AREAFLIN

Parque eólico que tiene a pequeños ahorristas como accionistas tuvo salto en ganancias

En nueve meses de 2020, el resultado integral arrojó ganancias por US$ 2.354.995, un salto de 164,5% respecto a los US$ 890.262 de igual período de 2019.

Dos realidades: el agro fue de los que cayó y la energía de los que creció. Foto: Nicolás Pereyra
El de Valentines es 80% propiedad de pequeños ahorristas y las AFAP y en un 20% de UTE, que es el que lo gestiona. Foto: Nicolás Pereyra

Hace poco más de cinco meses (a fines de mayo) una asamblea de accionistas de Areaflin S.A. (que posee el parque eólico Valentines, que gestiona UTE y tiene unos 10.000 pequeños ahorristas como accionistas además de las AFAP y el propio ente) debatía en forma acalorada por qué el parque eólico generaba menores ganancias que las esperadas.

En ese momento, la información que recibían los pequeños accionistas era que en 2019 la generación eléctrica del parque eólico estuvo 11,71% por debajo de las proyecciones iniciales y que la empresa tuvo una ganancia de US$ 1.267.622. Eso derivó en una distribución de dividendos, a fin de junio, de US$ 1.005.344,15.

En esa ocasión, un accionista dijo que la memoria anual de la S.A. “no cumple con la ley” porque entre otras cosas “no hay una mención a que la producción está por debajo de lo esperado. ¿Por qué? ¿Estamos ante incompetencia, negligencia, ocultamiento?”.

El presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) y de la asamblea de accionistas de Areaflin S.A., Ángel Urraburu, finalizó aquella reunión con esta frase: “independientemente de las discrepancias” y de las “calenturas de accionistas” quedó “absolutamente claro que hay disponibilidad y receptividad de UTE”.

Ahora, ¿cómo viene la situación del parque eólico en lo que va de 2020?

Recientemente, la sociedad presentó a la BVM sus estados financieros por el período de nueve meses cerrados al 30 de septiembre y auditados por el estudio Posadas, Posadas & Vecino.

Allí se dio cuenta que en nueve meses de 2020, el resultado integral arrojó ganancias por US$ 2.354.995, un salto de 164,5% respecto a los US$ 890.262 de igual período de 2019.

Eso implica una ganancia de US$ 0,0017 promedio por acción frente a US$ 0,0006 de igual período de 2019.

El estado financiero contiene una mención al coronavirus. En una de las notas, Posadas, Posadas & Vecino señaló que “se ha propagado el coronavirus” y “se han tomado medidas extraordinarias a nivel regional e internacional para contener dicha pandemia lo cual ha afectado notoriamente la actividad económica regional y global. Adicionalmente, la evolución de la pandemia es altamente incierta y, en consecuencia, también lo son las medidas de contención futuras, su duración e impacto en la actividad económica futura”.

Pese a ello, “la dirección de la sociedad no espera que las medidas descritas en el párrafo precedente tengan un impacto significativo en las operaciones de la sociedad dado que los flujos de ingresos provienen del contrato” de venta de energía eléctrica a UTE, siendo esta “una entidad estatal con calificación grado inversor por lo cual es remota la posibilidad de default de dicho cliente” (sic), indicó.

Agregó que “la sociedad ha tomado medidas en base a las recomendaciones gubernamentales para asegurar la operación de las instalaciones y resguardar la seguridad y salud de las personas que operan en el sitio donde se encuentra instalado el parque eólico”.

Uno de los aspectos que influyó en el aumento de ganancias en el parque eólico, fue la reducción de los costos financieros de Areaflin de 16,4% para un total de US$ 3.342.989. Esto se debe a que el capital adeudado (que se utilizó para la construcción del parque) disminuye a medida que se amortiza.

Otro de los factores fue el incremento de las venta de energía. La comercialización de energía a UTE aumentó 9,3% en nueve meses de 2020 frente a igual período de 2019, para totalizar US$ 15.051.375.

Este factor de la producción de energía por debajo de la estimada había sido uno de los factores de polémica en la asamblea de accionistas.

A fines de julio, un informe de la consultora española G-Advisory realizó una nueva estimación de producción energética del parque eólico Valentines para el largo plazo que en P50 (es decir que en el 50% de los casos se sitúa en ese nivel) es 9,05% menor a la estimada inicialmente en el proyecto.

El informe indicó que “la velocidad (del viento) registrada por la torre del parque Val100 fue de 7,7 metros por segundo (m/s) mientras que DNV (Garrad Hassan, consultora que hizo la estimación incluida en el proyecto) en su informe estimó una velocidad a largo plazo en la posición de la torre de 8,2 m/s, es decir un 6,6% más”. Agregó que es “esta la causa principal de la diferencia entre la energía estimada y la real”.

Así, el modelo inicial que arrojaba una tasa de retorno para el inversor de 9,78% fue ajustado a 7,93% debido a este factor.

Para mejorar la rentabilidad para aquellos que invirtieron en el parque eólico (pequeños ahorristas y AFAP), una asamblea de accionistas del 26 de octubre pasado aprobó una reducción del capital integrado de la sociedad de US$ 5 millones. “El inversor recupera antes su dinero (se mantiene en proporción la participación en la S.A.) y la rentabilidad le mejora” a 8,51% con este rescate, había dicho el director por los accionistas clase B (pequeños ahorristas y AFAP), Gonzalo Pérez. Entre los dos rescates anticipados de capital y la distribución de utilidades “se va a llevar devuelto el 34% del capital aportado, es decir US$ 17.668.000”, había agregado.

Calificación de acciones igual

La calificación de riesgo de las acciones emitidas por Areaflin S.A. se mantuvo en A (uy) -la quinta mejor-, según informó la calificadora CARE a fines de octubre. El informe de la calificadora recalculó la tasa de retorno “con el factor de utilización que surge de la producción real de energía durante el período de operación plena del parque (lleva cuatro años ya), suponiendo que el resto de las variables se mantienen de acuerdo a lo descrito en el prospecto (de emisión). A pesar de una menor producción esperada para el período que resta, la tasa interna de retorno más probable se ubicaría en el entorno de 8,9%, lo que a juicio de CARE sigue siendo razonable, y podría resistir mayores caídas en la producción” de energía eléctrica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados