Innovación en campo

Porteras hechas con envases reciclados

La inadecuada utilización de cientos de miles de kilos de envases plásticos de productos agroquímicos, desperdigados en el campo uruguayo, comienza a tornarse en gran preocupación para las empresas que los comercializan y para los productores agropecuarios, que perciben cada día los riegos que el tema conlleva para la salud animal y humana.

Es frecuente ver en los predios, o a la vera de caminos vecinales, pero más aún, en basurales suburbanos cerca de la ciudad, montones de envases de productos vacíos abandonados, sin el mínimo tratamiento de limpieza y eso preocupa, dijo a El País, Juan Ramón Salaberry, de la firma JRS, con 18 años de antigüedad en el rubro veterinario y agroindustrial.

Según datos de "Campo Limpio", organización que propicia el manejo responsable de envases vacíos de agroquímicos, 2.000 toneladas de envases que contienen productos como, insecticidas, herbicidas, fungicidas, se comercializan hacia el campo y solo se recicla el 15%.

Esta situación, afecta en gran medida el hábitat natural de los suelos, poniendo en jaque en poco tiempo más si no se revierte, los cursos de agua, como lagunas, ríos y arroyos, y el rubro animal, debido al contacto directo de los animales con los desechos.

Pero al mismo tiempo, el problema, comienza a generar una novedad, que viene cambiando la perspectiva del uso de materiales y elementos tradicionales para la campaña, hasta ahora considerados insustituibles.

El tema en su globalidad —o ambos temas en su conjunto— viene siendo abordado por JRS.

Salaberry, junto al personal de la empresa, se muestra afín, no solo a acopiar los envases plásticos de agroquímicos, sino principalmente a reutilizarlos, para lograr así revertir un panorama crucial de riesgos sanitarios, trasformando el problema, en una alternativa de gran utilidad, incluso desde el punto de vista comercial, con la fabricación de piques, postes, porteras, parantes para alambrados eléctricos, todo de material plástico, que según señala comparado con los tradicionales de madera, resulta además de competitivo económicamente; más resistentes y duraderos en el tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)