ESTADOS UNIDOS

Políticas de Apple sobre aplicaciones protegen a Google en demanda antimonopolio de Fortnite

Epic Games demandó el jueves a Google y Apple por cobrar a los desarrolladores de aplicaciones una tarifa "exorbitante".

Fortnite. Foto: Twitter Fortnite
Fortnite es un videojuego de gran popularidad. Foto: Twitter Fortnite

Google tiene más posibilidades que Apple Inc de derrotar al fabricante de videojuegos de Fortnite Epic Games en los tribunales por sus acusaciones de que ambas empresas infringieron las leyes antimonopolio.

Epic demandó por separado a Google, filial de Alphabet Inc, y Apple en un tribunal de distrito de Estados Unidos el jueves, acusando a las empresas de cobrar a los desarrolladores de aplicaciones una tarifa "exorbitante" del 30% sobre las ventas e imponer otras restricciones que benefician a sus propios negocios.

Casi todos los teléfonos inteligentes del mundo fuera de mercados restringidos como China vienen con la Play Store de Google o la App Store de Apple. Pero demostrar que las reglas de Play Store violan las leyes antimonopolio puede ser más difícil de evidenciar que con App Store.

Si bien Apple requiere que todas las aplicaciones se instalen a través de la App Store, Google permite que dicho proceso se haga a través de varias tiendas de aplicaciones diferentes, en una de las varias diferencias de políticas que podrían ayudarla a defenderse con éxito de las acusaciones de acciones anticompetitivas.

Google alienta a los fabricantes de teléfonos a configurar Play Store de forma predeterminada y erige obstáculos de seguridad cuando los usuarios intentan descargar desde otras opciones.

Esas prácticas están preparando el escrutinio de los fiscales generales de Estados Unidos, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Sin embargo, al final, existen alternativas, dijo Nicholas Economides, profesor de economía de la Universidad de Nueva York que estudia los mercados online.

"Tener otras opciones definitivamente hace que sea un poco más difícil decir que algo es anticompetitivo", dijo Economides, hablando en general sobre las 'app stores'. "Con Apple, las cosas son extremas porque no hay alternativa. Eso lo convierte en un caso (judicial) potencialmente más sólido".

El portavoz de Google, Dan Jackson, dijo que la mayoría de los teléfonos Android se vendieron con varias tiendas de aplicaciones instaladas y que la Play Store, a diferencia de la App Store, permite a los usuarios acceder a aplicaciones pagadas en otros lugares, sin requerir que los desarrolladores incluyan una opción de compra en la aplicación para clientes potenciales que esté sujeta a la tarifa del 30%.

Google también permite que las aplicaciones animen a los clientes a realizar compras fuera de la aplicación para evitar el cargo.

Su mayor flexibilidad permitió el año pasado al fabricante de aplicaciones de citas Match Group, por ejemplo, comenzar a ofrecer sus propias herramientas de pago en Tinder en Play Store, una táctica prohibida en la App Store.

La portavoz de Match, Vidhya Murugesan, expresó su apoyo a la demanda de Epic Games contra Apple, pero se negó a comentar sobre la presentación de Epic contra Google.

Los desarrolladores dependen más de Apple, ya que aproximadamente el 70% de los ingresos de las aplicaciones estadounidenses provienen de los usuarios de la App Store.

A Epic le fue bien financieramente cuando eliminó Fortnite de Play Store durante un periodo reciente de 18 meses y dirigió a los usuarios a tiendas alternativas, dijo Shili Shao, quien investigó 'app stores' durante el último año en un proyecto de la Universidad de Yale para estudios antimonopolio.

"Epic tiene un argumento más débil contra Google porque no se han visto tan limitados", dijo Shao.

Muchas aplicaciones están acostumbradas a que Google cobre tarifas porque venden anuncios utilizando su software publicitario, que recauda tarifas de hasta un 40%. Los desarrolladores no tienen una relación comparable con Apple.

El negocio publicitario también ofrece a Google una forma única de apaciguar a los desarrolladores frustrados. Si bien se negó a ceder en su tarifa de venta de la aplicación del 30%, Google ofreció a Epic "condiciones preferenciales" sobre patrocinios y servicios en la nube, según su demanda.

Epic rechazó la concesión, pero su rival Activision Blizzard Inc la aceptó, de acuerdo a la demanda.

Activision, que no respondió a una solicitud de comentarios, firmó una asociación estratégica de varios años con Google en enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error