COMBUSTIBLES

El petróleo sigue en baja; Arbeleche dijo que es “muy difícil” no subir naftas

El barril de crudo Brent lleva una caída de casi 50% desde enero y Ancap ya realizó compras para aprovechar la situación.

Cambios: definir portafolio, mejorar división de roles entre gobierno, Ancap y regulador y definir estructura de precios de combustibles. Foto: Fernando Ponzetto.
Cambios: definir portafolio, mejorar división de roles entre gobierno, Ancap y regulador y definir estructura de precios de combustibles. Foto: Fernando Ponzetto.

Como consecuencia de la sorpresiva decisión del presidente estadounidense Donald Trump de restringir los viajes de Europa a la nación norteamericana, ayer el petróleo Brent cayó 7%, con lo que acumula una baja cercana al 50% desde los máximos alcanzados en enero pasado.

Según supo El País, los equipos técnicos de Ancap monitorearon ayer la situación pero no realizaron nuevas compras de crudo a futuro, como sí lo habían hecho los días previos. Es que esta semana la petrolera en coordinación con el equipo económico de gobierno realizó compras anticipadas de crudo para junio y julio, así como también un contrato de coberturas para el segundo semestre.

Estas operaciones permitieron postergar por el momento el ajuste de los combustibles. Sin embargo, ayer en En Perspectiva de Radiomundo la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, dijo que “en principio sería muy difícil, salvo que el precio del petróleo bajara muchísimo, pensar que no va a haber un aumento en los combustibles”.

La jerarca pidió esperar “donde se estabilizan los precios del crudo y cuales son las cotizaciones a las que podemos cerrar” las operaciones hechas por Ancap.

“Lo más importante es que aprovechemos la oportunidad de estos precios bajos”, sostuvo, e informó que la petrolera estatal “ya tiene básicamente todos los embarques del primer semestre” concretados con precios superiores a los actuales, entre US$ 52 y US$ 56. “El costo de ese barril va a tener que incorporarse en las tarifas cuando recojan el aumento”, expresó y manifestó que aún se analiza si habrá un aumento diferencial de los combustibles.

Ayer el Brent bajó US$ 2,57 hasta los US$ 33,22 por barril. Según reportó Reuters, una avalancha de suministros baratos que ingresó al mercado desde Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos aumentó la presión sobre los precios.

Los productores del Golfo Pérsico están aumentando la producción mientras pasan a la ofensiva en una guerra de precios del petróleo con Rusia. El lunes el crudo sufrió su mayor descenso en un día desde la Guerra del Golfo de 1991.

Imesi.

El Poder Ejecutivo publicó ayer un decreto que oficializa la suba del Imesi a las naftas y otros derivados (como queroseno, combustible de aviación y alcohol carburante).

En el caso del litro de nafta súper, el impuesto pasa de $ 23,54 hasta $ 26,31. Los casi $ 3 de diferencia serán asumidos por Ancap y no trasladados al consumidor final.

Al igual que no ajustó las tarifas en enero, el gobierno anterior no hizo a comienzos de año la actualización del Imesi, que siempre sube en línea con la inflación del período. Los precios entre enero de 2019 y febrero 2020 (último dato) crecieron 11,7%, igual porcentaje de ajuste del Imesi a las naftas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados