Tributación de la economía digital

¿Cómo pagarán impuestos en Uruguay las plataformas como Netflix, Airbnb y Spotify?

Hace unas semanas se divulgó la reglamentación y la DGI cree que la fiscalización será sencilla porque al pagar los servicios a través de tarjetas quedan “secuelas” que pueden rastrearse cruzando datos.

Spotify: desde enero incorporó a la factura el detalle del IVA. Foto: Unsplash
Spotify: desde enero incorporó a la factura el detalle del IVA. Foto: Unsplash

Desde el primer día de 2018 las aplicaciones digitales que operan en Uruguay —como Netflix, Uber, Airbnb, Spotify y varias más— están generando obligaciones tributarias para pagar Impuesto a la Renta e IVA, pero recién están en el proceso de inscripción ante la Dirección General Impositiva (DGI) y comenzarán a abonar en diciembre.

Es que la reglamentación (que establece la forma en que pagarán las aplicaciones) de esta disposición salió hace unas semanas. El subdirector de Rentas, Álvaro Romano, informó a El País que ya mantuvieron contactos "con todas las (plataformas) importantes" e incluso varias ya incorporaron en la factura del servicio el cobro del IVA.

Sobre esto último hay una particularidad y es que al no haberse designado a las tarjetas de crédito —por donde suelen pagarse estos servicios— como agentes de retención del impuesto, no será el cliente quien lo pague directamente. "Si retiene la tarjeta (como ocurre en Argentina, donde las aplicaciones tributan desde abril) queda definido que el contribuyente es el tarjetahabiente (consumidor del servicio) y no la empresa, pero nosotros queríamos que el impuesto caiga en la empresa", detalló Romano.

Para DGI el número de aplicaciones que tienen una actividad relevante y "mueven la aguja desde el punto de vista de la recaudación son menos de 20", dijo Romano. La estimación es que con este esquema tributario el fisco recaudará unos US$ 10 millones extras al año.

Asimismo, será sencillo fiscalizar el pago del impuesto y que no haya subdeclaración de las ventas: "Podemos hacer un seguimiento bastante preciso, porque los pagos se hacen a través de tarjetas de crédito o débito y eso deja secuelas; podemos cruzar la información (con los emisores del plástico) y chequear que lo que declaran sea efectivamente lo que recaudaron", señaló el jerarca.

Al reglamentar el artículo de la Rendición de Cuentas 2016 (aprobada en 2017) que estableció el pago de impuesto a las aplicaciones, el Poder Ejecutivo distinguió entre las que realizan actividades internacionales como la producción, distribución e intermediación de películas cinematográficas y otras transmisiones audiovisuales —Netflix o Spotify— de las que hacen tareas de mediación e intermediación por medios informáticos —Airbnb o Uber.

Recibo Spotify. Foto: El País
Recibo Spotify. Foto: El País

Las primeras pasaron a considerarse 100% de fuente uruguaya (antes era 30%) y abonan impuestos por toda la renta generada, y las segundas (que no pagaban) pasaron a tributar por el 50% de la renta obtenida cuando el oferente o el demandante esté en el exterior —si la plataforma está afuera, paga 12% por Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR).

Flexibilidad.

El subdirector de Rentas explicó que "el pago de impuestos era innegociable, porque había una competencia desleal con los contribuyentes que hacen su actividad de forma tradicional y sí pagan todos los tributos", pero le transmitieron a las plataformas que el gobierno estaba "dispuesto a flexibilizar las condiciones" para que se registren y abonen lo que corresponde.

Así es que la DGI permitió a las aplicaciones "que determinen y paguen sus tributos en moneda extranjera, lo que el resto de los contribuyentes no pueden, y tener un régimen de pagos trimestrales a diferencia del resto que abonan mensualmente", indicó Romano. Esto porque son empresas "que no tienen presencia física en el país y entonces requerirle estados mensuales así como que cada vez que hacen una venta deban traducirla a pesos, era una carga administrativa desmesurada", añadió.

Los pagos correspondientes al primer semestre del año (período en el que aún no estaba la reglamentación de DGI) las aplicaciones lo van a realizar "cuando paguen el saldo del impuesto en mayo del año que viene", mientras que lo correspondiente al período julio-septiembre tienen para abonarlo hasta diciembre tras una prórroga "dada a pedido de ellos" —el plazo inicial era octubre.

Semanas atrás, varios tributaristas consultados dijeron a El País que el sistema definido por Uruguay para las aplicaciones era "novedoso" y "de vanguardia". Incluso desde uno de los principales estudios jurídicos contaron que tenían de cliente "a una plataforma de las grandes que aplaudió la medida".

Acerca de las reuniones con estas empresas, Romano comentó que "al principio cuestionaban el cobro de tributos porque a nadie le gustan", sumado a que "en prácticamente ningún país del mundo pagan", pero luego se tomaron "muy en serio la reglamentación".

Netflix dice pagar en donde está obligado

Desde enero tanto Netflix como Spotify incorporaron en la factura por su servicio el cobro del 22% correspondiente al IVA, aunque no variaron el monto total que deben pagar sus clientes. Sin embargo, la plataforma de contenidos musicales anunció recientemente un aumento en el precio de la suscripción que rige desde noviembre para nuevos clientes y comenzará en enero de 2019 para quienes ya son usuarios.

Recibo Netflix. Foto: El País
Recibo Netflix. Foto: El País

Desde Spotify informaron a sus clientes que el ajuste se determinó para Uruguay y Argentina tomando en cuenta "las demandas y condiciones del mercado". La suscripción premium para nuevos usuarios en Uruguay tiene un valor mensual de US$ 7,99 (antes era US$ 5,99) mientras que el plan familiar —que permite hasta cinco cuentas— cuesta US$ 11,99 (antes era US$ 8,99).

Ante la consulta de El País por el nuevo sistema de tributación, desde el equipo de comunicación corporativa de Netflix en Buenos Aires respondieron que la plataforma "recauda y remite impuestos en donde sea que esté legalmente obligado a hacerlo", al tiempo que destacaron que existió un trabajo "muy de cerca con las autoridades (uruguayas) en el diseño del marco de recaudación de los impuestos".

Por el lado de Airbnb se negaron a hacer comentarios al respecto. Álvaro Romano, subdirector de Rentas, informó que la plataforma de alquileres online "es el único caso" en que aún no está cerrada la reglamentación para el pago de impuestos. "Estamos estudiando las reglas (a Airbnb) en otros países y podríamos pedirle más información" que al resto de las plataformas, aunque es algo a coordinar con el Ministerio de Turismo, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)