone, pero si persiste por "dos, tres, cuatro o siete años más o incluso se profundizara porque no recaudamos, ahí empezamos a tener un problema" porque el peso de la deuda sobre el PIB va a subir (ya que se necesita deuda para financiar el déficit). "Esta es la principal vulnerabilidad", remarcó.

El gran desafío será "lidiar con las expectativas de la gente", en especial de los sindicatos, agregó el economista.

Dólar.

El "rally sobre el dólar" ingresó en un suspenso en los últimos 45 días, pero esto "es un evento transitorio", ya que la recuperación de la divisa "va a persistir", dijo Oddone.

CPA Ferrere proyecta que el tipo de cambio cierre el año en $ 28 y la inflación en 8,8% (hoy están en $ 26,317 y 8,23%).

"Si se desliza más de $ 28, la inflación superaría el 10%", un nivel que el Gobierno no está dispuesto a aceptar, acotó el economista. De concretarse esa estimación, el peso se habrá depreciado un 16% en 2015.

Oddone indicó que esto, "probablemente no sea suficiente" para mejorar los precios en dólares de Uruguay frente a los de la Unión Europea y Brasil, dos de los principales socios comerciales (que suelen mover más rápido y de golpe sus tipos de cambio).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)