MULTINACIONALES

Se pospone el acuerdo de impuestos mundial para que las grandes empresas paguen

La presión pública está creciendo para que las grandes multinacionales paguen su parte bajo las normas fiscales internacionales.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La economía mundial podría perder más del 1% de su producción si las negociaciones internacionales para reescribir las normas fiscales transfronterizas colapsan y provocan una guerra comercial, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), luego que los países acordaron seguir negociando hasta mediados de 2021.

Casi 140 países acordaron el viernes extender las negociaciones, después de que la pandemia del coronavirus y las dudas sobre la participación de Estados Unidos previo a la elección presidencial acabaron con las esperanzas de acordar este año.

La presión pública está creciendo para que las grandes multinacionales paguen su parte bajo las normas fiscales internacionales después de que la pandemia impactó en los presupuestos internacionales, dijeron los países en un comunicado consensuado.

El objetivo es actualizar las reglas fiscales internacionales para la era del comercio digital, en particular para desalentar a que grandes compañías de Internet como Google, Apple, Facebook y Amazon obtengan beneficios en países con bajos impuestos como Irlanda, sin importar dónde estén sus clientes.

Ante la ausencia de una nueva guía internacional de normas, un número creciente de gobiernos está planeando sus propios impuestos a servicios digitales, generando amenazas de represalias comerciales por parte de Estados Unidos.

“La alternativa si no se halla un acuerdo sería una guerra comercial (...) Lo último que queremos en este momento con el COVID-19 es tener que lidiar con más tensiones comerciales”, dijo a los medios el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

En el peor escenario, las disputas comerciales podrían reducir el Producto Interno Bruto (PIB) mundial en más del 1%, calculó la OCDE -que está liderando las negociaciones fiscales globales- en una estimación sobre el posible impacto.

Nuevas reglas fiscales digitales y un impuesto mínimo global propuesto aumentarían el ingreso mundial de gravámenes corporativos entre 1,9% y 3,2%, o entre US$ 50.000 millones y US$ 80.000 millones anuales.

La cifra podría llegar a US$ 100.000 millones si se incluye el existente impuesto mínimo estadounidense sobre ganancias en el extranjero, según la OCDE. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados