COMPETITIVIDAD

Presidente de la Cámara de Industrias alertó sobre la “enfermedad holandesa” por UPM

El presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara publicó un análisis sobre la posibilidad de que la megainversión de UPM traiga a la economía uruguaya la denominada “enfermedad holandesa”.

UPM. Foto: El País
UPM. Foto: El País

Luego que analistas y la Unión de Exportadores (UEU) plantearan la posibilidad que Uruguay sufra la “enfermedad holandesa” producto del ingreso de capitales por la megainversión de UPM en una nueva planta en Pueblo Centenario (Durazno), el presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Gabriel Murara, se refirió al tema.

“La llegada de nuevos inversiones de importantes dimensiones tendrá efectos negativos para la competitividad de los sectores transables, ya no solo porque se trata de empresas de mayores niveles de productividad, sino porque la entrada de capitales asociada tenderá a deprimir aún más el tipo de cambio”, dijo Murara en un análisis que divulgó en Twitter.

La “enfermedad holandesa” a la que refirió la nota de El País, se trata de un fenómeno económico que implica un incremento en el ingreso de divisas del exterior, que hace apreciar la moneda local y perjudica la competitividad de los sectores que no reciben los beneficios de la llegada de capitales. Para el caso de UPM, los no beneficiados serían los sectores por fuera de la cadena de valor forestal.

“El riesgo de la ‘enfermedad holandesa’ existe, y si bien el proyecto (de UPM) sería beneficioso para la economía en su conjunto, no implica que se beneficie cada uno de los sectores productivos”, dijo Marcelo Sibille de la consultora KPMG. La UEU planteó este tema a las autoridades del Banco Central (BCU) y hubo “un compromiso de mantener un tipo de cambio real competitivo”.

En esa línea, Murara indicó que es “necesario redoblar el esfuerzo para darles condiciones de competitividad a la producción nacional”.

El presidente de la CIU repasó que para los sectores industriales “la evolución del tipo de cambio tiene una importante incidencia en los márgenes y en la rentabilidad”. Apuntó que “hace años Uruguay muestra niveles de tipo de cambio desalineados”, que en parte responden a “la inconsistencia de la política fiscal” y la “necesidad (del gobierno) de fondos en pesos” para financiarse, lo que alienta “la entrada de capitales” que presionan a la baja al dólar.

“En el escenario actual, donde la rentabilidad de la industria está en niveles mínimos históricos, permitir mayores desfasajes en los niveles del tipo de cambio real seguirá impactando en el clima de negocios, favoreciendo la destrucción de puestos de trabajo y desalentando la inversión”, concluyó Murara.

Gabriel Murara, presidente de la Cámara de Industrias. Foto: archivo El País.
Gabriel Murara, presidente de la Cámara de Industrias. Foto: archivo El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados