LA DE CRÉDITO ES LA REINA

Pagos con tarjetas superan US$ 10.000: por primera vez

Montos abonados con plásticos aumentaron 43,5% en 2017 frente a 2016.

Cédula y firma: entre las tarjetas aún predomina la de crédito. Foto: Archivo El País
Cédula y firma: entre las tarjetas aún predomina la de crédito. Foto: Archivo El País

Los términos "pin y verde" y "cédula y firma" están cada vez más presentes al momento de efectuar una compra, a tal punto que en 2017 por primera vez los pagos con tarjetas (crédito, débito y de dinero electrónico) superaron los US$ 10.000 millones.

Eso se desprende del Reporte Informativo Sistema de Pagos Minorista del segundo semestre de 2017 divulgado ayer por el Banco Central.

En concreto, los pagos con los tres tipos de tarjeta alcanzaron a US$ 10.887 millones en 2017, un 43,5% más que los US$ 7.587 millones que se abonaron de esa forma en 2016.

La tendencia a sustituir medios tradicionales para realizar pagos (como el efectivo y el cheque básicamente) por medios electrónicos (tarjetas, pagos vía web, con celular, transferencias bancarias electrónicas) se afianza, aunque aún los primeros siguen siendo los más utilizados.

El informe del Banco Central (BCU) mide esto a través del Índice de Pagos Electrónicos vs. Tradicionales (IPET). Este indicador muestra el monto pagado con medios electrónicos por cada $ 100 con medios tradicionales. "El IPET continúa su senda de crecimiento sostenido, dando cuenta de una migración gradual de los agentes económicos hacia instrumentos de tipo electrónico para la operativa de pagos en modalidad contado. En este sentido, el índice experimentó un alza de 6,5% respecto al semestre anterior", señaló el informe.

Así en el segundo semestre, el IPET fue 33, es decir por cada $ 100 pagados con medios tradicionales, se abonaron $ 33 con medios electrónicos. Hace dos años, esa relación era la mitad, esto es $ 16 pagados por medios electrónicos por cada $ 100 tradicionales.

"Cambio cultural".

El informe afirmó que "los guarismos dan cuenta de una mayor utilización de las transferencias electrónicas en detrimento del cheque —su sustituto natural— y probablemente de las operaciones en efectivo consolidando así la tendencia observada en el primer semestre de 2017".

"El número de transferencias efectuadas fue un 70% superior a la cantidad de cheques procesados por cámara y sin compensar", agregó.

"En este sentido, la obligatoriedad a partir del 1° de mayo de 2017 del pago de remuneraciones, honorarios, beneficios o pasividades a través de medios de pago electrónicos parece explicar en parte el aumento observado en las cifras, habida cuenta de que gran parte de las transferencias se encuentran asociadas a la operativa de pago de nómina de organismos públicos y empresas de gran envergadura", explicó el BCU.

En tanto, la "operativa con tarjetas (débito, crédito y dinero electrónico), así como los débitos directos (de cuenta bancaria) han registrado un alza general de 21% en cantidad de operaciones y 35% en montos. Estas cifras sugieren que más allá del incremento en el nivel de actividad económica, se asiste a un cambio cultural en hábitos de pago de los agentes como consecuencia de las políticas de inclusión financiera que vienen siendo impulsadas en el país", aseguró el BCU.

Al verlo por instrumento, "los aumentos más pronunciados se han registrado en las operativas de débito y dinero electrónico (33% y 49% respectivamente, con respecto al semestre previo), en contraposición a la evolución de tarjetas de crédito (alza de 9%)", dijo el Central. "En este sentido, el incentivo fiscal de reducción de IVA" en la compra de bienes y prestaciones por parte de consumidores finales "que efectúen el pago mediante tarjetas de débito o instrumentos de dinero electrónico, podría explicar en gran medida esta evolución", indicó el informe.

Débito y electrónico.

En el segundo semestre de 2017, el número de tarjetas de débito emitidas en el país tuvo un leve incremento del 2% semestral y del 10% con respecto al segundo semestre del año anterior. En la actualidad existe en circulación un total de 2.674.421 tarjetas emitidas a nivel nacional.

"El número de transacciones efectuadas mantuvo un crecimiento sostenido en el segundo semestre del año, aumentando en un 33% semestral y un 78% en términos interanuales. Asimismo, los montos operados con tarjetas de débito continuaron al alza registrando una cifra del orden de los US$ 2.260 millones transados", dijo el Central. En todo 2017, se pagaron US$ 4.106 millones con ese plástico.

"Durante el segundo semestre del 2017, la cantidad de usuarios de instrumentos de dinero electrónico continuó creciendo a gran ritmo, a una tasa del 42% semestral. Si se compara la cifra actual con el primer periodo de emisión de estas entidades, se puede apreciar que existió un incremento del orden del 121%", indicó el BCU.

Un 44% de los usuarios poseen instrumentos de dinero electrónico mixto (general y de alimentación), 30% general y 26% para alimentación.

"En el período de análisis, también se registró un alza en el uso de los instrumentos entorno al 50% con respecto al primer semestre del mismo año. En total se realizaron más de 12 millones de operaciones con instrumentos de dinero electrónico, donde aproximadamente un 79,8% de las transacciones corresponde a compras de bienes o pago de servicios, un 19,9% a retiros de efectivo y un 0,3% a operaciones de débitos automáticos. Un 49% de estas operaciones corresponden a transacciones realizadas con instrumentos de dinero electrónico para alimentación, siendo el restante 51% operaciones realizadas con dinero electrónico general y mixto", dijo el BCU.

En total, se pagaron US$ 622 millones con este plástico en el segundo semestre y US$ 921 millones en todo 2017.

La de crédito es la "reina".

Entre las tarjetas, la de crédito sigue siendo la reina pero con la de débito disputándole el trono. "Aún existe un predominio tanto en la cantidad de operaciones como en los montos operados con instrumentos de crédito (frente al débito). Sin embargo, se observa que la brecha entre ambos instrumentos se está reduciendo rápidamente siendo al día de hoy el número de operaciones con tarjetas de débito un 87% de las efectuadas con tarjetas de crédito. En cuanto al total de plásticos emitidos por cada tipo, en la actualidad se registra que existen en promedio ocho tarjetas de débito cada 10 de crédito emitidas en el país", explicó el BCU. En el segundo semestre de 2017 aumentó 18% en la cantidad de transacciones. En ese período se gastaron US$ 2.967 millones y en todo el año US$ 5.860 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º