Sindicato de UTE cuestiona políticas energéticas aplicadas

Piden subir tarifa eléctrica a grandes consumidores

Un aumento en el precio de la tarifa eléctrica que paga el sector productivo y en especial los grandes consumidores podría financiar una reducción en el precio de la tarifa residencial que pagan los hogares. Ese es uno de los principales planteos del estudio elaborado por la Asociación de Trabajadores de UTE (AUTE), que cuestiona algunos aspectos de la política tarifaria hoy vigente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
bombita

El trabajo al que tuvo acceso El País señala que la comparación de la tarifa residencial simple (hogares) con la de los grandes consumidores muestra tres grandes resultados. Primero, que la evolución desde los años 90 hasta ahora "ha sido disímil entre ambas en perjuicio de los hogares"; segundo que los niveles promedio actuales de ambas tarifas muestran que los hogares pagan el kilovatio/hora (kWh) al doble que los grandes consumidores; y tercero que "el esfuerzo relativo de gasto que hacen los hogares para consumir energía es mayor que el que realiza globalmente el sector productivo".

De acuerdo al estudio, si bien los grandes consumidores representan "un porcentaje minúsculo" del total de servicios activos de UTE (0,03%), su nivel de consumo de energía asciende a un 26,8% (2250 GWh) del total vendido por la empresa (8390 GWh), mientras que representa un 17,2% de la facturación total al sector productivo (que también incluye medianos consumidores y otros) de US$ 803 millones, todo en base a datos de 2013.

"Todo el sector productivo representó en el año 2013 un 44,96% de la facturación (total), con lo que se puede inferir que aumentando parte de la recaudación de la empresa al incrementar las tarifas al sector productivo (en particular a los grandes capitales), se podría financiar una reducción de las tarifas residenciales", dice el estudio.

En este sentido, el sindicato destaca que buena parte del sector productivo y en particular los grandes consumidores "tienen otra serie de beneficios importantes además de la tarifa más barata", producto de exoneraciones fiscales diversas.

En relación a la estructura tarifaria y en base a datos de 2013, el estudio destaca que el costo promedio de la tarifa residencial fue un 98% mayor respecto a la de los grandes consumidores. "Los hogares pagan la electricidad al doble de lo que lo hacen las grandes empresas", se afirma.

Sobre el costo relativo que tiene afrontar el pago de la factura eléctrica en el total de los gastos mensuales para unos y otros en relación a sus ingresos, el estudio señala que "en promedio a los hogares la tarifa eléctrica les significa un esfuerzo 10 veces mayor que al sector productivo en su conjunto".

Según AUTE, la evolución que ha tenido el precio promedio de las tarifa residencial y de los grandes consumidores entre 1990 y 2013 muestra resultados "bien distintos".

Mientras la tarifa residencial aumentó un 6,4% en términos reales en todo el período, la tarifa de los grandes consumidores descendió un 16,2%.

En el primer período, la tarifa que pagan los hogares descendió un 18,2% en términos reales, mientras que la tarifa de grandes consumidores disminuyó un 51,2%.

Luego, entre 1997 y 2004 la tarifa residencial aumentó un 13,2% y la tarifa de los grandes consumidores lo hizo en un 18,6% "de forma tal que no logró contrarrestar las diferencias del periodo anterior", dice el trabajo.

Finalmente, entre 2005 y 2013, el aumento de la tarifa residencial fue de 11,5% y de 32,9% en le caso de los grandes consumidores. "En suma, los aumentos diferenciales en detrimento de los grandes consumidores en los últimos años -a partir de 1997 en adelante- ni por asomo han logrado revertir la reducción sistemática de la tarifa en los términos que tuvieron hasta 1996", dice el estudio.

El sindicato afirma que si bien el plan nacional de energía que se aprobó en 2008 definió como uno de sus cuatro grandes ejes de la política energética a la dimensión social, tomando como meta universalizar el acceso y garantizar el consumo "sostenible" y "equitativo (…), cabe preguntarse qué tan posible es continuar avanzando en hacer más equitativa la distribución sin modificar las actuales reglas de juego que rigen el marco tarifario".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)