PROYECTOS DE PARTICIPACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

PPP educativa: el privado deberá construir y reparar

Llamado a consulta por 59 centros educativos a adjudicar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obras. Privado deberá diseñar, construir y mantener por 22 años. Foto: Ariel Colmegna

El proceso para la construcción de infraestructura educativa bajo la modalidad de Participación Público-Privada (PPP) dio inició el jueves, con el llamado a consulta pública de los documentos de la licitación para 15 centros CAIF y 44 jardines. Los contratos de adjudicación serán suscritos por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), con una inversión estimada de US$ 55 millones.

Según consta en el documento divulgado, la licitación para las obras se abrirá el mes próximo —el llamado a consulta pública finaliza el 7 de diciembre— con un plazo de cinco meses para la presentación de ofertas. Luego se prevén cuatro meses para definir la adjudicación provisional y siete meses para negociar el contrato definitivo entre las partes.

De acuerdo a este cronograma, en abril de 2018 estarían comenzando las obras, aunque hasta el momento en todos los proyectos impulsados por PPP se han corrido los plazos originales.

La empresa elegida firmará un contrato por un plazo de 22 años, con el compromiso de encargase del diseño ejecutivo de cada edificio, de financiar y construir los centros educativos (incluyendo los espacios exteriores), dar mantenimiento a dicha infraestructura reponiendo los elementos que se rompan "excepto en caso de daños intencionales en horario de trabajo", reparar los daños y hurtos fuera de los horarios de trabajo establecidos.

A su vez, en el caso de los jardines de infantes se agrega la obligación de "realizar una rutina diaria de limpieza y retiro de residuos sólidos". En la consulta pública se aclara que "en ningún caso el objeto del contrato incluirá los servicios educativos y socioeducativos que quedarán bajo el control y la ejecución de ANEP e INAU", así como también los servicios de alimentación.

El adjudicatario recibirá pagos bimestrales que "comenzarán a realizarse una vez que cada centro sea construido y se encuentre disponible de acuerdo a lo establecido en el pliego". El monto total a pagar por el Estado surgirá de las ofertas presentadas en la licitación, quedando "el pago de cada período sujeto a deducciones en caso de incumplimientos".

Aparte de este paquete inicial de obras educativas por PPP, en el correr del año próximo se seguirán presentando proyectos hasta alcanzar la construcción de 144 locales para la ANEP y 60 centros de atención a la primera infancia bajo esa modalidad. En total se invertirá una suma superior a los US$ 400 millones en los emprendimientos durante el quinquenio.

A principio de mes, el director de Infraestructura de la ANEP, Mario Corrales dijo a El País que estos llamados serán "distintos" a otros realizados por PPP, entre otras cosas porque "se les da a las empresas cinco meses para recorrer los lugares y ver los riesgos que implica la construcción". Agregó que se apunta a construir "edificios de calidad".

Los sindicatos de la educación ya se han manifestado contra este plan de obras, que lo consideran una privatización del sistema. Durante un paro en septiembre de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU) por este motivo, los trabajadores denunciaron que la financiación de nuevos centros mediante PPP esconde la intención de "privatizar también la dirección pedagógica" de las instituciones. La modalidad de inversión público-privada ya ha sido utilizada por el gobierno para otro tipo de obras. Luego de aprobada la ley de PPP en 2011, se adjudicó la construcción de una cárcel en Punta de Rieles y la remodelación de las rutas 21 y 24; además están en etapa de evaluación de ofertas dos paquetes de obras viales y otro ferroviario, mientras que otra PPP vial está en proceso de licitación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)