ANÁLISIS DE WALTER MOLANO

El país al que Uruguay derrotó en fútbol vive un auge económico, pero con déficit alto

Ghana es conocido en Uruguay por ser el rival del triunfo más épico de "la celeste" en fútbol en la última década, ahora también puede ser conocido por el boom económico que vive.

Walter Molano, economista jefe del Banco BCP Securities. Foto: Archivo El País
Walter Molano, economista jefe del Banco BCP Securities. Foto: Archivo El País

Ubicado a lo largo de la costa de África Occidental, Ghana es un país pequeño para los estándares africanos, pero una de las economías mejor administradas. En tamaño, ocupa el puesto 32 entre 54 países africanos. Sin embargo, es muy grande para los estándares europeos. La geografía es diversa, con exuberantes praderas a lo largo de las costas y áridas mesetas en el interior del norte. Tiene una población de 31 millones.

A diferencia de muchos países africanos, Ghana es principalmente un país cristiano, con una pequeña minoría islámica en el norte. Tiene una tasa de alfabetización de 79%, que es baja para los estándares mundiales, pero alta para los africanos. El oro fue una parte importante de la historia de Ghana. Los campos auríferos de Ashanti son los que llevaron al nacimiento de la enorme empresa minera Anglogold Ashanti. Sin embargo, hoy en día es más conocido por sus exportaciones de cacao. Es el segundo productor más grande del mundo y puso a los chocolates Cadbury en el mapa. El cacao representa más de la mitad de las exportaciones y alrededor del 25% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, los recientes descubrimientos de petróleo y gas ayudarán a diversificar al país. Ghana también es pequeña desde el punto de vista económico, con un PIB de US$ 63.000 millones. Sin embargo, una vez más, según la clasificación africana, es grande, y ocupa el puesto 9 de 54.

La economía se expandió a casi 7% durante los últimos años. El crecimiento se ha visto impulsado por un gran gasto de capital en los campos petrolíferos offshore. Desafortunadamente, la consultora de petróleo Woods Mackenzie informa que la producción de crudo se verá afectada por las reglas de distanciamiento social implementadas para combatir el COVID-19 en las plataformas de perforación. Esta es una de las razones por las que el FMI espera que el ritmo de crecimiento del PIB se modere en 2020, al 1,5%. La tasa positiva de crecimiento también se debe a un compromiso de US$ 2.000 millones hecho por China para construir una nueva red de ferrocarriles, carreteras y puentes a cambio del acceso al 5% de los inmensos depósitos de bauxita de Ghana.

Desafortunadamente, la embriagadora tasa de crecimiento vino acompañada de grandes déficits fiscales, que fueron del 4,2% del PIB en 2019, y podrían aumentar al 7% del PIB en 2020. Esto generó preocupaciones a principios de año y provocó que los bonos se liquidaran. Bajo la dirección del FMI, el gobierno ha introducido importantes reformas fiscales para fortalecer la recaudación del IVA y la capacidad de gravar el sector minero. La debilidad en el frente tributario y su impacto en el nivel de endeudamiento del país es el talón de Aquiles de la dinámica crediticia del país. La falta de control de sus cuentas fiscales podría ponerlo en una trayectoria de serios problemas en su capacidad para sostener su deuda de 62% del PIB.

La inflación de Ghana era del 8% a fines del año pasado, pero desde entonces se ha acelerado a más del 11%.

Una de las razones de los traspiés fiscales y monetarios del país es que las elecciones presidenciales están programadas para el 7 de diciembre y la presidenta Nana Akufo-Addo busca la reelección. Se enfrenta a su predecesor John Mahama. En general, es un país bien administrado, pero experimenta la típica volatilidad que se asocia con los ciclos electorales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados