INDICADOR

La pobreza alcanza a 283.985 personas

Fue de 8,1% en 2018, un mínimo aumento frente a 2017.

Indigencia se mantiene estable en 0,1% de las personas, tanto en Montevideo como el Interior. Foto: F. Flores
Indigencia se mantiene estable en 0,1% de las personas, tanto en Montevideo como el Interior. Foto: F. Flores

Una conversación presenciada por un periodista de El País el jueves entre un jerarca del gobierno y un dirigente del Frente Amplio dio pie a que uno de ellos le dijera al periodista sobre los datos de pobreza que se conocieron ayer: “ahí sí tenemos que festejar, y estar orgullosos. Vos espera a mañana”.

Los datos que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) mostraron que la indigencia se mantuvo estable en 0,1% de los hogares y de las personas en 2018 frente a 2017. Eso implica que había 3.506 personas que no cubrían una Canasta Básica Alimentaria (CBA) que en Montevideo se ubicaba en $ 3.377 a diciembre pasado, en el Interior urbano en $ 3.091 y en el Interior rural en $ 2.793.

Por su parte, la pobreza tuvo una mínima suba en 2018 frente a 2017: a 5,3% de los hogares (desde 5,2%) y 8,1% de las personas (desde 7,9%). Eso significa que había 7.012 pobres más que en 2017, hasta un total de 283.985. Esas personas no cubrían una Canasta Total (CT, compuesta por la CBA y la Canasta Básica No Alimentaria) que en Montevideo era de $ 13.619 a diciembre pasado, en el Interior urbano de $ 8.825 y en el Interior rural de $ 5.926.

La mínima suba de la pobreza se da, luego que en 2017 se alcanzara el menor registro desde al menos 1985 (que es hasta donde llegan los datos).

Eso contrasta con la situación argentina donde el jueves se conoció que la pobreza alcanzó al 32% de la población.

En Montevideo la pobreza alcanzaba a 11,4% de las personas en 2018, mientras en localidades de 5.000 o más habitantes del Interior llega a 6,1%, en localidades de menos de 5.000 habitantes a 6,9% y en zonas rurales a 2,2%.

Por su parte, la desigualdad del ingreso medida por el Índice de Gini se mantuvo estable en 0,380. Este indicador varía entre 0 (perfecta distribución de los ingresos entre todos los habitantes) y 1 (todo el ingreso concentrado en una sola persona). Otra forma de medir la desigualdad es al analizar la diferencia entre los ingresos promedios del 10% más rico de la población con los del 10% más pobre. En 2018, el ingreso promedio del 10% más rico superó en 10,9 veces el ingreso promedio del 10% más pobre, mientras que en 2017 esa brecha era de 11 veces.

Cara de mujer, niño y afrodescendiente

La pobreza afecta más a las mujeres que los hombres, a los niños que a los ancianos y a los afrodescendientes que a los blancos.

Cuando el jefe de hogar es varón, la pobreza alcanza al 4,2% de los hogares pero si es mujer alcanza al 6,6%. En Montevideo esa medición es de 5,9% y 8,7% respectivamente y en el Interior de 3,2% y 4,7% respectivamente.

“Los niños no votan” suele decirse. En Uruguay, si bien ha bajado la incidencia de la pobreza entre los más jóvenes, aún es mucho mayor que entre los mayores de 65 años. En 2018 el 17,2% de los menores de seis años era pobre, el 15% entre los niños de 6 y 12 años estaba en esa situación, mientras que apenas el 1,4% de los mayores de 65 años no cubría la canasta total.

Según la ascendencia étnico racial, la pobreza alcanza al 17% de los afrodescendientes, al 6,9% de los blancos y al 7,4% de otras etnias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)