Inversiones

Para su presidenta, “Ancap entró en las grandes ligas” petroleras

Al hablar en la III Semana de la Energía que desarrolla la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) en el Antel Arena, la presidenta de Ancap, Marta Jara destacó lo que se logró con la exploración petrolera.

La reestructura aprobada hace que varios hayan sido removidos. Foto: Fernando Ponzetto
 Foto: Fernando Ponzetto

En el marco de la tercera edición de la Semana de la Energía, la presidenta de Ancap, Marta Jara, realizó una exposición sobre la exploración de hidrocarburos en Uruguay y resaltó la importancia de que el ente profundice en este tipo de negocios.

Sobre el alcance de la exploración de petróleo y gas en Uruguay, Jara señaló que si bien el país no tiene "gran tradición petrolera" y que las principales actividades se dieron en los últimos 10 años, ya se llevan inversiones por montos superiores a los US$ 1.200 millones.

"La oportunidad que tenemos es que entramos en las grandes ligas rápidamente y eso nos ha permitido tener ese enfoque de entrar en la curva de aprendizaje con las mejores prácticas y el mejor modelo de negocios", indicó la presidenta.

Durante la conferencia, Jara repasó los principales proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos desarrollados en el país, tanto por empresas privadas como por la propia Ancap y dijo que gracias a la ejecución los programas Ronda Uruguay 2009 y Ronda 2, Uruguay entró "en el mapa petrolero del mundo reciente".

En lo que respecta a las exploraciones de hidrocarburos en las denominadas "cuencas offshore (mar) y onshore (tierra)" de Uruguay, la presidenta del ente explicó que Ancap tiene una participación activa como operador junto a otros actores que "han aportado al conocimiento" de la cuenca a través de diferentes estudios, tales como las actividades en sísmica 2D y 3D (relevamiento de datos geofísicos), perforaciones, estudios magnetotelúricos y gravimétricos.

"En la cuenca offshore ha habido una gran adquisición de sísmica 2D y 3D aunque creo que el punto saliente es claramente el pozo Raya (pozo del mar territorial uruguayo que fue perforado para la exploración de hidrocarburos por parte de la petrolera Total) que a la fecha sigue siendo el récord mundial de profundidad de tirante de agua con 3.404 metros", afirmó.

"Vale la pena detenerse un segundo en poner en contexto ese hito porque para un país que no tiene desarrollada una industria petrolera ese fue un desafío bien importante", agregó Jara.

Por otro lado, la presidenta del ente puso el foco en el "buen desarrollo" del marco institucional de Uruguay en materia de exploración de hidrocarburos y resaltó la importancia de que el marco legal tenga cuidado con el medio ambiente a partir de prácticas sustentables. "Tratamos de hacer siempre una aversión de riesgos y un plan de gestión para poder aproximarnos al estado del arte (compilación de resultados de otras investigaciones sobre el mismo tema) en la medida en que vamos de lleno a proyectos de gran envergadura, no es que hemos tenido esta curva de aprendizaje de llevar 100 años haciendo esto", comentó Jara.

En cuanto a las prácticas que se deben ejecutar en el desarrollo de los proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos, la presidenta manifestó que desde Ancap se emite un manual (que ya va por su tercera versión) que obliga a los operadores a cumplir con un plan de gestión amigable con el medio ambiente.

Sobre este punto, la presidenta indicó que además de realizar análisis de riesgos y plan de gestión, para lograr las autorizaciones ambientales que supervisa la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), también se les presta atención a los impactos sociales.

En relación a este tema, Jara señaló que los principales desafíos radican en los proyectos que se realizan onshore, puesto que es donde las comunidades están más activas, "forman parte del proyecto, se benefician y también lo sufren".

Según la presidenta, una señal "positiva" en relación al impacto social de los proyectos de exploración de hidrocarburos, es que se llevan invertidos hasta el momento US$ 100 millones en la incorporación de contenido local mediante la compra de bienes y servicios. "Realmente lo que se trae de afuera es muy poco, técnicos especializados y algún equipo que acá no haya, pero todo lo demás tiene un derrame económico muy importante", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados