Técnicos creen que en algunos será más intensa y que Uruguay está bien parado 

Prevén salida de capitales de región, aunque diferencial

La suba de tasas de interés en Estados Unidos (que se espera para algún momento del segundo semestre) llevará a una salida neta de capitales de América Latina, estima el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La región se benefició de "la plata dulce" durante los últimos siete años por la crisis global. Foto: AFP.

Pero, técnicos del organismo entienden que los inversores diferenciarán entre los países y en algunos la salida será más intensa que en otros.

Los técnicos entienden que países como Uruguay, Perú o Colombia (entre otros) cuentan con "instrumentos suficientes para manejar esta situación".

Desde que en 2008-2009, Estados Unidos y Europa bajaron sus tasas de interés a niveles cercanos a 0% para hacer frente a la crisis global, los inversores salieron a buscar alternativas de en otras zonas del mundo.

"América Latina, dado el buen comportamiento que tenían las economías, los indicadores fiscales y financieros, etc. fue un buen destino para estos capitales", señaló el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.

Si las tasas de retorno en Estados Unidos aumentan rápidamente, los capitales que entraron en la región podrían salir hacia Estados Unidos.

"Seguramente habrá un flujo neto de salida de capitales de los emergentes, pero con una intensidad muy desigual entre unas y otras economías", dijo a El País el consejero financiero y director del Departamento Monetario y de Mercado de Capitales del FMI, José Viñals.

Recordó que "el último experimento" de salida de capitales de mercados emergentes "lo tuvimos a finales de mayo de 2013 hasta unos meses después" (cuando el entonces presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke se refirió al desarmado de la política monetaria expansiva).

"Al principio esto afectó de manera bastante indiscriminada al conjunto de economías emergentes, pero conforme fue pasando el tiempo, los mercados empezaron a diferenciar entre aquellos en los que valía la pena volver —porque confiaban en lo que pasaba en esos países— y en aquellos otros donde no tenían esa seguridad", afirmó Viñals.

Para Werner, "en qué medida esta decisión de portafolio" de estar en América Latina se mantiene "en toda su magnitud" luego del proceso de normalización de condiciones monetarias en Estados Unidos o en qué medida una parte se revierta cuando ya no sea tan necesario buscar estos retornos más altos en otras geografías —y en un entorno en donde estas otras geografías no se ven tan bien en términos relativos como se veían antes— plantean un escenario en el cual haya un retorno parcial de capitales".

Werner dijo a El País que si la suba de tasas en EE.UU. "se da, en este contexto de manera normal y suave, los países están bien preparados para llevarlo a cabo".

"Los casos de Colombia, Perú, Uruguay, cuentan con un nivel de reservas muy, muy elevado, que pueden ser usados en una salida importante de capitales, cuentan con sistemas financieros sanos que si estas salidas llevan a aumentos de tasas de interés de largo plazo y movimientos cambiarios, tanto el sector financiero, como las familias, como las empresas lo pueden aguantar", agregó.

"Creo que los países cuentan con suficientes instrumentos para manejar esta situación. Pero, la probabilidad de que se dé, justifica que estemos preocupados, analizándolo y viendo cuáles serían las mejores combinaciones de política para reaccionar a diferentes eventos", concluyó Werner.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)