Marítimas

Ambos países tendrán un nuevo Río Uruguay

Hay suficiente empuje y convicción para que juntos ganemos la Batalla del Río Uruguay y seamos dignos de su propiedad pero sobre todo, ya es tiempo que nos entreguemos con responsabilidad al objetivo de recuperarlo de su inexcusable olvido desoyendo las voces de nuestros ancestros.

Una imagen del puerto de Paysandú. Foto: Archivo El País
Una imagen del puerto de Paysandú. Foto: Archivo El País

Es este un escenario acuático fluvial bien funcional que conecta cuando menos 10 puertos binacionales, deslumbrante sin igual por su amplitud y belleza natural y si alguna vez lo navegó o conoció no lo verá de otra forma. Así que con una vision constructiva, habria que decir con el entusiasmo que lo vemos, que ya se está ejecutando sin pausa el dragado recuperador contratado a la empresa belga Jan de Nul por la Comisión Administradora del Rio Uruguay. Es una acción que se esta dando en el marco del proyecto de dragado de (1) apertura, (2) profundización y (3) mantenimiento del Río Uruguay, entre el Km. 0 (Nueva Palmira) y el Km. 206,8 (Paysandú).

No nos privemos entonces de mostrar nuestro entusiasmo por este empeño binacional considerando los benéficos efectos económicos que esta obra generará en los potenciales que ofrece, en la medida que empresarios habiles sean capaces de canalizar, Por otra parte no podemos menos que admirar el espiritu amistoso y societario que prevalece en el ambito de CARU en este nuevo tiempo y de reciprocidad con que ambas delegaciones se manejan obviamente con el respaldo de asesores técnicos para evitar yerros.

Balizamiento.

Un hecho bien importante al que apunta ahora la CARU es a la instalación de boyas para guiar con seguridad la navegación por los nuevos pasos y canales. Anuncia que ya está adquiriendo 120 nuevas boyas de las cuales 16 ya están señalizando el canal Casa Blanca, 70 a incorporar al canal de Navegación, y 34 para sustituir. De esta manera, se pasa de 124 boyas que tenía el canal, a una cantidad total de 210 al finalizar el trabajo.

Silbermann.

En la entrevista con el capitaán Gastón Silbermann, presidente de la delegacion uruguaya a la CARU, nos destaca diversas facetas del proyecto en marcha por la recuperación del río Uruguay y el capítulo boyas que es uno de esos esfuerzos que deben hacerse entre los dos países considerando que cada boya tiene un costo de 10 mil dólares más su instalación. Pero hablemos de nuestro entrevistado Gaston Silbermann, que desde que fuera vice y también presidente de la ANP ha sido un tenaz y exitoso promotor de la causa y desarrollo de los puertos del litoral y ha contribuido hábilmente a concretar encuentros entre operadores privados, trabajadores y autoridades para juntos transformar en hechos, viejos sueños de cambios para para hacer de este río una Hidrovía capaz de ofrecer al comercio internacional una cadena de puertos modernos, eficientes, confiables y ultramarinos y hablamos de ambas orillas. Pero Silbermann no es hombre de bajar los brazos y en la segunda etapa de su vida tras ser designadp ante la CARU vuelve con el mismo sentido de responsabilidad al combate con su estilo calmo, paciente, moderado pero firme y sobre todo con su característico bajo perfil que exige del periodista un esfuerzo mayor. Pero no se engañe, no habrá nada que lo detenga de su objetivo que es restaurar el río Uruguay, consistente en a) profundidad, b) rescatar nuevos y salvar viejos pasos y c) acceso a los puertos. Sobre todo teniendo una vision binacional; el rio debe servir para los barcos internacionales y para complementación de los puertos de ambos países.

Nos destaca Silbermann que fue la propia CARU, en coordinación con los servicios de aplicación de ambos Estados (en nuestro caso con los Servicios de Hidrografía SOHMA y de balizamiento SERBA de la Armada Nacional) son los ejecutores del proyecto Boyas. Repetimos: esta acción fue resultado de la apertura de nuevos pasos alternativos. y la ampliación del ancho de solera del canal de navegación.

Casas Blancas.

Jan de Nul fue la adjudicataria en la apertura, por primera vez del canal Casa Blanca, antes de arribar a Paysandú, Aquí se dragó fondos muy duros una obra realizada en febrero de 2017 habilitando la navegación tras años de reclamos por todos e inaugurado por el barco uruguayo "Provincias Unidas" de la empresa Navi Port, La apertura de este canal ya está dando sus resultdos pues con aquel barco portacontenedores se reinició una interesanate operativa de carga y descarga ocupándose mano de obra en dicho puerto.

El Paso Casa Blanca tiene ahora 19 pies de profundidad (para 17 de calado) y 80 metros de ancho de solera, por consiguiente sustituyó a los Pasos Almirón Chico y Almirón Grande, recordemos, de fácil sedimentación.

Concepción.

Un agregado importante es la complementariedad de carga lograda con Paysandú y el Puerto de Concepción del Uruguay, lo cual potencia sus resultados y alimenta el tan buscado objetivo por parte de ambos Estados, de "Integración para el Desarrollo Regional", en la aplicación de políticas nacionales en Logística, Infraestructura Portuaria y Transporte multimodal.

En otra parte de sus comentarios, Silbermann dice: "La draga Américo Vespucci se encuentra ahora dragando los Pasos Altos y Bajos y Garibaldi, y luego de superar algunos problemas de cascos hundidos, continúa ahora su trabajo rumbo a Concepción del Uruguay, para culminar en octubre del corriente año.

Quedará así dragado el Río Uruguay a 25 pies de profundidad con relación a los ceros locales, lo que habilita la navegación para buques de hasta 23 pies de calado hasta el Km. 187 y ampliado a 100 mts. de ancho de solera, a lo que habría que sumarle en cada instancia, la "crecida del río" que incrementa el calado de navegación y en consecuencia la capacidad de carga. Debemos aclarar que para el Puerto de Fray Bentos, MBopicua y la zona de alije y complemento de carga Punta del Arenal, ya están a 25 pies de profundidad desde el mes de abril pasado y se está trabajando ahora para "validar" los datos e incorporarlos a las cartas de navegación.

Las ventajas que traerá aparejado este dragado son bien importantes, entre ellas permitirá cargar directamente en buques de ultramar tipo Handy, en las terminales mencionadas, disminuyendo la necesidad de completar carga en otros puertos, como también descongestionar la saturacion que se produce en las Terminales de Nueva Palmira, sobre todo en época de zafra, reduciendo los tiempos de espera de los buques.

Por último, el "contrato con Jan de Nul incluyó el "Dragado de Mantenimiento" para los siguientes tres años 2019, 2020 y 2021, "cuyo costo estará a cargo de ambos Estados por partes iguales".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)