PREVISIONES OFICIALES

Primer ministro chino rechazó la idea de que sea demasiado "baja" la meta de crecimiento PIB del 2021 

"Caminar deprisa por un momento no significa que se esté caminando de forma constante", dijo Li Keqiang.

Una pantalla grande muestra al primer ministro de China, Li Keqiang, pronunciando un discurso en la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN). Foto: AFP.
Una pantalla grande muestra al primer ministro de China, Li Keqiang, pronunciando un discurso en la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN). Foto: AFP.

El primer ministro chino, Li Keqiang, defendió el jueves el objetivo del gobierno de lograr un crecimiento económico superior al 6% este año, afirmando que "no es bajo" y que las medidas no se relajarán drásticamente, con el objetivo de perseguir un mayor crecimiento.

El objetivo está muy por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban una meta de crecimiento superior al 8% este año.

Li dijo que el objetivo de este año es consolidar la recuperación económica de China, y que establecer objetivos de crecimiento muy diferentes de un año a otro sólo serviría para "perturbar" las expectativas del mercado.

"Caminar deprisa por un momento no significa que se esté caminando de forma constante", dijo Li. "Sólo con un paso constante seremos firmes en nuestros pasos".

"El año pasado no relajamos las medidas, ni realizamos la llamada flexibilización cuantitativa, y tampoco hay necesidad de un 'giro brusco' este año", dijo Li a los periodistas tras la clausura de la reunión anual del Parlamento.

En cuanto al objetivo del gobierno para 2021 de crear más de 11 millones de puestos de trabajo en las ciudades, Li dijo que esperaba que esa meta pudiera superarse, aunque la presión sobre el empleo sigue siendo importante.

"En la generación de puestos de trabajo, tenemos que dejar que el mercado desempeñe un papel fundamental, que es la protección de los puestos de trabajo mediante el apoyo a las entidades de mercado", dijo.

Los canales de financiación para las pequeñas y medianas empresas deben mantenerse abiertos, aunque los bancos sigan vigilando los riesgos de las deudas.

"Orientaremos a las instituciones financieras para que renuncien razonablemente a los beneficios, estabilizando al mismo tiempo los ratios de apalancamiento, para facilitar a las empresas la obtención de capital en un clima de disminución de los costes de financiación", dijo Li.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados