NOTICIAS

Presidenta del Banco Central Europeo a favor de la cuota de mujeres directivas en empresas

"Un rápido cálculo hacía pensar que habrían de pasar 140 años antes de que se llegara a la paridad. Por eso estoy de forma resuelta en favor de las cuotas", dijo Christine Lagarde.

Christine Lagarde. Foto: Reuters
Christine Lagarde. Foto: Reuters

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), la francesa Christine Lagarde, se mostró este jueves "de forma resuelta" en favor de imponer cuotas de mujeres en los puestos de dirección de las empresas porque su experiencia le dice que, sin eso, para llegar a la paridad, habrá que esperar "140 años".

Lagarde, que intervenía por videoconferencia en una reunión de la delegación de los Derechos de las Mujeres de la Asamblea Nacional francesa, explicó que al comenzar su carrera profesional estaba convencida de que la representación de las mujeres en cargos de responsabilidad avanzaría por sus propios méritos.

Sin embargo, no tardó mucho tiempo en darse cuenta en el gabinete internacional de abogados en el que trabajaba que sólo un 5% de los miembros asociados, los propietarios, eran mujeres.

"Un rápido cálculo -añadió- hacía pensar que habrían de pasar 140 años antes de que se llegara a la paridad. Por eso estoy de forma resuelta en favor de las cuotas".

La presidenta del BCE, que antes de ser designada para ese cargo había sido directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ministra francesa de Finanzas, después de haber trabajado 25 años en el sector privado como abogada de negocios, defendió la ley que existe en Francia desde hace diez años que ha impuesto por etapas cuotas en los consejos de administración.

"Ha tenido efectos significativos" y "reales" si se compara con lo ocurrido en otros países europeos, explicó.

A su parecer, hay que empezar con "incitaciones" y luego evolucionar hacia medidas "más obligatorias", y tienen que existir mecanismos que permitan evaluar el cumplimiento de los compromisos, sin generar "una montaña de burocracia" que inunde a las empresas.

Para Lagarde, no basta con imponer unas cuotas generales, sino que hay que hilar algo más fino y marcar objetivos de mujeres en diferentes niveles jerárquicos de las empresas.

La razón es que si no se hace así, se corre el riesgo de que se cumpla la cuota de mujeres en los niveles más bajos de dirección, pero no en los más elevados.

En complemento de la ley de cuotas ya en vigor, diputados del partido del presidente francés, Emmanuel Macron, presentaron la pasada semana una proposición de ley que fija cuotas mínimas de mujeres en los puestos de mayor responsabilidad de las grandes empresas.

Lagarde contó, por otro lado, que ha descubierto que en el BCE la baja de maternidad es de seis meses, cuando la de paternidad es de solo cuatro semanas, y que tiene intención de "cambiar las cosas" para favorecer la igualdad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados