inquietud

Paul Krugman, preocupado por la economía argentina

El premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, cuyas ideas suelen ser destacadas por el gobierno de Cristina Kirchner, señaló que está "preocupado" por la Argentina porque "en realidad nunca normalizó las cosas". Fue en una entrevista con el diario mexicano El Universal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Paul Krugman

El economista sostuvo que Argentina se había recuperado "muy bien" de la crisis económica, pero que nunca terminó de normalizar las cosas; también mostró inquietud por el futuro de China.

-En estos momentos, ¿de qué economías debería preocuparse el mundo por el comportamiento que tienen?

-Estoy preocupado por la Argentina, porque ellos se recuperaron muy bien de la crisis económica con medidas ortodoxas, pero en realidad nunca normalizaron las cosas, y eso es un problema político, además de que tienen temas pendientes para tomarse en cuenta, como los fondos buitre. Brasil está en una turbulencia, pero no significa que vaya a estrellarse; México no tendrá más de eso, pero registra fluctuaciones. Estoy preocupado por China, porque tiene ciertos límites en su modelo de crecimiento. Es una economía que tiene enormes montos de inversión, no muy buen nivel de consumo y podría mantener por un tiempo su crecimiento, pero va a caer rápidamente el crecimiento.

Veremos un aterrizaje duro. Por eso, creo que este modelo tiene que acabar. La inversión caerá porque no habrá suficiente oportunidad, porque el consumo tendrá que encontrar su lugar y hay un tremendo déficit interno. China es altamente vulnerable a tener problemas. Puede ser superpotencia porque tiene mucha población y puede moverse.

¿Es el final del capitalismo y neoliberalismo?

-No, es tiempo de ser más modestos, en términos de lo que uno cree que los mercados pueden lograr o las metas que se pueden alcanzar. Cuando llegamos a 2007 nos dimos cuenta de que no había mucha regulación para los gobiernos; a los bancos se les dejó que hicieran lo que quisieran, la apertura de mercados no estaba tan regulada, los gobiernos fijaban sus presupuestos sin importar que subiera su déficit, y todas esas cosas demostraron que estaban mal y que debíamos tener una regulación financiera más fuerte. Si ves lo que implica en términos del sistema económico, no estamos hablando de terminar con el capitalismo, estamos hablando, tal vez, de limitar más el sistema, de tener una capitalismo con más garantías, porque esto es lo que tenemos.

-Entonces ¿no es momento de buscar otro modelo económico, solamente tomar lo mejor?

-No, es momento de buscar otro modelo. Hay que aprender de nuevo las experiencias del pasado. Cierto que las políticas son a veces preocupantes, porque los políticos están muy determinados a hacer las cosas mal. Pero no es un problema del modelo, sino de la forma en que aplican las políticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)