CAEN LAS PERSPECTIVAS

Prevén economía estancada por dos años y alta inflación

CPA Ferrere espera crecimiento de 0,5% este año e inflación arriba de 10%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para Capurro y Rego el gobierno decidió combatir el déficit fiscal y dejó de lado la inflación. Foto: A. Colmegna.

Los economistas de CPA Ferrere pronostican que la economía uruguaya "se mantendrá virtualmente estancada en los próximos dos años", con una tasa de crecimiento de 0,5% este año y de 0,4% en 2017.

Las proyecciones fueron revisadas a la baja debido a la mayor debilidad regional, la incertidumbre internacional, la depreciación del peso que afecta el consumo, el deterioro del mercado laboral y la moderación de los salarios. El economista de la consultora, Alfonso Capurro, dijo que los números "no son peores porque Argentina y la baja en el precio del petróleo nos ayudan".

Ayer Capurro junto a los economistas de CPA Ferrere, Gabriel Oddone y Santiago Rego, presentaron su visión sobre la actualidad y las perspectivas de la economía uruguaya. Entre las proyecciones, señalaron que la inflación no bajará del 10% este año y el próximo estará en el entorno de ese umbral.

A su vez, coincidieron que la aceleración de la inflación a dos dígitos —llegó a 10,24% acumulado en febrero, mayor valor desde febrero de 2004— "no es una casualidad ni un accidente", sino que responde "a una restricción fiscal bastante grande" que llevó al gobierno a priorizar la recomposición de las cuentas públicas.

"Probablemente sea acertada la decisión" de las autoridades, indicó Capurro y explicó que el énfasis anunciado por el presidente Tabaré Vázquez para mantener el grado inversor refuerza esta idea.

"La inflación es importante pero no vamos a perder el grado inversor porque los precios suban, y sí lo vamos a perder si el déficit fiscal se va de control", expresó.

Pese a no prever una moderación de los precios, Rego apuntó que a futuro tampoco hay señales para sostener que "se vaya mucho más arriba", teniendo como nueva barrera psicológica el 12%. Ese límite cobra relevancia porque los lineamientos del gobierno para la negociación colectiva incluyen una cláusula gatillo de renegociar acuerdos cuando la inflación supera el 12%.

Según los cálculos de CPA Ferrere, hacer retornar la inflación debajo del 10% se lograría interviniendo el mercado cambiario para posicionar la cotización del dólar por debajo de $ 35, pero esto afectaría la actividad, la competitividad y los salarios.

Respecto a la divisa estadounidense, las proyecciones presentadas indican que terminará este año en $ 37 (creciendo 24,2%) y en el final de 2017 llegará hasta $ 42,70.

Medidas.

Tras el dato inflacionario de febrero, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunció la suba de los encajes bancarios para depósitos en pesos y dólares, la reducción del rango objetivo de crecimiento de los agregados monetarios y el estudio de la formación de precios en mercados poco competitivos (ver aparte).

"No van a lograr bajar la inflación del 10% en el corto plazo ni creo que estén diseñadas para eso, pero las medidas son importantes porque demuestran atención de parte de las autoridades, aunque no sea (la inflación) una preocupación de primer orden", analizó Capurro.

Agregó que los anuncios servirán para "anclar las expectativas" inflacionarias en el entorno del 10% y evitar que se piense en subas mayores.

Sobre el aumento de los encajes bancarios que sacará US$ 710 millones del mercado, señaló que busca "retirar liquidez del sistema para enfriar el crédito" y así reducir la demanda, que a la larga termina incidiendo en los precios y hace bajar la inflación.

Pero Capurro subrayó que "la historia demuestra que no hay un antes y un después de los cambios de encaje", porque las estadísticas no reflejan necesariamente un desplome del crédito ante la medida.

Déficit.

En la ley de Presupuesto elaborada a mitad del año pasado las autoridades habían proyectado cerrar 2015 con un déficit de 3,3% y terminó siendo 3,6%.

Capurro analizó que los gastos corrientes del Estado (transferencias, pasividades y salarios) significaron "un desvío de medio punto del PIB", que se sumó a la caída en la recaudación, y ambos elementos debieron ser compensados con la supresión de inversiones. De no hacerlo, hubiera cerrado el año con un déficit arriba de 4%.

El economista explicó que este recorte es una herramienta válida para hacer converger las cuentas públicas pero "tiene un límite" de aplicación y se deberán ver nuevas alternativas.

"La prioridad máxima del gobierno será recuperar el ancla fiscal y seguirá usando el buffer (defensa) cambiario para amortiguar el shock internacional", explicó Capurro. En esa línea, indicó que las autoridades monetarias no utilizarán el dólar para contener la inflación.

A su vez, Capurro catalogó como "un pseudo ajuste fiscal" la suba de las tarifas públicas en enero y la decisión de Ancap de no bajar los combustibles pese a la caída del precio internacional del barril de petróleo, que significaron unos US$ 400 millones (casi 0,8% del PIB).

También analizó que el resultado fiscal de 2015 dejó al gobierno "sin margen de maniobra para ayudar a la política monetaria" como ocurrió en otros periodos, donde se subsidiaron precios para bajar la inflación. Hacia el futuro, Capurro enfatizó que "la restricción no terminó" y probablemente haya nuevas instancias de recorte del gasto en las próximas rendiciones de cuentas.

El Dólar avanzó un 0,02% ayer.

El tipo de cambio redujo ayer el ritmo alcista de los dos días previos y subió apenas un 0,02%, impulsado por una presión compradora inicial, pero que luego fue perdiendo fuerza, y con el Banco Central ausente por tercera sesión seguida. El dólar interbancario fondo se promedió ayer a $ 32,35, nivel que se encuentra un 0,16% por encima del cierre de febrero y un 8,29% superior a la última jornada del año pasado. En tanto, el Banco República (BROU) redujo cinco centésimos la compra de la pizarra al público hasta $ 31,75 y bajó 10 centésimos la venta a $ 32,80. A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se operaron US$ 16 millones, casi la tercera parte de las dos jornadas anteriores, donde la divisa había subido 1,7%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º