Año complicado

Prevén un mercado laboral con menor demanda en 2016

Pronóstican que los jóvenes con baja calificación serán los más afectados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La reestructuras empresariales llevaron a prescindir de empleos.

Las consultoras laborales y las principales cámaras empresariales coinciden en que las cifras de empleo continuarán su tendencia descendente en 2016 y pronostican que la desocupación se ubicará en el entorno del 10%. Consultados por El País, varios analistas del mercado de trabajo sostuvieron que hay un deterioro en la demanda laboral y advirtieron que a futuro los más afectados serán los sectores jóvenes de la población y aquellos con menor calificación.

"Esperamos un deterioro sostenido del mercado de trabajo en 2016", indicó Florencia Carriquiry, gerenta de Asesoramiento Económico de Deloitte. Manifestó que la creación de empleo "seguirá en una tendencia a la baja" y pronosticó que la tasa de desempleo se situará en 9,5% o más.

En la misma línea, Neker de la Llana de la consultora O+H dijo que para el próximo año prevén "un incremento de las tasas de desempleo y una reducción de los niveles de empleo", con ambos indicadores acentuando la tendencia iniciada meses atrás.

También coincidió con el diagnostico el gerente comercial de Manpower, Fernando Aldabalde, quien sostuvo que hay "un enlentecimiento del mercado laboral que se traduce en una menor creación de empleo", y no se esperan cambios en esta tendencia hacia 2016.

Mientras que el gerente del Área de Consultoría de Recursos Humanos de KPMG, Federico Kuzel, dijo que veníamos de un periodo donde "las empresas se quejaban de la escasez de personal calificado", algo que cambiará ante la suba del desempleo porque cuando "se oferte un cargo posiblemente se presenten mejores candidatos". Según un relevamiento de KPMG, en el tercer trimestre del año hubo un 38% menos de demanda de trabajo por publicación de avisos en comparación con 2014.

Kuzel sostuvo que a futuro "las empresas se van a poner más exquisitas para seleccionar gente" por lo que será fundamental para las nuevas generaciones tener conocimientos de idioma, manejo de herramientas informáticas y buena escolaridad.

Reestructuras.

De la Llana explicó que muchas empresas tuvieron un largo período de crecimiento y generaron estructuras que iban "más allá de lo debido", por lo que al llegar épocas de desaceleración económica deciden reducir sus plantillas laborales. "Se está dando un proceso de búsqueda de disminución de costos laborales" con despidos de empleados cuyos puestos no son reintegrados, indicó.

Kuzel, responsable del Área de Recursos Humanos de KPMG explicó que las empresas ante despidos o salida de personal optan por "dividir las tareas entre los empleados que quedan". Señaló que esta política es un primer indicio de una caída de la actividad y es algo "que hemos visto mucho este año". Además, mencionó que hubo reestructuras de cargos gerenciales en muchas empresas, donde se decidió contratar gerentes más jóvenes o con menor experiencia, en la búsqueda de pagar salarios más bajos.

Empresarios.

"La perspectiva para 2016 no es buena fruto de razones internas y externas", aseguró Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias. Mientras que para Ignacio Otegui, titular de la Cámara de la Construcción, la demanda laboral en el sector continuará cayendo hasta al menos el segundo semestre de 2016, donde se podría empezar a revertir la tendencia por el inicio de las obras públicas incluidas en la ley de Presupuesto y la concreción de otros emprendimientos con participación privada.

Según datos del Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción, se han perdido 20.000 puestos de trabajo directos en el sector desde 2014 y se prevé llegar a mediados del año próximo con 24.000 empleos menos.

Corallo informó que la industria terminará el año con aproximadamente 32.000 puestos de trabajo perdidos y agregó que más del 60% de las ramas industriales están registrando caídas en la actividad.

"No podemos esperar ningún milagro, porque la demanda interna de Uruguay está llegando a un punto de saturación y la demanda de mercados externos tiene problemas", expresó el presidente de la Cámara de Industrias.

Desde la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, la economista Ana Laura Fernández admitió que el sector no fue de los más afectados este año por la caída de la demanda laboral. Sin embargo, espera que "de aquí en adelante continúe un escenario de enlentecimiento económico que se trasladará al empleo".

En el mismo sentido, Otegui explicó que la construcción "es procíclica porque da respuesta a demandas de terceros y si la economía se enfría o desacelera, nuestra industria reacciona en consecuencia".

Jóvenes.

"La población joven tradicionalmente, incluso en momentos de mayor dinamismo del mercado, es donde se ven los mayores niveles de desempleo", explicó Carriquiry y añadió que el segmento más afectado son las mujeres menores de 25 años.

Para el gerente comercial de Manpower esta tendencia va a impactar de menor manera entre los jóvenes universitarios o profesionales, porque "a mayores niveles de formación, vemos un mayor blindaje ante una eventual desaceleración".

También apuntó que este nuevo contexto con un incremento del desempleo generará desafíos al segmento joven de la población, dado que "hasta ahora, no han vivido situaciones de incertidumbre laboral y siempre han tenido opciones".

Desde Manpower se recomienda a los jóvenes investigar las tendencias del mercado al salir a buscar trabajo, armar un currículum adaptado a la postulación y utilizar las redes sociales para contactarse con nuevas formas de demanda de empleo.

De la Llana, socio de la consultora O+H, expresó que en épocas de reestructura empresarial "los más afectados son los perfiles de menor calificación". Señaló que hay "un fenómeno de largo plazo" en que "casi cualquier trabajo es más intensivo en conocimiento" que años atrás, por lo que tener estudios de carácter universitario se convierte en algo excluyente.

Mientras que Kuzel de KPMG mencionó que en el área informática sigue faltando personal e identificó este sector como uno de los de mayor oportunidad para los jóvenes.

Preocupación local y regional.


La tasa de desempleo se ubicó en octubre en 8,5% y alcanzó su mayor valor desde mayo de 2009, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) conocidos la última semana. A su vez, el nivel de empleo en el promedio del año móvil cerrado a octubre (59,17%) alcanzó su menor valor desde diciembre de 2010. En tanto, la pasada semana también se divulgó un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que indica que al menos 1,7 millones de personas quedaron desempleadas en 2015 en América Latina. La región posee un índice de desocupación promedio de 6,7% (en Uruguay es 7,4% en el año), el mayor en cinco años y con Brasil como principal responsable. Además, se proyecta un incremento del desempleo hasta 6,9% en el promedio regional en 2016.

ASÍ LO VEN LAS CÁMARAS EMPRESARIALES.


Washington Corallo - Cámara de Industrias.


Los principales factores para la desaceleración de la economía son los problemas comerciales con Argentina, la recesión en Brasil, la baja en el precio internacional de los commodities y la caída de la demanda desde China. Pero también factores de carácter nacional como la falta de acuerdos comerciales con el resto del mundo, los costos internos y las dificultades a nivel de infraestructura.

Ana Laura Fernández - Cámara de Comercio y Servicios.


El sector comercial depende mayormente de la mano de obra empleada en los negocios minoristas y los relacionados al turismo. Por lo tanto el escenario económico regional juega un papel fundamental y se prevén dificultades que afectarán a los comerciantes locales, como el proceso de devaluación de Argentina y la recesión económica de Brasil.

Ignacio Otegui - Cámara de la Construcción.


Los empresarios de la construcción esperan "encontrar un piso a la caída" sostenida que viene experimentando el sector en la segunda mitad de 2016 tanto con la ejecución de la obra pública, como con una lenta reactivación de la inversión inmobiliaria en viviendas. "Encontrar un elemento que frene la baja en la actividad es nuestra primer preocupación", declaró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)