Balance de corto y largo aliento

Las oportunidades que da al país la "guerra comercial"

Según el gobierno hay capacidad para sumar exportaciones; expertos dudan.

Nuevo escenario: tras varias amenazas, desde el 6 de julio las dos economías más importantes del mundo se enfrascaron en una guerra comercial de tipo arancelaria. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Las economías de China y Estados Unidos "son demasiado grandes como para que los piñazos que se están dando no influyan en todo el conjunto", opinó hace unos días el expresidente y actual senador José Mujica. Es que desde el 6 de julio y luego de varias amenazas, Donald Trump aplicó un arancel de 25% a unos 800 productos chinos por valor de US$ 34.000 millones y desató la tan temida "guerra comercial" entre las dos potencias.

Desde Pekín la reacción fue inmediata y las medidas fueron igual de agresivas al aprobar nuevos aranceles a productos estadounidenses por un monto similar. Ante esto, Trump elevó aún más el tono del enfrentamiento al anunciar que impondrá nuevos aranceles del 10% sobre importaciones extras provenientes de China por un valor aproximado de US$ 200.000 millones.

Es lógico que esta situación de rivalidad comercial entre las dos principales economías del mundo es observada por el resto de los países, que analizan si tendrán consecuencias positivas o negativas en términos económicos.

Uruguay no queda ajeno a esa realidad y las autoridades de gobierno, representantes del sector privado y académicos delinean los efectos que puede llegar a tener en la economía local la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El analista Marcos Soto de Cibils-Soto Consultores sostuvo en diálogo con El País que la guerra arancelaria "es relevante" para Uruguay porque los protagonistas del enfrentamiento son los principales socios comerciales de nuestro país. "A priori, se podría pensar que incrementos de aranceles por parte de China a Estados Unidos en bienes que exporta Uruguay, podría abrir una ventana de oportunidad para aumentar las exportaciones" al mercado norteamericano, indicó.

Sin embargo, explicó que se trataría de un beneficio de corto plazo que no necesariamente se mantendrá con el paso del tiempo. Además, otro factor que apuntó Soto es que "si ambas potencias sufren en el mediano o largo plazo un enfriamiento de sus economías producto del menor comercio, las empresas de los dos países exportarán menos y eso ocasionará inequívocamente menores compras al exterior, lo cual sí puede afectar a Uruguay".

Una visión de corto y largo plazo similar planteó el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi. Manifestó que en primer lugar se debe tener en cuenta que una guerra comercial de estas características afecta al desarrollo de la economía global y al comercio internacional en su conjunto.

También apuntó que la aplicación de aranceles que está realizando Estados Unidos implica una violación a las normas internacionales que rigen los negocios y establece la Organización Mundial del Comercio (OMC). Es que el organismo considera que se concretó una suba de aranceles sin justificación, hecho que viola el espíritu de cooperación multilateral. Igual valoración rige para las medidas de respuesta aplicadas por China y la Unión Europea.

"Para un país como Uruguay no es bueno que se atente contra la OMC. En ese sentido, lo que acontece en estos días entre las principales potencias mundiales es una mala noticia para todos, incluido para nosotros", afirmó Bartesaghi.

En la misma línea fueron las expresiones de Mujica, quien se refirió al tema días atrás en una rueda de prensa. Por un lado se mostró pesimista respecto a los efectos de la "guerra comercial" sobre la economía mundial, y también advirtió que teme que esto lleve a una crisis de precios de los productos que Uruguay exporta hacia ambos destinos.

"El mundo está entrando en una crisis fenomenal desde el punto de vista del comercio. Es demasiado importante lo que ha desatado Trump y las respuestas de China y Europa como para que eso no nos repercuta", añadió el expresidente. Puso como ejemplo lo que ocurre en Chicago (lugar de negociación de los futuros de soja), donde el viernes los valores de colocación de la oleaginosa cerraron en nuevos mínimos históricos y acumulan una reducción del 22% desde que comenzó el enfrentamiento.

A su vez, el ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori, dijo la última semana en una sesión del Parlamento que países como Uruguay "tienen que aprovechar esta oportunidad e intentar colarse en esa guerra, aprovechando al mismo tiempo lo mejor de los esfuerzos productivos que tiene el país, que son absolutamente competitivos".

En igual sentido, Mujica opinó que no todos los competidores de Uruguay tienen el mismo nivel de "calidad y excelencia" de los alimentos nacionales y sugirió que es "fundamental" tener eso en cuenta en momentos que el principal productor de alimentos del mundo (Estados Unidos) está en guerra con el principal consumidor global de alimentos (China).

Por su parte, el canciller Rodolfo Nin Novoa fue optimista en un evento a fines de junio al indicar que si bien la guerra comercial es una "amenaza para el mundo", brinda una "oportunidad interesante". Señaló que "en la medida que las trabas en el comercio sean bilaterales entre China y Estados Unidos, hay países que pueden aprovecharse de la situación y acceder con mejores condiciones a esos mercados". No obstante, resaltó que "no le hace bien al mundo entrar en una dinámica de confrontación comercial".

Alineado a este análisis, Bartesaghi aseguró que en el corto plazo podría darse "cierta desviación" del comercio ya que algunos productos comercializados entre China y Estados Unidos buscarán otros mercados por la suba de aranceles del 25% en ambos sentidos. Sostuvo que las oportunidades radican en una potencial mayor exportación a China ya que los bienes sobre los que el gigante asiático aplicó aranceles son productos que Uruguay —y el resto de los países de Mercosur— podrían exportar, como carne, soja, lácteos, frutas, pescados, alimentos para animales y bebidas.

Por el contrario, Bartesaghi marcó que los bienes de China a los que Estados Unidos le aplicó aranceles son en su mayoría productos de alta tecnología que Uruguay no provee. De cualquier forma, evaluó esas posibilidades de comercio en el corto plazo y aseguró que a más largo tiempo el país "no podría sustituir todo lo que vende Estados Unidos a China, ni siquiera el Mercosur podría".

¿El adiós a la cooperación comercial en el mundo?

El doctor en Economía, Marcel Vaillant, dijo a El País que lo que la "guerra comercial" que está ocurriendo contraviene las reglas del sistema multilateral del comercio y agregó que estas acciones "están erosionado la credibilidad" de la cooperación global que ha regido en el mundo en los últimos años. Asimismo, aseguró que el hecho de que "las acciones proteccionistas predominen y marquen una nueva era de la economía internacional, depende de la reacción del resto de los países jugadores".

La opinión de los expertos.

Ignacio Bartesaghi
Ignacio Bartesaghi. Foto: El País
"Mala noticia que se atente contra OMC"

No es bueno que se atente contra la OMC. Es una mala noticia para todos", dijo el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales. Agregó que una guerra comercial de estas características afecta al desarrollo de la economía global y al comercio en su conjunto.

Danilo Astori
El ministro busca actuar con equilibrio en la última Rendición. Foto: Fernando Ponzetto
"Debemos colarnos en esa guerra"

Países como el nuestro tienen que aprovechar esta oportunidad e intentar colarse en esa guerra comercial", indicó el ministro de Economía y Finanzas. Sin embargo, José Mujica dijo que teme una "crisis de precios" que pueda afectar las ventas de Uruguay.

Marcos Soto
Marcos Soto, gerente senior de PwC Uruguay
"Posible enfriamiento del comercio"

No se puede subestimar los efectos de un posible enfriamiento en el comercio", señaló el analista Marcos Soto. Si bien consideró que la guerra comercial puede ser beneficiosa para el país a corto plazo, consideró que a largo plazo esos efectos se reducirán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º