RESULTADOS

Pese a mejora, Ancap tiene números rojos en nueve meses, ¿qué pasa?

Si se excluyen las subsidiarias, la pérdida de la empresa petrolera estatal asciende a US$ 68 millones en el período enero-septiembre.

Vista aérea de la planta de Ancap. Foto: Ricardo Figueredo
Ancap registró pérdidas en sus resultados financieros por US$ 68 millones frente a los US$ 58 millones perdidos en el primer semestre. Foto: Ricardo Figueredo

Ancap acumuló una pérdida de US$ 61 millones en el período enero-septiembre pero si se analiza también el rendimiento de sus empresas vinculadas los números rojos son menores, de unos US$ 28 millones. Estos resultados implican una mejora en relación al primer semestre cuando la pérdida -incluyendo las filiales de Ancap- había sido de US$ 41 millones.

Así lo señalaron los números que fueron compartidos por la petrolera estatal este martes en un taller informativo con periodistas.

El informe de Ancap reflejó que el resultado operativo fue positivo por US$ 7 millones e incluyó una ganancia por coberturas de unos US$ 25 millones. Sin embargo, se registró una pérdida en los resultados financieros por US$ 68 millones, debido mayoritariamente a la variación del tipo de cambio.

¿Cómo es el desglose de los ingresos operativos de Ancap en los primeros nueve meses del año? Estos totalizaron US$ 1.609 millones, de los cuales US$ 681 millones se quedan por el camino en la cadena de distribución (descuentos, bonificaciones, fideicomiso del boleto, Imesi, entre otros).

Eso se transforma en US$ 928 millones que corresponde a los ingresos operativos netos y a eso se le sustrae el costo de ventas (costos directos como materia prima y mano de obra) que implican unos US$ 824 millones.

Dentro de esta cifra están comprendidas las coberturas de crudo y por tipo de cambio, las cuales, de no haberse realizado, Ancap hubiera gastado unos US$ 25 millones adicionales aproximadamente.

Por lo tanto, el margen bruto terminó siendo de unos US$ 104 millones, de los cuales los gastos de administración y otros como tasas, impuestos y fletes secundarios, insumen otros US$ 97 millones, dejando un resultado operativo de US$ 7 millones finales.

Entre el resultado operativo y el resultado neto está el resultado financiero. Si se analizan los datos divulgados por el ente, se registraron pérdidas por US$ 68 millones, frente a los US$ 58 millones perdidos en el primer semestre. La razón detrás de esta caída se explica por la diferencia en el tipo de cambio (el dólar subió 14% en el período) y los intereses de deuda que tiene Ancap.

En cuanto al resultado de las empresas vinculadas, estas tuvieron una participación favorable de US$ 26 millones, así como también impactó de forma positiva el impuesto a la renta con un total de US$ 7 millones, lo que dejó el resultado neto mencionado de US$ 28 millones de pérdida.

Al analizar los ingresos efectivos para Ancap, es decir, el total pagado por los clientes, la cifra fue de US$ 1.748 millones en el acumulado a septiembre. Las autoridades del ente explicaron que de ese total entre el 95% y el 96% de la facturación está explicada por la venta de combustibles.

Fachada del edificio de Ancap. Foto: Archivo El País
Fachada del edificio de Ancap. Foto: Archivo El País

Sin embargo, el ingreso efectivo para Ancap se reduce a US$ 902 millones dado que de ese total pagado por clientes, unos US$ 846 millones son deducciones (fletes secundarios, IMESI, IVA, márgenes distribuidoras y bonificaciones, tasa inflamable y Ursea, entre otros).

Si se dividen todas las deducciones entre el volumen vendido en el mercado interno -IVA incluido- el ingreso efectivo al ente es de unos $ 24 por litro aproximadamente (en un promedio de todos los combustibles), lo que según las autoridades es una indicación del precio de salida del combustible desde la planta de Ancap.

Los US$ 902 millones que significan el ingreso efectivo para Ancap es la cantidad de dinero con la que cuenta la empresa para producir. Por lo que, si a esa cifra se le restan los US$ 895 millones de costos de producción de bienes vendidos y operativos queda un total de US$ 7 millones como resultado operativo.

Desde Ancap explicaron que entre los costos de producción, el 80% de ellos refieren a los costos del petróleo y los biocombustibles, los cuales dependen de variables exógenas como el precio del crudo a nivel internacional y la evolución del tipo de cambio.

Por negocio.

Si se analizan los resultados de Ancap en los primeros nueve meses del año por unidad de negocio, estos señalan que los combustibles aportan US$ 6 millones, los lubricantes US$ 3 millones, el gas natural US$ 1 millón y el portland es el único de resultado negativo por US$ 3 millones, el cual es compensado por el aporte de lubricantes y gas natural.

Los resultados de las subsidiarias mejoran 13,6% en el acumulado a septiembre de este año frente al mismo lapso del año pasado. En concreto, entre las tres más significativas, Ducsa aporta US$ 17,4 millones, seguido de Alur con US$ 10,5 millones y de Cementos del Plata que registró una caída de US$ 1,2 millones debido a que la calera estuvo parada desde el mes de julio hasta esta semana inclusive, por un desperfecto mecánico que sufrió su único cliente Candiota y que hizo que se frenara la producción.

Gas Sayago (en proceso de liquidación) y Gasoducto Cruz del Sur (en la que Ancap es accionista minoritario con una participación del 20%) registraron caídas similares en el entorno de US$ 1 millón.

Finalmente, de los pasivos de Ancap, la porción en dólares es de unos US$ 438 millones, compuesta por US$ 178 millones en deudas comerciales (principalmente con proveedores de crudo) y US$ 260 millones en deudas financieras.

Impacto virus y biocombustibles

El impacto del COVID-19 llevó a una caída del 7% en todos los productos. En enero-septiembre, la caída interanual en ventas de nafta fue 8% y 3% en la comercialización de gasoil. Además, el informe presentó cifras sobre la evolución de los costos de biocombustibles y las autoridades señalaron que el objetivo es que a partir del 2021, la zafra de producción de bioetanol refleje el precio internacional, que cada productor sea más eficiente y tengan un rendimiento mínimo. El costo en 2020 del biodiesel (hecho en Capurro), es de US$ 1.170 por metro cúbico (US$/m3) frente a los US$ 1.208 de 2019. Mientras que el costo de producción del bioetanol varía significativamente entre Bella Unión y Paysandú, siendo en 2020 de US$ 1.900/m3 y US$ 880/m3, respectivamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados