David Malpass

El polémico candidato a presidir el Banco Mundial

El BM “a menudo” es “corrupto” en sus prácticas, dijo antes.

David Malpass. Foto: AFP
David Malpass. Foto: AFP

David Malpass, un feroz crítico del Banco Mundial (BM) con amplia experiencia en Washington y Wall Street, es el paradójico candidato escogido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para liderar la primera institución de desarrollo mundial.

Malpass, de 62 años, encarna perfectamente el recelo sobre el multilateralismo esgrimido una y otra vez por Trump desde su llegada al poder en 2017.

“Gastan mucho dinero, no son muy eficientes, a menudo son corruptos en sus prácticas de préstamos y no hacen llegar los beneficios a la gente en los países”, afirmó en su testimonio de confirmación ante el Congreso en 2017 para el cargo de subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales ante una pregunta sobre el BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Más adelante, en la misma comparecencia, fue más irónico: “(Los únicos que se benefician de los préstamos del BM) es la gente que vuela en primera clase para dar consejos a los gobiernos”.

Criticó, además, que el multilateralismo “había ido sustancialmente demasiado lejos”, especialmente por lo que considera excesivos créditos a China, al justificar que el gigante asiático ha dejado ya de ser un país en desarrollo.

Malpass se refería a las instituciones financieras internacionales, especialmente al FMI y el BM. Dos años después, curiosamente, es más que probable que se sitúe al timón del BM.

El economista estadounidense fue una de las primeras designaciones por parte de Trump a poco de llegar a la Casa Blanca y formó parte del consejo de asesores económicos de la campaña electoral del magnate neoyorquino.

En su actual etapa en el Tesoro, sin embargo, Malpass ha dado ciertas muestras de compromiso ya que fue uno de los responsables de que Washington aprobase una ampliación de capital de US$ 13.000 millones para el BM, algo a lo que se había opuesto en un principio el mandatario estadounidense.

“David Malpass es un fiel escudero de Trump responsable de malas prácticas económicas en un amplio rango de temas, desde hacer caso omiso de las primeras señales de la crisis financiera global a flirtear con la abolición del FMI”, indicó Justin Sandefur, investigador del Center for Global Development.

Aunque Washington cuenta con la mayor cuota de voto en el BM, su candidatura podría ser rechazada si es bloqueada por el resto de los países, algo improbable dado el histórico pacto entre EE.UU. y Europa para repartirse la jefatura de este organismo y el FMI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)