VENTA DE ACTIVOS

¿Qué plantea Petrobras para irse de Uruguay y quién puede estar tras su compra?

La compañía brasileña informó ayer las condiciones para la venta del total de sus activos en Uruguay, y designó al banco Itaú para encargarse del proceso.

Petrobras. Foto: archivo El País
Petrobras. Foto: archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La brasileña Petrobras publicó ayer las condiciones para la venta de sus activos en Uruguay, luego que meses atrás divulgara su intención de retirarse del país, por un cambio de estrategia que adoptó el nuevo gobierno de Jair Bolsonaro que quiere achicar la empresa.

La petrolera brasileña “contrató a Itaú Uruguay S.A. como su único asesor financiero para la posible desinversión de su negocio de distribución de combustible en Uruguay”, indicó Petrobras en un comunicado. El banco -también brasileño- es quien se encargará de recibir y responder las consultas de los potenciales interesados.

“Esta operación está en línea con la optimización de la cartera y la mejora de la asignación de capital de la compañía, con el objetivo de generar valor para nuestros accionistas”, agregó.

Los potenciales interesados tendrán hasta el 20 de diciembre próximo para acceder al Memorándum de información confidencial.

“Para participar en el proceso, el potencial comprador debe cumplir al menos uno de los criterios” establecidos, señaló Petrobras. Ellos son: para “empresas que operan en el mercado de distribución de combustible: los potenciales compradores deben operar en el mercado” con “al menos 15 estaciones de servicio”, mientras que “otros potenciales compradores, deben tener ingresos netos de US$ 50 millones o más o activos bajo administración por US$ 100 millones o más”, explicó en el texto.

¿Qué vende Petrobras?

Tras deshacerse de Montevideo Gas y su participación en Conecta, la empresa brasileña todavía tiene en Uruguay el derecho de operar una red de 90 estaciones de servicio (actualmente hay 87 en funcionamiento), 16 tiendas de conveniencia, una terminal de logística de lubricantes y una planta de combustible de aviación. También opera en la distribución de fertilizantes líquidos a través de dos terminales de almacenamiento logístico, siendo el mayor comerciante del país.

Participación de mercado de Petrobras.
Participación de mercado de Petrobras.

En términos de logística, también cuenta con varios puntos de entrega ubicados en los principales puertos de Uruguay.

Petrobras destacó que tiene un “desempeño financiero consistente” en Uruguay con ingresos de US$ 714 millones y un Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) esperado para este año de US$ 11 millones.

También remarcó que es “líder en eficiencia y productividad por estación, apoyando una fuerte generación de flujo de caja”.

Fuentes del mercado petrolero dijeron a El País que hay un detalle no menor, que es que el contrato para distribuir combustibles que tiene Petrobras con Ancap está vencido desde 2016, ya que la empresa rechazó el nuevo acuerdo (al igual que Axion) que le modificaba los márgenes de ganancia y ganó un arbitraje a la estatal uruguaya. Si bien la distribución sigue “de hecho”, no hay contrato firme actualmente,

¿A quién le interesa comprar?

En el mercado de distribución de combustibles y lubricantes, el líder es la petrolera estatal Ancap a través de su subsidiaria Ducsa.

¿A Ancap le interesaría consolidar esa posición? “Ancap ya está presente en esos negocios que son en competencia” y “no estamos considerando aumentar la participación mediante la adquisición en ninguno de ellos”, dijo a El País la presidenta de Ancap, Marta Jara.

“Según nuestra propia experiencia en esos negocios, se trata de negocios rentables”, agregó.

Camiones de Ancap en La Tablada. Foto: Fernando Ponzetto
Camiones de Ancap en La Tablada. Foto: Fernando Ponzetto

Un operador que ya está en el mercado y le podría interesar hacerse de los activos de Petrobras para crecer, es a Axion propiedad de Bridas Corp. (cuyos accionistas principales son el empresario argentino Alejandro Bulgheroni y la petrolera estatal china CNOOC). De hecho en 2012 Bridas compró los activos de refinación y distribución de combustibles de Esso en Argentina, Paraguay y Uruguay dando lugar a Axion.

Sin embargo, fuentes del mercado petrolero dijeron a El País que Axion no ha demostrado gran interés en querer expandir su negocio en Uruguay.

Con los grandes jugadores (Esso, Shell, Texaco) retirándose de la región y del negocio de venta de combustibles, los posibles compradores extranjeros se reducen.

Una posibilidad es que algún inversor o fondo de inversión esté interesado en meterse en este negocio en Uruguay, dijeron las fuentes.

La otra opción es algún otro jugador del mercado petrolero que quiera expandirse en América Latina, señalaron.

Dentro de ellos, está Puma Energy, una empresa propiedad del trader de commodities Trafigura (tiene el 49%) y la petrolera estatal angoleña Sonangol (28% de participación), entre otros. Puma Energy compró en 2012 los activos de Esso en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, y Belice. En 2015 adquirió los activos de almacenamiento y distribución de combustibles (incluyendo 135 estaciones de servicio) de Save Combustibles en Colombia.

Un interesado alternativo podría ser un grupo de estacioneros locales. El presidente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Daniel Añón dijo a El País que “puede haber algún grupo de estacioneros que le pueda interesar” comprar la distribución de combustibles como ha sucedido en otros país, pero por el momento no hay nada concreto.

Recordó que Uruguay ya transitó por procesos similares con la venta de estaciones de servicio Esso a Axion, la de Texaco a Ancap (en 2007) y la de Shell a Petrobras (en 2006) sin dificultades y confía en que el que se haga cargo del negocio tenga “respaldo”.

En busca de un inversor en gas

Luego de varios conflictos con el sindicato y una ocupación con control obrero en su planta, Petrobras anunció que dejaba el negocio del gas por cañería en Uruguay en julio.

Días después tras una reunión entre el mandamás de la empresa brasileña y el presidente Tabaré Vázquez, se anunció que el Estado absorbía Montevideo Gas y Conecta, distribuidoras de gas en que Petrobras tenía mayoría accionaria y la gestión. Por un tema de expertise en el negocio -Ducsa es propietaria del 45% de Conecta-, Marta Jara informó que Ancap “está apoyando al Poder Ejecutivo” actualmente, “asesorando al fideicomiso que administra las acciones” de ambas firmas. “Se entiende que se trata de un período de transición que será para mejorar la situación de estas compañías y buscar un inversor”, agregó la presidenta de Ancap.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)