Impuestos

Presión tributaria: se aleja de región y se acerca a la OCDE

Brecha respecto a países desarrollados bajó 5,9 puntos del PIB desde 1990.

En ascenso: desde 1990 al 2016 la presión fiscal en Uruguay pasó del 19,6% del PIB al 27,9%. Foto: Gerardo Pérez.
En ascenso: desde 1990 al 2016 la presión fiscal en Uruguay pasó del 19,6% del PIB al 27,9%. Foto: Gerardo Pérez.

En 26 años (1990-2016) la presión tributaria como porcentaje del Producto Interno Bruto (PBI) local creció 8,3 puntos porcentuales desde 19,6% hasta 27,9%. Así el guarismo de la producción del país que se lleva el Estado a través de impuestos y contribuciones a la seguridad social está en la evolución histórica cada vez más cerca del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y alejado de la media de la región.

En efecto, en 1990 la presión tributaria en Uruguay era 3,6 puntos porcentuales más que en los países de América Latina y el Caribe (el promedio se ubicaba en 16% del PIB) y 12,3 puntos porcentuales menos que la media de OCDE (31,9%).

Transcurridos 10 años el indicador que cuantifica el peso de los impuestos había crecido 2 puntos porcentuales tanto en Uruguay como en el promedio regional y de la OCDE —se ubicaba en 21,6% del PIB, 18% y 33,9% respectivamente.

Pero cinco años después la diferencia con los países de la región había crecido a 4,1 puntos porcentuales —la presión fiscal era 23,9% del PIB en Uruguay y 19,8% en Latinoamérica— mientras que se había reducido a 9,6 puntos porcentuales la brecha con el promedio de la OCDE (33,5% del PIB).

Esa tendencia se mantuvo en 2010, al crecer hasta 5,3 puntos porcentuales la diferencia con el promedio regional —la presión tributaria local subió hasta 26,2% del PIB y en la región quedó en 20,9%— y acortarse respecto a la media de los países OCDE a 6,3 puntos porcentuales (el peso de los impuestos era 32,5% del PIB).

Si nos posicionamos en 2013, la presión fiscal en el país ascendió a 27,5% del PIB y estaba 6,1 puntos porcentuales por debajo del promedio de OCDE (33,6% del PIB) y 5,6 puntos porcentuales arriba de la media regional (21,9% del PIB). El último año relevado (2016) muestra una diferencia de 6,4 puntos porcentuales frente a la OCDE (34,4% del PIB) y de 5,2 puntos porcentuales respecto a Latinoamérica (22,7% del PIB).

Esta serie histórica que deja al descubierto la aproximación del peso impositivo de Uruguay al nivel de las naciones de la OCDE y su alejamiento del promedio de la región, surge del análisis de la base de datos global de estadísticas tributarias que hizo pública el organismo multilateral en los últimos días, con información detallada y comparable sobre los ingresos fiscales de 80 países del mundo.

Vecinos.

En la comparación frente a Argentina y Brasil, la evolución del peso de los impuestos en Uruguay muestra distintas realidades: mientras siempre fue mayor respecto al vecino del norte, hubo variaciones en la comparación frente a Argentina. Hasta llegar al escenario del 2016 con 3,4 puntos porcentuales más de presión tributaria al otro lado del Plata (donde llegó a 31,3% del PIB) y 4,3 puntos porcentuales más en el otro vecino (32,2% del PIB).

En el caso de Brasil, en 1990 había 5,9 puntos porcentuales de diferencia con Uruguay en materia de presión impositiva (19,6% del PIB frente a 25,5%). El guarismo se redujo al inicio de esa década pero se llegó al 2000 con 8 puntos porcentuales de diferencia (29,6% contra 21,6%) y luego se alcanzó un pico en 2007 cuando la distancia fue 10 puntos porcentuales (35,1% contra 25,1%). Tras eso se comenzó a achicar la brecha hasta el último resultado.

En tanto, la comparación histórica con Argentina inicia hace 28 años con Uruguay 5,9 puntos porcentuales por encima (19,6% del PIB frente a 13,7%). Esa relación empieza a reducirse y por ejemplo en el 2000 son 1,8 puntos porcen-tuales (21,6% del PIB contra 19,8%), hasta que en 2003 se rompe la tendencia y Argentina supera por 0,1 punto porcentual a Uruguay (21,6% contra 21,5%). En adelante la presión fiscal se hace mayor en el país vecino, con una distancia de 2,9 puntos porcentuales en 2010 (29,1% frente a 26,2%) y un pico de 5 puntos porcentuales en el 2015 (32% del PIB contra 27%).

Región.

Cuatro países del continente con los que suele compararse Uruguay para saber cómo está posicionado en el mundo son Chile, Colombia —miembros de la OCDE—, Perú y Paraguay. La evolución histórica de la presión impositiva muestra a Uruguay siempre por encima de esas naciones.

Respecto a Chile, la comparación inicia en 1990 con 2,7 puntos porcentuales de diferencia (19,6% del PIB en Uruguay frente a 16,9%), en el 2009 se alcanzó un pico con 8,6 puntos porcentuales de distancia (25,9% contra 17,3%) y en 2016 el peso de los impuestos fue 7,5 puntos del PIB más en Uruguay que en Chile (20,4%).

La relación con Colombia parte con 9 puntos porcentuales de diferencia (19,6% del PIB contra 10,6%) y se mantiene relativamente estable con el correr de los años, hasta quedar en 8,1 puntos porcentuales en el 2016 (27,9% frente a 19,8%).

También es bastante estable la evolución de la comparación con Paraguay y Perú: parte de una distancia de 11,7 puntos porcentuales en el primer caso (19,6% contra 5,8%) hasta llegar a 8,3 puntos del PIB en 2016 (27,9% frente a 17,5%); y en el segundo pasa de 4 puntos porcentuales hace 28 años (era 12,1% en Perú) a 8,3 puntos del PIB en el último relevamiento.

La comparación con el mundo

Resulta llamativa la comparación de la evolución histórica de la presión fiscal entre Uruguay y Estados Unidos: en 1990 eran 6,4 puntos porcentuales a favor del gigante del Norte (19,6% del PIB contra 26%) y en 2016 fue 1,9 puntos porcentuales más en Uruguay (26% frente a 27,9%). Respecto a Suiza, la relación inicia con 4 puntos del PIB más de peso de los impuestos en la nación europea (era 23,6%) pero llegamos al último registro casi iguales (27,9% en Uruguay contra 27,8%). Frente a Japón, si bien siempre estuvo por encima el nivel tributario de los nipones, la brecha se achicó desde 8,6 puntos porcentuales en 1990 (era 28,2% del PIB su registro) a 3,7 puntos porcentuales en 2015 (30,7% contra 27% en Uruguay).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)