VOTACIÓN

El Parlamento aprobó la ley de gestión de residuos y la de emprendedurismo

Con los votos del Senado, ayer el Parlamento dio aprobación final a varios proyectos que estaban bajo análisis hacia meses.

Cámara de senadores Ururguay. Foto: Archivo El País
La ley de emprendedurismo que busca promover el desarrollo y la articulación del sistema emprendedor. Foto: Archivo El País

Tras más de un año de trabajo parlamentario, aportes de expertos y modificaciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la Cámara de Senadores aprobó ayer por unanimidad la ley de emprendedurismo que busca promover el desarrollo y la articulación del sistema emprendedor.

El diputado por el Partido Nacional, Rodrigo Goñi -uno de los autores del proyecto, junto al diputado frenteamplista Walter De León-, señaló que la aprobación de la ley “es una gran noticia para los emprendedores y algo largamente esperada por estos”.

Entre los aspectos contemplados en la iniciativa está la creación de un nuevo tipo de empresas: las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), una forma jurídica que acortará los costos y los plazos en especiales para las Pymes.

Por otro lado, la nueva normativa autoriza el sistema de financiamiento colectivo, conocido como crowdfunding. Este es el sistema más utilizado para el desarrollo de los emprendimientos en el mundo.

Por otra parte, el Senado también dio ayer sanción definitiva a la nueva ley de defensa de la competencia, que actualiza las normas en esta materia vigentes desde 2008.

Residuos.

Ayer la Cámara de Diputados dio sanción definitiva al proyecto de ley de gestión integral de residuos. El Partido Independiente no votó la iniciativa, que ha recibido críticas de las cámaras empresariales, que advirtieron que encarecerá los costos de los productos.

Meses atrás, el director de Medio Ambiente, Alejandro Nario, explicó que esta ley “genera distintos instrumentos para lograr” la gestión de los residuos.

Por un lado está la “responsabilidad extendida", que se aplicará en algunos sectores e implica que fabricantes e importadores asuman “los costos totales” del tratamiento de los productos luego de utilizados.

Para el resto de los sectores, como el de envases plásticos, se aplicará una tasa del Impuesto Específico Interno (Imesi) a pagar por el fabricante o importador del producto para financiar la gestión de los residuos que generan. La oposición se manifestó en contra de la parte impositiva del proyecto. A su vez, Nario descartó que el impacto en los precios sea de magnitud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)