LAS RAZONES DEL DIFERENDO

La pelea entre dos gremiales por los costos en el puerto

La ANP quiere avanzar en la regulación de servicios, privados lo rechazan.

Las tarifas que se cobran en Montevideo y cómo regularlas, motivan la "pelea" entre dos gremiales con el gobierno como árbitro. Foto: Gerardo Pérez
Las tarifas que se cobran en Montevideo y cómo regularlas, motivan la "pelea" entre dos gremiales con el gobierno como árbitro. Foto: Gerardo Pérez

El tema de fondo son los costos para sacar mercaderías al exterior y ser competitivos, y la palabra clave "glosario". En torno a esto, hay un enfrentamiento entre dos cámaras empresariales: la Unión de Exportadores (UEU) y el Centro de Navegación (Cennave), con la Administración Nacional de Puertos (ANP) como actor secundario.

El diferendo se inicia cuando la nueva directiva de la UEU, que desde que asumió se puso el objetivo de mejorar la competitividad y conformó grupos de trabajo en este sentido, comenzó a indagar en los costos del puerto de Montevideo y la cadena logística local.

"Desde hace muchos años venimos pidiendo por la competitividad. Hicimos foco en ver los costos que tenemos en el país comparados con los de nuestros competidores, y los servicios que están integrados a la cadena", contó a El País la gerenta general de la UEU, Teresa Aishemberg. Agregó que hoy hay "preocupación porque vienen menos barcos (al puerto de Montevideo) y entonces empieza a fallar la conectividad, eso pasa porque el puerto es caro, y en eso incluyo a todos los integrantes de la cadena".

El diagnostico de que hay costos que deben reducirse que plantearon los exportadores al gobierno —la directiva de la UEU ya se reunió con el presidente Tabaré Vázquez, y los ministros Danilo Astori (Economía), Carolina Cosse (ex de Industria) y Víctor Rossi (Transporte y Obras Públicas)— causó que la ANP avance en regular al sector, según creen empresarios privados del ámbito portuario.

Hace unas semanas, llegó al Cennave —la gremial del sector portuario— un mensaje de la ANP pidiendo opinión sobre la pretensión de revisar "el marco legal portuario vigente" y en línea con lo dispuesto en el Plan Maestro crear un "glosario de términos portuarios" donde se detallarán los servicios que corresponden a cada tipo de operador (depósitos portuarios, transporte, agencias marítimas, terminales de contenedores) establecido en los puertos públicos.

"Es intención de la ANP propiciar ante el Poder Ejecutivo el dictado de un decreto que habilite a facturar y cobrar exclusivamente los servicios portuarios contenidos en el glosario", dice la misiva.

Una fuente empresarial comentó a El País que "la voluntad final es regular las tarifas" y atribuyó eso a la "presión" de la UEU. También cuestionó que la ANP basa su decisión en lo hecho por "un grupo de trabajo que elaboró un documento y sobre eso se hizo un plan estratégico para poner precios máximos y decir qué servicios se pueden prestar" en el puerto, pero cuando pidieron esos informes no los obtuvieron.

El tema fue tratado en los últimos días por la directiva del Cennave y se respondió a la ANP: "dimos nuestra posición (contraria) desde varios ángulos, desde lo jurídico y desde lo operativo comercial", dijo a El País el presidente de esa gremial, Alejandro González.

Puerto de Montevideo. Foto: Archivo El País
Puerto de Montevideo. Foto: Archivo El País

La fuente explicó que la intención de la ANP va contra la ley de Puertos que establece la libre competencia y González señaló que a nivel operativo "tener un glosario para nada va a hacer más competitivo a un mercado o país". El Cennave entiende que "la solución para tener más competitividad pasa por otro lado" y brindó algunas posibles soluciones a la ANP en su respuesta.

El vicepresidente de la ANP, Juan José Domínguez, manifestó a El País que con el glosario se busca "transparentar las diferentes formas de negocios que existen y que se ven reflejadas en las tarifas".

El jerarca reconoció que el de los costos en el puerto es un tema que tiene "muy interesado a algunas cámaras" empresariales, como la UEU. "Ellos sienten a veces algunas cuestiones de deslinde de los costos, y hablan que el puerto de Montevideo puede ser caro, lo que a nosotros nos preocupa", indicó.

El jerarca recordó que hoy hay una "situación de baja" en el movimiento portuario en Uruguay y la región, entonces "es evidente que tenemos que tratar de tener precios lo más adecuados posibles, cosa que Argentina está haciendo y eso se nota en la competencia".

Consultado por las críticas del Cennave, el vicepresidente de la ANP señaló que "nosotros no regulamos y sabemos que actuamos en una política de libre mercado". Añadió que si esto causa molestia en los actores privados "creo que no vamos a insistir".

Sin embargo, el presidente de la ANP, Alberto Díaz, explicó días atrás la iniciativa en el Instituto Nacional de Logística (Inalog) donde hay representantes de todos los integrantes de la cadena de costos.

Diálogo.

Las directivas del Cennave y la UEU mantuvieron una reunión hace pocas semanas. "Fue un excelente contacto, le explicamos muchas cosas y dimos por laudado el tema", expresó González.

Sobre el reclamo por los costos en el puerto, el presidente de la gremial portuaria indicó que "hay que mirar a todos los actores de la cadena" sin olvidarse del Estado y empresas que son intermediarias y "también cobran".

Agregó que "se apunta a un sector como el nuestro que brinda servicios pero entendemos que a la hora de visualizar cómo hacer más competitivo al país no todos aportan los números, y en definitiva no todos los que integran la cadena de costos están siendo vistos con la misma vara".

Aishemberg remarcó que la apuesta de la UEU es continuar dialogando con las autoridades y el sector privado para mejorar la eficiencia a nivel logístico. "La preocupación es que al no venir barcos porque están caros los servicios portuarios tenemos más dificultades para cargar nuestra mercadería y que llegue en tiempo y forma a los mercados externos", concluyó.

"Compartimos la preocupación" por 13 jornales

Un tema que une al Cennave con la UEU es la disconformidad con un artículo de la Rendición de Cuentas aprobada en 2017 que obliga a las empresas portuarias a pagar un mínimo de 13 jornales mensuales a los trabajadores, aunque cumplan tareas por menos días. Debido a las quejas por los costos extras que esto implicaría, el Poder Ejecutivo ha venido postergando su entrada en vigencia. "Ahí sí que se perdería competitividad si tenés que salir a pagar los 13 jornales", dijo González del Cennave. Hace unas semanas, el sindicato portuario (Supra) presentó en la Organización Internacional de Trabajo (OIT) "un reclamo contra el Estado uruguayo", solicitando se aplique la normativa y se cumpla un convenio internacional que recomienda dar estabilidad al trabajo en el sector.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)