Cautela oficial ante contexto internacional menos favorable

Prevén freno en economía y consumo para resto del año

El gobierno espera que este año la economía uruguaya siga desacelerándose, al tiempo que prevé una retracción del consumo por el aumento del desempleo y la apreciación del dólar. Esas conclusiones están incluidas en el informe económico-financiero que acompaña la Rendición de Cuentas 2014, presentada ayer por el Poder Ejecutivo ante el Legislativo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La construcción es uno de los sectores que ya muestra una caída en los indicadores.

"En un contexto internacional menos favorable, que muestra un ritmo de recuperación más lento al previsto un año atrás, la economía uruguaya siguió mostrando un buen desempeño aunque su tasa de crecimiento comienza a desacelerarse", dice el documento.

En parte por ello, el gobierno redujo de 3,3% (en la Rendición de Cuentas de 2013) a 2,5% (en la actual) la estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) esperado para este año, registro que igualmente se considera que "sigue siendo importante" en la comparación regional.

La economía uruguaya creció 4% en el primer trimestre del 2015 respecto a igual período del año anterior, pero mostró un enlentecimiento en la medición desestacionalizada al expandirse 0,6% en comparación al último trimestre de 2014 (cuando había crecido 1,3%).

Según el gobierno, si bien en la primera parte del año la economía continuó creciendo se "comenzaron a observar señales de desaceleración, tendencia que se acentuó aún más en la evolución de los indicadores adelantados de actividad en el segundo trimestre del año".

No obstante, agrega que "fruto de las transformaciones operadas a nivel productivo, financiero e institucional de los últimos años, el país construyó fortalezas que permiten que el desempeño uruguayo continúe destacándose frente a los países de la región, que exhiben tasas de crecimiento sensiblemente menores".

Por otra parte, el informe del gobierno afirma que "en el marco de un aumento del desempleo y de un incremento del tipo de cambio, es de esperar que los consumidores se muestren cada vez más cautelosos al momento de gastar".

De hecho, el Índice de Confianza del Consumidor, que elabora el Departamento de Economía de la Universidad Católica del Uruguay y la consultora Equipos, se redujo en mayo para ingresar en una zona de "moderado pesimismo" por primera vez desde diciembre de 2008. Eso se condice con el último dato de PIB del primer trimestre del año, cuando el consumo de los hogares creció 2,95%, por debajo de la economía que se expandió 4% en términos interanuales. En los últimos 21 trimestres eso solamente ocurrió cuatro veces.

Hace algunas semanas, el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara expresó que la moderación del consumo observada en el primer trimestre el año puede contribuir a quitar presión sobre la suba de precios en el futuro inmediato. La inflación interanual se ubicó en junio en 8,41%, registro que se mantiene por fuera del rango meta de entre 3% y 7%. El reporte del equipo económico no incluye proyecciones sobre la evolución de este indicador para el año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)