CORONAVIRUS

Pese al COVID-19, empresas a concurso de acreedores están en el menor nivel en los últimos 6 años

Según informó la Liga de Defensa Comercial (lideco) hay menos empresas que van a concurso para reorganizar sus deudas.

Empresas a concurso de acreedores para reorganizar deudas. Foto: Gerardo Pérez
Empresas a concurso de acreedores para reorganizar deudas. Foto: Gerardo Pérez

Entre enero y octubre 62 empresas entraron a concurso de acreedores, de lo que 42 fueron voluntarios (presentados por el propio deudor concursado) y 20 fueron concursos necesarios (solicitados por un tercero legitimado). Esto está 19,5% por debajo de igual período de 2019 informó ayer la Liga de Defensa Comercial (Lideco). Es el menor dato de los últimos seis años.

“El mismo período de 2017, donde se registraron 100 entidades” que ingresaron a concurso de acreedores, “continúa siendo el año récord en la cantidad de presentaciones concursales desde que está vigente la nueva ley, e incluso desde la crisis del 2002. Desde 2017 en adelante, la cantidad de concursos ha venido disminuyendo”, señaló Lideco.

El mes pasado, el director gerente de Lideco, Bernardo Quesada había dicho a El País que las solicitudes de concurso de acreedores ya “venían con una tendencia a la baja” y la explicación para que la misma haya continuado pese al coronavirus es que “los acreedores han estado más tolerantes” ante la situación. “Los bancos han refinanciado (créditos), no están ejecutando y las empresas también dan más plazos (para el pago de deudas a otras)”, había agregado.

Por su parte, “las cuentas corrientes bancarias sancionadas, también muestran una curva descendente en el período” enero-septiembre en este caso, infomó Lideco.

“Las cuentas sancionadas llegan a 1.565, cifra que representa una caída de un 8,64 % respecto a igual período del año anterior. De esta cantidad, 1.203 fueron las cuentas suspendidas (representando una disminución de un 3,53% respecto a igual período del año anterior) y 362 las clausuradas (representando una disminución de 22,3 % respecto a igual período del año anterior”, indicó Lideco.

Las cuentas se suspenden cuando los cheques emitidos no tienen fondos y se clausuran cuando esta práctica es reiterada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados