LAS PROYECCIONES DEL GOBIERNO

El PIB crece al menor ritmo desde 2004; lo ven estancado

Se completaron 13 años de expansión, que fue de 1% el año pasado.

La economía uruguaya creció 1% en 2015 frente a 2014, lo que representa la tasa de actividad más baja desde 2004 y la segunda desaceleración consecutiva, más allá de completar 13 años de incremento ininterrumpido.

Los números reflejan un escenario de estancamiento para los analistas consultados por El País, especialmente por el bajo o nulo crecimiento en los últimos tres trimestres del año.

Según los datos divulgados ayer por el Banco Central del Uruguay (BCU), en el cuarto trimestre de 2015 el Producto Interno Bruto (PIB) creció 0,1% en comparación al trimestre anterior y cayó 0,1% frente al último trimestre de 2014.

El gobierno se quedó cortó con su estimación. En la ley de Presupuesto proyectó un crecimiento de 2,5% y sobre fin del año pasado lo corrigió a 2%. Esto junto a un 2016 también estancado puede traerle complicaciones en el plano fiscal, según los analistas.

"En su momento dijimos que el Presupuesto estaba calculado sobre bases optimistas y el gobierno nos achacó que los analistas éramos agoreros de los problemas económicos", recordó el economista de CPA Ferrere, Santiago Rego.

También el socio de Vixion Consultores, Aldo Lema se refirió a este desfasaje y apuntó que puede afectar la credibilidad futura respecto a las perspectivas del gobierno.

"Los datos hablan de una economía que ya se desaceleró y ahora se estancó", dijo Rego. A su vez, señaló que el crecimiento del PIB anual se explica "porque se creció mucho en el primer trimestre del año, porque los demás son malos niveles de actividad".

La actividad en el año pasado comparada al 2014, registró un aumento de 4% en el primer trimestre, una caída de 0,5% en el segundo trimestre y retomó el crecimiento con 0,5% en el siguiente período.

La economista Mercedes Comas de PwC expresó que el dato del PIB anualizado "sorprendió", aunque destacó que "se creció ante un deterioro notorio del contexto externo, sobre todo a partir de mitad de año y por la incidencia de Brasil". Sobre este punto, CPA Ferrere sostuvo que las cifras denotan que "el proceso de desacople regional de los últimos años se estaría diluyendo", en especial al ver que Argentina creció 2,1% en 2015 según datos oficiales del gobierno y Brasil cayó 3,8%.

A su vez, Lema, manifestó que los números "ratifican un cuadro de estancamiento de la economía, atribuible fundamentalmente al menor impulso extrarregional, las dificultades de la región y la necesidad de corregir los desequilibrios a nivel local". Lema indicó que el crecimiento de Uruguay en 2015 "estuvo a mitad de cami-no entre el promedio de América Latina (-0,3%) y el del mun do (+3%)".

El economista Javier de Haedo apuntó en su cuenta de Twit-ter que el PIB "no creció" en 2015, ya que "cayó 0,1% entre (los) cuartos trimestres (de 2015 y 2014)" y que "el crecimiento promedio anual de 1% se debe a arrastre (estadístico) desde 2014". El socio de Deloitte, Pablo Rosselli coincidió con esa visión y dijo que la eco-nomía está "estancada".

El PIB anual alcanzó a US$ 53.559 millones y se redujo 7,1% respecto al monto alcanzado en 2014 (ver gráfico) en línea con la depreciación que sufrió el peso uruguayo.

Sectores.

La Industria manufacturera fue el sector que más contribuyó al dato del PIB, con una incidencia de 0,7 puntos porcentuales en el crecimiento anual. Esta división incrementó su tasa de actividad al pasar de 4,2% en 2014 a 5,7% el año pasado, con un papel fundamental de la pulpa de celulosa.

Es que el 2015 fue el primer año calendario completo con la planta de Montes del Plata funcionando, ya que inició su producción a mediados de 2014. Según cálculos de CPA Ferrere, la actividad de la empresa significó entre ocho y nueve décimas al dato total del PIB.

Comas marcó que se trata de una estadística que "no se va a repetir" en los siguientes años. Agregó que la industria manufacturera tuvo un crecimiento nulo en el último trimestre en términos desestacionalizados, lo que brinda una señal de incertidumbre respecto a su incidencia a futuro.

Otra actividad económica que contribuyó al PIB pese a desacelerarse respecto a 2014 fue Transporte y Comunicaciones con una incidencia de 0,5 puntos porcentuales. Esta categoría había aumentado su actividad 7,4% en 2014 y el año pasado creció 3,1%. Esto se debe al movimiento de la telefonía celular, Internet y otros servicios vinculados. Por su parte, la Ganadería contribuyó con 0,1 puntos porcentuales en el nivel de actividad general porque triplicó el crecimiento interanual (+0,4%) que alcanzó en 2014, con un aumento de 1,2% en 2015.

El rubro Comercio, Restaurantes y Hoteles cayó 2,5% en comparación al 2014, con una incidencia negativa de 0,3 puntos porcentuales. Rego expresó que esta variación tiene relación directa con el cambio de ciclo económico, que afectó al mercado laboral y por ende hizo reducir el ritmo de crecimiento de los salarios. Otro aspecto que repercutió en el comercio fue el alza del dólar.

Otras actividades que tuvieron una incidencia negativa fueron Construcción (que cayó 5,4% con incidencia de -0,3%) y Electricidad, Gas y Agua (cayó 8,1% con incidencia de -0,2%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)