MARÍTIMAS

Los prácticos, instrumento esencial en la conexión portuaria

Los Prácticos de Puerto en nuestras aguas rioplatenses se remontan a los albores de la república o sea a princincipios del siglo XIX aunque su existencia está testificada en el propio Código Hamurabi y me atrevería a decir que aparece hasta en la Biblia.

Sociedad de Prácticos del Puerto de Montevideo. Foto: El País.
Sociedad de Prácticos del Puerto de Montevideo. Foto: El País.

El puerto de Montevideo cumplió un fundamental protagonismo en el nacimiento de la historia de la República en sus orígenes, así como el siglo XX vio nacer y desarrollarse al Puerto de Montevideo (tal como hoy los conocemos) y los puertos del litoral oeste y este del territorio nacional para dar paso al siglo XXI. Hablemos entonces de los prácticos. Días pasados, se realizó en Montevideo por segunda vez el X Foro Latinoamericano de Prácticos. El evento fue organizado por la Sociedad de Prácticos del Puerto de Montevideo y la Corporación de Prácticos del Río Uruguay Río de la Plata y Litoral Marítimo Oceánico. Este encuentro de prácticos fue un espacio para debates que desarrolló el intercambio de informaciones relativas al practicaje en el país organizador y en el resto de los países participantes. De su importancia habla el número de asistentes estimados en más de 50 profesionales nacionales y 60 de Latinoamérica, incluidas Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá y Perú. Pero también se contó con la presencia de de Prácticos invitados de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, España, Nueva Zelanda, entre otros. Esta es la segunda oportunidad en que se elige a Uruguay pues en el año 2005 Montevideo fue sede del Foro, oportunidad en la que se estableció el formato actual y los estatutos del mismo. Prueba de la importancia que trasunta este evento para nuestro país es que haya sido declarado de Interés por los Ministerios de Turismo, de Medio Ambiente, de Transporte, Defensa y por la Intendencia de Montevideo. Dicho encuentro abordó una intensa agenda sobre tópicos técnicos profesionales relativos al practicaje y su relación con la seguridad de la navegación marítima, íntimamente ligada con la protección al medio ambiente. La Asociación Internacional de Prácticos (IMPA) es integrante de la Organización Marítima Internacional (OMI) de ONU, organismo creado para la protección del Medio Ambiente (Marpol) especialmente el marítimo, que hoy es tema principal en el mundo y estuvo presente en este Foro. El primero de enero del próximo año entra en vigor ordenado por la OMI el uso de combustible con el 0.5% de contenido de azufre y las empresas navieras ya están procesando este tema. El practicaje es un servicio que se brinda las 24 horas de los 365 días del año, sin interrupción. El práctico es el primer representante de Estado en tomar contacto con el buque a su arribo y el último cuando éste deja el territorio nacional. Si, es cierto, la profesión del práctico tiene varias facetas poco conocidas entre las cuales destacar su experticia en maniobra con buques de gran porte, la capacidad de empatía con los capitanes de los diferentes buques quienes depositan su confianza para la conducción del buque y el estado físico y emocional para embarcar y desembarcar de los buques en movimiento a distancia de la costa. Esto último es tal vez una faceta llamativa. Los prácticos deben trasladarse en una pequeña pero marinera embarcación hasta varios kilómetros afuera donde los aguarda el barco que no detiene su navegación sino que reduce la velocidad tras lo cual la embarcación del práctico se recuesta sobre el casco del barco por la banda protegida y el práctico en un movimiento hábil debe agarrarse rapidamente de la “escalera de práctico“ (cuerda y madera) y aferrado firmemente comenzar el ascenso peldaño a peldaño hasta llegar a la cubierta de la nave. Entra a la timonera, saluda al capitán con la deferencia que corresponde trasuntando en su rostro experiencia, confianza, seguridad total y con ademán amistoso invita al capitán a disfrutar algunas horas de navegación a través del canal hasta dejar el barco atracado en el muelle sin un rasguño. Y cuando lo saca del puerto es un proceso al revés. Cuando el barco se va, embarca el práctico llega a determinado kilómetro del canal, desciende del barco y retorna al puerto en la embarcación que lo fue a buscar. Esta forma de embarque y desembarque es la misma desde que existe la navegación marítima y que sin duda lleva siempre riesgos asociados. Sabido es que el comercio marítimo mueve más del 80% del comercio internacional, esto lleva aparejado un aumento constante de la cantidad de buques que navegan alrededor del mundo así como el incremento de sus dimensiones en eslora (largo), manga (ancho) y calado (profundidad) que hoy llegan a los puertos uruguayos con tamaños de hasta los 335 metros de eslora, 50 metros de manga y 12 metros de calado. Ya abundan los portacontedores de 15 y 18 mil teus pero ahora mismo se está construyendo el portacontenedores más grande del mundo (CMA-CGM) de 23 mil teus y el primero a gas licuado natural o sea contaminación ambiental casi cero. Todos estos barcos que hemos mencionado de más de 400 metros de largo y más de 50 metros de manga están afectados a las líneas al norte. (EE.UU, Europa, Asia)

Tampoco faltó en el Foro el tema Canal Martín García a sus nuevas dimensiones. Canal fundamental para la operativa y desarrollo de los puertos del litoral oeste en el Río Uruguay, vinculando al puerto de Nueva Palmira con la Hidrovía de Paraguay y Argentina dando una salida directa al mar para buques de gran porte cargados con un calado de 32 pies (9,75 m) reduciendo la navegación de los mismos por el Río Paraná en aproximadamente 12 horas. El Canal Martín García está dragado como para buques con un calado máximo de 10,36 metros. Hoy se puede afirmar que Uruguay es la salida al mar de la Hidrovía con mayor calado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error