Desayuno en la embajada uruguaya en Argentina

Los pedidos de los empresarios argentinos Rattazzi y De Narváez a Astori

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori disertó ayer en Buenos Aires. Entre los asistentes, el presidente de Fiat, Christiano Rattazzi y el principal de Grupo Ta-Ta, Francisco De Narváez aprovecharon para hacerle planteos.

Danilo Astori junto a Héctor Lescano Fraschini y Juan Carlos López Mena. Foto: EFE
Danilo Astori junto a Héctor Lescano Fraschini y Juan Carlos López Mena. Foto: EFE

Ante la presencia de empresarios argentinos como Cristiano Rattazzi (presidente de Fiat), Francisco De Narváez (Grupo Ta-Ta), Martín Eurnekian (Puerta del Sur) y el presidente de la Cámara de Comercio Uruguayo-Argentina, Juan Carlos López Mena, entre otros, disertó ayer el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori en un desayuno organizado en la residencia del embajador uruguayo en Argentina, Héctor Lescano.

Astori afirmó que Uruguay está en una sólida posición financiera, pero que no deja de preocuparle el déficit fiscal (ubicado en 3,9% del Producto Interno Bruto —PIB— sin el "efecto cincuentones").

"Por la incorporación de los cincuentones al sistema previsional, el déficit actual es de 2,9% (del PIB). Sin embargo, es una cifra que se produce por un dinero que no se puede gastar porque es para un fondo de seguridad social con el cual habrá que pagar las jubilaciones futuras con los que cambiaron de régimen", dijo Astori a El País.

Por eso, sostuvo que se trabaja en bajar el déficit. Durante la ronda de preguntas, Rattazzi, dijo que esa cifra debería estar en el entorno de 2% del PIB y la inflación en 4% (actualmente es 8,05%). "Coincido totalmente con el enfoque, tiene que ser la línea de estrategia de nuestro modelo", respondió Astori a la sugerencia del presidente de Fiat, aunque admitió ciertas dificultades para alcanzar rápidamente esa meta.

"Vamos lento porque Uruguay tiene gastos endógenos muy altos, como es la seguridad social y el sistema de salud. El margen discrecional para reducir el gasto es pequeño y se llegó a una frontera tributaria que no tiene que trascender", afirmó el ministro.

Para Astori, el principal problema económico que tiene Uruguay es "la generación de empleo".

Por eso, el jerarca cree que es necesario poner el mayor esfuerzo posible en bajar la desocupación sin descuidar la informalidad. El ministro lo destacó, y en la ronda de preguntas de empresarios, hubo varias inquietudes al respecto. "Obviamente habrán hecho estos planteos pensando en la realidad que viven en Argentina, pero que Uruguay también la comparte", indicó.

"Estimular la inversión es la clave, los primeros indicios son buenos porque hay muchos proyectos, pero vamos a tener que atravesar un período de maduración para que empiecen a transformarse en puestos de trabajo", especificó.

Astori se mostró esperanzado en que se concrete el adelanto que hizo el Banco Central en su informe de política monetaria y que se sostenga el ritmo de crecimiento del PIB de los dos primeros trimestres del año. "Uruguay creció 2,5% en el período enero-marzo y 2,4% en el primer semestre. Espero que se mantengan esas cifras para el tercer trimestre", apuntó.

También se refirió al acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. "Está la incógnita de Brasil, que todavía no ha mostrado un rumbo claro en materia de política internacional, en materia de integración, en materia de búsqueda de acuerdos con estos bloques, creo que tenemos que darnos un poquito de tiempo para ver cómo va a actuar", expresó.

De Narváez elogió la exposición que hizo Astori sobre la situación económica de Uruguay, pero también hizo un pedido. "El 8% (de inflación) nos preocupa y entendemos que hay factores exógenos que lo producen, como la calidad de la exportación de la carne, que empuja los precios de la canasta básica, pero también hay cortes populares que no son exportables y que pueden servir para compensar los precios internos", sostuvo De Narváez.

"El índice de precios de nuestra cadena (Ta-Ta) es de -0,2% contra el 8% con el que puede terminar el año y los beneficiados son nuestros clientes (...) Creemos que se pueden hacer más cosas. Por ejemplo, hoy nos es más barato importar manzanas de California que desde Neuquén por un tema arancelario que es para agarrarse la cabeza. Les pedimos hacer una política conjunta del sector formal con el sector público para ordenar esta situación, producto por producto", planteó De Narváez.

Astori agradeció la confianza que deposita el grupo en el país y reconoció que hay que hacer un esfuerzo entre el sector público y el privado para mejorar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)