Un tema de tiempos

La pérdida de carga paraguaya golpea al puerto, que baja 14% su actividad

En los primeros 9 meses del año, el movimiento de contenedores en el puerto de Montevideo cayó 14% respecto a igual período del año pasado. Eso se debe fundamentalmente a la caída de los transbordos (que venían principalmente de Paraguay) que son aproximadamente la mitad de la carga que se mueve.

Repunte. Las exportaciones de bienes -incluyendo zonas francas- aumentaron en agosto tras cuatro meses consecutivos de caídas. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Solo en un mes de 2018 no hubo caída interanual en el movimiento de contenedores en el puerto de Montevideo, y hasta septiembre se lleva registrada una baja en la actividad de 13,8% respecto a los mismos nueve meses del año previo. Operadores privados y autoridades consultadas por El País atribuyeron esa reducción a la menor llegada de carga paraguaya en transbordo.

Según el informe del Área Operaciones y Servicios de la Administración Nacional de Puertos (ANP), entre enero y septiembre se movilizaron en la terminal 365.026 contenedores, una cantidad 13,8% inferior a la registrada en el mismo período del año pasado —58.742 contenedores menos— y 9,4% menos que en los nueve primeros meses de 2016 —38.204 contenedores menos.

"La baja refiere estrictamente al tránsito de Paraguay que hemos perdido, porque las importaciones y exportaciones se mantienen en el mismo nivel", dijo a El País el director de la ANP en representación de la oposición (Partido Nacional), Juan Curbelo.

Analizó que el movimiento "es parte del reordenamiento en los puertos de la región", ya que Argentina impuso durante la era kirchnerista trabas al transbordo de contenedores desde Paraguay y eso llevó a incrementar el volumen que llegaba a Uruguay, lo que cambió desde la asunción de Mauricio Macri en el vecino país. El jerarca señaló que hubo "un reordenamiento positivo" en Argentina que llevó a que sus puertos "estén funcionando mejor".

Del total de contenedores que pasaron por la terminal en nueve meses, un 48% (176.289 unidades) llegó en modalidad de trasbordo.

En abril pasado y ante una comparecencia en el Parlamento del ministro de Transporte, Víctor Rossi, el diputado blanco Juan José Olaizola señaló que se llevaba perdido aproximadamente el 40% de la carga proveniente de Paraguay, que estimó en unos 90.000 contenedores.

El gerente general de Montecon, Juan Olascoaga, dijo ayer a El País que el puerto "no ha tenido la capacidad suficiente en espacio para atender toda la demanda (de trasbordos paraguayos) al menos en las áreas públicas". Recordó que tiempo atrás "hubo una situación de congestión, que se solucionó y hoy funciona normalmente pero porque movemos menos volumen".

Efectivamente, entre noviembre y diciembre del año pasado se llegaron a acumular unos 4.000 contenedores en tránsito desde Paraguay en el puerto de Montevideo, que debían salir por los muelles públicos en los que opera Montecon. Tras unos días, la ANP intervino y coordinó una solución para despachar la carga entre la firma portuaria y su competidora Katoen Natie —empresa belga que a través de Terminal Cuenca del Plata (TCP) tiene la única terminal especializada de contenedores. Los consultados coincidieron en que a partir de ese momento fue que Argentina comenzó a captar la carga paraguaya.

"No es compatible captar la carga paraguaya con un régimen multipropósito de los muelles", indicó una fuente del sector. Es que por el reglamento de atraco que rige actualmente, los barcos de mayor volumen deben esperar disponibilidad pa-ra el despacho en las áreas públicas, lo que hace "que un buque que podría operarse en dos días termine demorando dos semanas".

En el sindicato portuario se entiende que las cifras de actividad son un punto "de preocupación", pero lo consideran "una desaceleración tras cinco años de crecimiento en el movimiento de contenedores". El presidente del Supra, Ricardo Suárez, dijo a El País que aún "no ha habido grandes impactos en la mano de obra".

A su vez, el dirigente gremial rechazó que haya problemas de infraestructura en el puerto y atribuyó las dificultades con la carga paraguaya a "un tema entre privados, por los acuerdos de las navieras con las terminales (estibadores privados)" que llevan a que "la gran mayoría de los muelles estén vacíos y aún así se demore la salida" de contenedores en trasbordo.

Hasta septiembre, la firma TCP acaparó el 45% de la carga y Montecon el 55%. La compañía que tiene en concesión una terminal especializada se encamina por cuarto año consecutivo a no cumplir el movimiento mínimo que se le exige por contrato y deberá pagar al Estado una suma cercana a US$ 1 millón. Fuentes de la empresa comentaron que hoy funciona al 25% de la capacidad instalada.

Futuro.

Curbelo mencionó que la profundización a 14 metros del canal de acceso al puerto de Montevideo —obra prevista en el Plan Maestro— y el inicio de negociaciones con Bolivia para que pase por alguna terminal local su carga, son dos factores que pueden hacer aumentar la actividad en el mediano plazo. Detalló que lo primero permitirá el ingreso "de buques de mayor calado y será un diferencial respecto a Buenos Aires", y lo segundo da "interesantes oportunidades de negocios con la carga contenerizada".

Para Olascoaga son iniciativas que no moverán la aguja. "Seguirá todo igual en la medida que no haya más espacio (en los muelles públicos) y más infraestructura para mejorar la productividad, aunque se drague más (el acceso al puerto) el cuello de botella está en la productividad del puerto", expresó.

Desde Katoen creen que una complementariedad entre los dos principales operadores podría llevar a mejorar el servicio con la carga paraguaya y retomar los trasbordos perdidos.

Más pasajeros embarcados

El informe de la ANP también detalló que entre enero y septiembre se embarcaron 300.509 personas en la terminal fluvial de pasajeros del puerto de Montevideo con destino a Buenos Aires, esto es 3,1% más que en igual período de 2017. A su vez, se incrementó el número de autos que embarcan rumbo al vecino país: fueron 29.923 en nueve meses, un 2,9% más en la comparación interanual. En tanto, los pasajeros que llegaron al puerto capitalino en el período fueron 1,7% más (278.507 personas en total) y los autos que desembarcaron 3% más que el año pasado (33.532 autos). Por otra parte, la llegada de cruceros a Montevideo disminuyó 9,9% en el año (llegaron 100 frente a 110 el año pasado), al tiempo que atracaron 3,8% buques menos que en 2017 (2.818 contra 2.930).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)