LLEVA TRES AÑOS SEGUIDOS DE CAÍDA

Perspectivas de actividad estancada en construcción

Indicador líder del sector se deterioró y lleva a prever eso en 2018.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"La información disponible a abril generó un deterioro en el indicador tendencial de la actividad económica de la construcción (ILIC). Con excepción de los costos de la construcción que aumentaron menos de lo esperado y de la inflación en dólares que superó las expectativas, todos los determinantes incidieron en forma negativa", expresó ayer el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (Ceeic) en un informe.

Con esto, "se espera que la actividad de la construcción registre variaciones próximas a 0 en 2018, lo que representa un deterioro de las perspectivas con respecto a la edición anterior del informe", aseguró.

El Ceeic señaló que "en el plano local todos los determinantes del indicador favorecieron su deterioro, con excepción de los costos de la construcción que aumentaron por debajo de lo esperado. Específicamente, se observó un incremento inesperado de la tasa de desempleo, así como una reducción de la producción de cemento destinada al mercado local que fue superior a la esperada y un deterioro no esperado de las expectativas empresariales, que adicionalmente fueron revisadas a la baja".

El informe añadió que "las señales regionales recogidas a través del ISAC —indicador del nivel de actividad en la industria de la construcción argentina— también incidieron en forma negativa, dado que si bien se observó un incremento de este indicador se esperaba un mejor desempeño. Por el contrario, la inflación en dólares aumentó por encima de lo esperado, constituyendo una señal internacional positiva".

"Las nuevas proyecciones predicen que la actividad de la construcción permanecería estancada 2018, esperándose tasas de variación virtualmente nulas", concluyó el Ceeic.

Hay que tener en cuenta que en los últimos tres años cerrados a 2017 (12 trimestres), la actividad de la construcción solo creció (+0,4%) en un trimestre, el último de 2016.

En 2014 la construcción creció 0,7% para caer 6,1% en 2015, 2,6% en 2016 y 6% el año pasado.

Esa contracción de los últimos tres años determina que actualmente el producto bruto de la construcción (descontando el efecto de la inflación) vuelva a niveles de 2011.

Una de las apuestas del sector es a que la obra pública retome dinamismo y que también se sumen los proyectos de Participación Público-Privada (PPP) para volver a crecer. El otro factor de tracción sería la construcción de la segunda planta de UPM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º